¡Leave George Lucas ALONE!

Yo entiendo la rabia, no crean que no. Cuando se estrenó Star Wars: Episodio I, La amenaza fantasma yo fui de los que se levantó temprano para hacer la fila para la pre-venta de la pre-fila del pre-estreno del tráiler. Yo fui –n.,mnba¡’7642 de los que corrió cuando abrieron las puertas del cine, y de los que sintió felicidad verdadera cuando tuve la entrada en la mano. No le di besos a la entrada ni me tiré de rodillas mostrándosela a los cielos como otros nerds que vi, no, yo tengo mi dignidad, de dónde que yo soy nerd, nerds son los otros.

La cosa es que ahí estuve, feliz, entregando mi alma en bandeja solo para que George Lucas la tomara y la hiciera sashimi usando el sable laser doble del Darth Maul para luego dársela de comer a Jar Jar Binks, mientras el cabro chico Vader lloraba midiclorians construyendo a Tripio en la esclavitud (metáfora). Lo que estoy tratando de decir es que como a todos los fans de Star Wars del planeta (la galaxia), George Lucas me rompió el corazón en mil pedazos, generando esa reacción en cadena que dura hasta el día de hoy.

Odiamos a George Lucas.

No solo nos hizo alucinar esperando décadas por lo que terminó siendo La amenaza fantasma, sino después siguió embarrándola con El ataque de los Clones y (la menos mala) La venganza de los Sith. La onda expansiva de odio fue tan grande que empezamos a odiar las Ediciones Especiales como nunca antes. Se nos olvidó incluso la felicidad que sentimos al ver esas películas re-estrenadas en el cine por la rabia de querer volver a las originales. ¿Y quién se empecinaba en negarnos las versiones no-intervenidas? El mismísimo Anticristo, George Lucas. ¿Es que solo piensas en el dinero? Con razón te llamas Lucas, jajajjaja.

Hace poco se estrenó el segundo teaser de Star Wars The Force Awakens y yo fui de los que lloró cuando apareció Han Solo con Chewbacca al lado. De sopetón se me borraron los años de odiar las precuelas y de sentir vergüenza por ser fan de Star Wars. Cuando Han Solo le dice a Chewbacca que “estamos en casa”, yo casi sentí que me estaba hablando a mí. Sí, estamos en casa, donde siempre hemos querido estar, amando Star Wars de nuevo. Lo mejor que le pudo pasar a Star Wars es que George Lucas decidiera hacerle honor a su apellido vendiéndosela a Disney, por una cantidad de millones de dólares tan astronómica que el cheque lo tuvo que escribir Dostoyevski. Ahora por fin podemos olvidarnos de George Lucas y que se vaya lejos a su isla privada, a jugar al tornado millonario en su mansión de oro con mayordomos robots, etc. Chao, George Lucas. Con razón no lo invitan a ninguna convención de Star Wars.

Pero saben qué, voy a dar un giro en 180º porque tenemos que ser justos. George Lucas no se merece toda esta mala onda, y deberíamos empezar a respetarlo un poco más. Es lo que haría un maestro Jedi. Solo un Sith piensa en absolutos, y el asunto George Lucas no es tan blanco y negro como parece.

Lo primero es lo primero: Las pre-cuelas son lo peor. Parecen hechas por alguien que no entiende todo lo que hace grande a Star Wars. El compadre claramente se fue al chancho y al no tener a nadie que le dijera que no se mandó mil condoros que nos van a doler para siempre. Pero no se nos puede olvidar que este compadre fue el que tuvo Star Wars en la cabeza antes de que existiera Star Wars.

