[Fantastic Fest] The Handmaiden.

(Advertencia: Esto lo pondré en todas las reseñas, así que sáltenselo si ya lo leyeron).

Bienvenidos a un nuevo reporte de las películas que vi en el Fantastic Fest. Iré posteando las películas que vi, en el orden en que las vi. Como verán el menú es bien variado, así que trataré de incluir toda la información que pueda de la película, contestando varios puntos que serán los mismos para todas las películas. Y para que entiendan cómo es el sistema, les contaré antes un poquito cómo funciona el Fantastic Fest. Todos los días que dura el festival se componen de cinco “rounds” en los que dan cinco películas distintas. Uno escoge qué ver llenando sus preferencias para cada round en la página web, y los cupos te los asignan al azar pero siguiendo tu orden de preferencia, para que todos alcancen a ver lo más posible. Es complicado y me costó entender cómo funcionaba, pero una vez que lo tienes es facilito. Por ejemplo un día yo llenaba todas mis preferencias y después veía qué me habían asignado. La mayor parte del tiempo tuve suerte, pero otras no y tuve que ver mi segunda preferencia… También pasó que a veces había dos cosas que realmente quería ver ocurriendo al mismo tiempo, y ahí tuve que decidirme no más. Ejemplo: Arrival, de Dennis Villeneuve. O Elle, de Paul Verhoeven. Pero Hermes, dirán ustedes, ¿cómo no escogiste esas películas? Fácil, una es un estreno de ciencia ficción que va a llegar a todas partes sí o sí, y la otra es la película que Francia mandará a los Oscars. O sea, también llegará a Chile sí o sí. ¿En cambio la película coreana sobre una japonesa lesbiana en el siglo antepasado del director de Oldboy? Probablemente nunca pueda ver esa película en el cine, al menos no muy pronto… También escogí otras cosas porque no me tincaba nada más, o porque fue la que me dieron no más y mala suerte. Ya ahora vamos con la película del día.

The Handmaiden
Título original: Algo en coreano, qué sé yo.

Qué onda.
Para mí esta película era obligación ir a verla porque es lo nuevo de Chan Park-Wook, el peliculasta que nos voló el traste con Oldboy y su trilogía de la venganza, Stoker, y cuántas más.

De qué se trata.
Como todas las películas de Chan Park-Wook, en esta película pasan setecientas millones de cosas y uno queda con la sensación de haber visto cinco temporadas de una teleserie cuática y a la hora de explicar de qué se trata, no sabe por dónde empezar. Igual trataré. Se trata de un par de estafadores coreanos que quiere estafar a una japonesa cuica y algo enferma que un viejo pretende desposar solo para afanarse el título nobiliario. El plan de los estafadores es que ella será la empleada de confianza de la comadre, y el otro la seducirá y se la llevará lejos para casarse con ella y quedarse con el apellido. Pero SORPRESA, la estafadora se empieza a enamorar de la comadre y siendo película de Park Chan-Wook no les conté ni los primeros diez minutos de película. Después vienen muchos giros, hartas cosas sorprendentes, y momentos en que el compadre de verdad me dio vuelta todo el mundo con una pura escena. Realmente pulenta.

Mi contexto personal.
Esta era una de las que más quería ver así, que estaba con así cada pepa y las nalgas apretaditas de emoción. Imaginen mi cara cuando el mismísimo Park Chan-Wook apareció a presentar la película. Dijo que después de Stoker (su película en Hollywood) amó la libertad de poder hacer The Handmaiden a su pinta, y sin las presiones gremiales gringas donde tiene que transar muchas cosas. También reconozco que amé haber visto esta película en una sala llenísima, con el sonido a todo chancho y subtítulos de distintos colores según el idioma que estuviesen hablando los personajes (cosa que en esta película es muy importante).

Veredicto.
Es increíble. Dentro de mi Top #5 de este festival, sin duda, y una película de Park Chan-Wook que se disfruta mucho más que las anteriores porque tiene mucho humor y no pasan cosas tan terribles como en todas sus otras películas. O sea, sí, pasan cosas que no se pueden creer, pero no son ni por si acaso los mazazos emocionales de sus otras películas donde uno quiere sacarse los ojos de puro sufrimiento. Acá pasan cosas malas, pero hay mucha esperanza, mucho humor, y mucho amor. A propósito, desde La vida de Adele que no veía escenas hot entre minurris tan pero tan hot, al punto que daba vergüenza mirar la pantalla y estar en una sala con doscientas personas viendo tanta carne en la parrilla. En otras palabras, es una película que lo tiene todo, y que en mi opinión se siente larga de lo épica y ambiciosa que es. Les juro, cuando pensé que ESTABA TERMINANDO, estábamos recién en el PRIMER TERCIO de la película, y me quedaba cualquier mandíbula por abrir todavía. No se la pierdan.

Recomendada para.
Si son fanáticos de Park Chan-Wook esta película es OBLIGACIÓN y habrá prueba coeficiente dos después de que la terminen, o se les revoca la licencia y tienen que devolver todos los DVDs de Oldboy. También la recomiendo a los que les gusten las buenas historias de amor no convencionales, y un poquito también a los fanáticos del Hentai (OMG). Ojalá llegue algún día a los cines chilensis, escúchanos Park Chan-Wook te rogamos.

Attachment

Leave a Comment