Póngale Play: El tráiler de Ju-On vs. Ringu. Sí, en serio.

Leí de esta película en Salon del Mal y no puedo creerlo. No sé si se acuerdan, pero hace algunos años hubo una explosión de algo que se conoció como el J-HORROR. En otras palabras: Horror Japonés. Películas que giraban más o menos todas sobre «fantasmas» de algún tipo, preferentemente con camisones, rostros pálidos y mucho, mucho pelo largo. ¿Se acuerdan de esta época? No fue hace tanto. Pero aparecieron Ringu y sus secuelas, el remake The Ring, Ju-On y sus secuelas, el remake The Grudge, una que se llamaba Dark Water. Incluso la tailandesa Shutter entra en esta categoría, diría yo.

Eran todas películas muy atmosféricas y sin mucha sangre, donde lo que más miedo daba era el talento de los peliculastas para asustar. Poniendo fantasmas en lugares improbables, con el uso del sonido (ese murmullo grotesco de Ju-On me sigue acosando en pesadillas), y básicamente vendiendo las películas con una imagen efectiva que no se te olvida más. Ejemplo: Sadako/Samara saliendo de la tele al final de El Aro.

Como todas las modas y tendencias terrorosas, el J-Horror se fue perdiendo del radar colectivo y ahora es básicamente un recuerdo entre los fans. Y aunque fueron un fenómeno bien rentable, en mi opinión están todavía lejos de alcanzar el nivel de ícono que sí alcanzaron, no sé, Freddy o Jason. Por decir algo. Bueno pues da lo mismo, porque en esta cultura del pastiche y la mezcla y los universos expandidos, los japoneses tuvieron la brillante idea de hacer una película donde pelean los dos principales espíritus chocarreros de Oriente: Sadako (de Ringu) y Kayako (de Ju-On). Y muero por ver esta ridiculez.

Piénsenlo: Son los dos espíritus vengadores. Los dos son prácticamente «virales» (Sadako necesita un VHS y la otra moradores en inmuebles). Las dos son páliduchas de pelo largo que aparecen en momentos inoportunos. ¿De qué se trata esta película? Si yo tuviera que escribirla (lo haría gratis), se trataría de una comadre que se encuentra el VHS maldito de Sadako. Tiene siete días para sacarse la maldición, y en su investigación se encuentra con otra leyenda urbana de fantasmas: La de Kayako. Después de varios sustos que dan lo mismo, la comadre llega a la casa y encuentra a sus moradores completamente aterrorizados con todo lo que Kayako (y el cabro chico) los ha penado. Esta comadre los convence de dejarla vivir ahí una semana, convenciéndolos de que invocando a Sadako, habrá dos fuerzas que lucharán. Los compadres aceptan, por lo que la película dura una semana de terror: Kayako penando non-stop hasta la llegada de Sadako. Ahí, siguiendo la tradición de Godzilla, uno de los personajes dice: LET THEM FIGHT. Y al final queda la zorra. Por supuesto que hay personajes secundarios para que mueran durante la película, y también un cabro chico idiota que ve el VHS sin que nadie se dé cuenta, tirando la balanza para el lado de Sadako. Al final los dos espíritus pelean en el pozo original donde murió Sadako (obvio) y Sadako termina llevándose a Kayako a las profundidades del inframundo… Sin darse cuenta de que el espíritu del niño blanco (hijo de Kayako) se transformará ahora en un espíritu aún más enojado que ellas dos. (Esto es para dejar abierta la secuela). ¿Qué les parece? Yo opino que esta película que acabo de inventar es filete. Ojalá la que sí hicieron esté a la altura, vean el tráiler:

Leave a Comment