“El problema es que nadie le dijo que no”, lo escribí ahí porque es una queja que siempre le escucho a los nerds desencantados con las precuelas. Y es verdad, el compadre hizo lo que quiso, con todos los millones de dólares del mundo. Se engolosinó con los efectos especiales computarizados y contó una historia que a él le llamaba mucho la atención. Como ya no era un joven soñador pegado con los seriales espaciales a lo Flash Gordon, ahora eran otras las cosas que quería contar. Ahora era un señor padre de familia, abuelo incluso, dueño de una empresa multinacional muy parecida a un imperio galáctico. Obviamente lo suyo esta vez iban a ser los tratados de comercio, las reuniones eternas, y sesiones del congreso. Como ya estaba lejos de su infancia se mandó un personaje cabro chico que no le importa a nadie, y como ya es un señor (gordito y sedentario por lo demás), optó por llenar sus películas de escenas con personajes caminando o sentados frente a pantallas verdes, en vez de pararse de la silla para ir a locaciones reales a armar secuencias emocionantes con acción vertiginosa. ¿Son buenas estas películas? Nica. ¿Está en su derecho de hacerlas? Obvio que sí.

Porque algo que no recuerdan los nerds, es que antes de Star Wars, a George Lucas todo el mundo le dijo que no. Si han leído un mínimo sobre el making-of de la trilogía original, entonces saben que absolutamente NADIE en el mundo le tenía fe a este proyecto. Los estudios no estaban ni ahí con la ciencia-ficción ni con las películas más juveniles. Para ellos estos productos eran de nicho, y muy baratos. Es cierto que había sagas, como la de El Planeta de los Simios por ejemplo, pero en ese momento no eran grito y plata sino al contrario. Cada vez que hacían una nueva Planeta de los Simios los compadres les metían menos presupuesto, y para ellos era un cacho. Vendían uno que otro juguetito, pero chao. Y ahí llega George Lucas, convencido de que tenía que sacarse Star Wars de la cabeza y mostrársela al mundo.

Y aunque finalmente le dijeron que sí y le aprobaron un presupuesto (mucho menor que el que necesitaba), ni siquiera ahí le tuvieron fe a Star Wars. Hay leyendas que cuentan que el equipo técnico odiaba el proyecto, que lo encontraban charcha y que estaban seguros de que fracasaría. Y cómo culparlos si no tenían la visión ni la imaginación de George Lucas para llenar todo lo que faltaba. Imagínense estar en ese set y que llegue un físicoculturista con un traje negro con casco de bacinica, que no tiene esa voz bacán, ni esa música, ni esos sonidos futuristas.

Vean este video y cachen las escenas sin sonidos, ni la voz pulenta, ni la música:

[youtube:https://www.youtube.com/watch?v=YSm9DDxQv8E]

O vean esta otra ridiculez:

[youtube:https://www.youtube.com/watch?v=Tj-GZJhfBmI]

Aunque hoy día nos cueste admitirlo, nada sería lo mismo sin George Lucas. El que el compadre haya sido capaz de imaginar Star Wars en un mundo donde no existía tal cosa como Star Wars debería darle respeto nerd suficiente de por vida, con los condoros o sin ellos. Es cierto que nos arruinó la infancia con las precuelas, pero gracias a él teníamos algo que arruinar en primer lugar. Ah, ¿y supieron que donó TODOS los millones de dólares que le pagó Disney por Star Wars?

Sin George Lucas, no habría Han Solo, ni Chewbacca, ni tendrían un “hogar” al que volver al final de ese teaser que nos hizo llorar. Yo creo que ya lo hemos odiado lo suficiente, así que empecemos a aplaudirlo tanto o más que a J. J. Abrams. Invítenlo a las convenciones de Star Wars y recuerden quién es el papá mono que lo empezó todo. Que no se muera sintiendo el odio nerd, porque no se lo merece. Yo te apaño, George Lucas. Que la Fuerza esté contigo.

(Originalmente publicado en El Definido)

12 Comments

    • Rodrigopro
      4 mayo 2015

      Maese, no se si es para tanto pienso que la reflexión que hace es válida y quizás un tanto acertada pero de que nos mato, nos mato con las precharchascuelas. Es un echo y de que se merece algo más de lo hay también es real. Saludos

      Reply
    • natii
      4 mayo 2015

      ¿Hace cuanto que Hermes no escribía en Zancada? No puedo creer que esa sea la voz de Chewbacca jajjaja. Parece que estuvieran matando a un pájaro. Por suerte cambiaron esos detalles.

      Yo nunca odié a Lucas, sus precuelas tal vez no fueron la fox, pero nos hizo feliz con las otras. y además debo reconocer que me gustó la tercera peli de precuela. Aun recuerdo dónde me senté en el cine y con quién fui a verla. Tengo bonitos recuerdos.

      Reply
      • natii
        4 mayo 2015

        Quise decir, no escribe en Zancada?

        Reply
          • natii
            4 mayo 2015

            Aaag, fue un derrame cerebral. Estaba leyendo tanto zancada como Flims. y en Zancada también apareció un post de Star Wars y ahi la confusión. Pensé por un momento que habías vuelto a escribir en Zancada.

            Neurona dispersa.

            Reply
    • Outsider
      5 mayo 2015

      Muy de acuerdo con tu opinión Hermes.
      Yo no comprendo como a los nerds les molestan tanto las precuelas, si lo que Lucas hizo en ellas es casi tan admirable y visionarias como lo que hizo con las originales…
      Un poco mas de efectos le puso, pero creen que si esos efectos no hubieran estado disponibles cuando creo la trologia original?? Los hubiera usado, y mas tontamente. Y Starwars hubiera sido un amasijo CGI sin sentido, como avengers o Scooby Doo.

      Si a los nerds les molestan las precuelas es simplemente porque son Nerds…

      Ahora a esperar lo que viene, que ojala no sea otra historia de amor sosa y aburrida donde hay un elegido que salva la galaxia y final feliz.

      Reply
      • Outsider
        5 mayo 2015

        Dice: pero creen que si esos efectos no hubieran estado disponibles cuando creo la trologia original?? Los hubiera usado

        Debe decir: pero creen que si esos efectos no hubieran estado disponibles cuando creo la trologia original no Los hubiera usado??
        Si los hubiera usado,

        Reply
    • Alexandra
      6 mayo 2015

      Cabros, amigos, diré algo muy odiable: Cuando Han Solo le dice a Chewbacca que “estamos en casa” olvidé cualquier resentimiento y abracé mi ñoña interna <3 Wn, paz, amor y sentémonos a ver las peículas antes de llorar como los amiguitos que se siguen quejando porque el tío Ben será Batman <3

      Reply
    • Carlos Agusti Carrasco
      8 mayo 2015

      Yo vi la amenaza fantasma en el cine cuando chico, sin cachar mucho las películas anteriores, aparte de saber que eran leyenda, y me gustó, no la encontré perfecta, incluso me confundió bastante la trama, pero me produjo cosas y la fui a ver de nuevo… no se, pienso que la primera trilogía tiene bastante merito técnico, ya que Lucas las hizo solo contra el mundo, merito que la segunda trilogía, que hizo con todo a su favor, no tiene… pero aparte de eso no hay mucho más que haga taaan inferiores a la amenaza fantasma y compañía, tomando en cuenta que por ser precuela el factor sorpresa estaba mucho mas limitado y la trama más predecible.

      En todo ámbito de cosas la gente tiene una fascinación por los 70-80, pierden la objetividad, y eso se acentúa más tratándose de ñoños, así que me gustaría saber como hubieran sido idealmente esos episodios en la mente de un ñoño duro de star wars… seria interesante.

      Otra cosa, ahora todos salen a exaltar a JJ Abrams, quien lo hizo bastante bien con Star Treck, pero que aún así no es garantía de calidad, sobre todo con un publico tan exigente y apasionado, así que yo no pondría mis expectativas tan arriba, sobre todo después de ver a ese Harrison Ford disfrazado, que onda?, han pasado mas de 20 años y el personaje se sigue vistiendo y quizá comportando igual, más encima con las mismas amistades?? … que no ira a mostrar cuando salga Leia entonces… peligroso eso y me hace recordar la calavera de Cristal 😛

      Reply
    • Juan
      14 mayo 2015

      lo que Gorgito construyo con las 3 primeras de StarWars es demasiado potentes para opacarlo, minimizarlo o lo que sea que implique reducirlas con lo que vino despues por muy malas o menos malas que hayan sido …. esas pelis estan en la categoria GOD … son indestructibles y el que las creo también … asi que Gorgi … Brother … que la fuerza te acompañe forever !!!!!!!!!!!!!!! y hasta el fin de los tiempos

      Reply

Leave a Comment