Calvario.

¡Actualización! ¡CONCURSO CERRADO! Ganadores: TODOS. No, no es metafórico. TODOS LOS QUE CONCURSARON GANARON. Lean el último comentario para informarse. ¡Gracias cabros!

Los curas. Qué personajes más maestros ah. Lo que sí, advertencia. No estoy hablando de los curas de la vida real (todavía). Estoy hablando de los curas como personajes de ficción. Son maestros porque vienen con el drama incluido. Unos pobres compadres que decidieron dedicar toda su vida a un ser superior que nadie sabe con certeza si existe (sorry pero es verdad), y que hacen lo posible por ayudar a la gente que anda perdida espiritualmente. Son admirables, y en las películas casi siempre son nobles.

La primera vez que tuve consciencia de los curas fue cuando vi El Exorcista en mi infancia, así que para mí siempre fueron unos héroes. Cómo en esa película el Padre Karras lo pasa mal porque es pobre y porque la mamá se le muere, cómo es tan científico para diagnosticar a Regan Teresa pese a ser un hombre de religión, y cómo pese a todo eso termina dando su vida por esta péndex millonaria que ni conoce, es algo que siempre me llegó a lo más hondo de mi alma sensible. Si este compadre no es un héroe, no sé quién lo es.

Lamentablemente esta imagen heroica de los curas no me duró mucho. Poco tiempo después de que vi El Exorcista en la tele, cuando yo estaba dispuesto a aplaudir a cualquier cura que viera en la calle, el de la iglesia de mi barrio me dejó plop y con crisis de fe a mis tiernos once (11) años. Resulta que no me quiso aceptar como candidato a la primera comunión porque mis papás estaban separados y solo uno de ellos podía ir a las “reuniones”. Me acuerdo de mi pobre vieja alegándole al cura, y él ahí diciéndole que a su iglesia no entraban hijos de padres separados, delante de mí, sin ningún tacto y con la peor de las malas ondas. ¿Qué le había hecho yo a ese cura para decirme eso? ¿Y por qué Dios no quería a mis papás, si separarse no era nada malo? No solo se perdieron a un cliente nuevo (yo), sino que perdieron uno antiguo (mi vieja), porque fue la última vez que vi a mi mamá preocupada por participar en algo en la iglesia de su barrio, y no fue nunca más ni a misa.

Yo sé que hay curas que han hecho cosas mucho peores que esa (todos lo saben), pero el cura héroe se acabó para mí. Seguía amando al padre Karras y su sacrificio, seguía emocionándome con la bondad del padre Merrin, pero para mí todo eso pasaba en las películas no más. El cura de mi iglesia no solo me prohibió hacer la primera comunión en su iglesia, sino que probablemente no se habría sacrificado por Regan tampoco, porque ella también era hija de padres separados. Y así fue como a partir de ese día vi a todos los curas buenos como personajes de ficción.

También sé que ese es un prejuicio terrible, lo juro. Pero no puedo evitarlo. Cada vez que escucho la noticia de un cura malo pienso “No hay sorpresa aquí”. Y cuando escucho de un cura bueno, pienso “Es bueno… por ahora”. Con una duda apestosa clavada en la ceja levantada.

Quizás por eso me gustó tanto la película La duda, que se trataba de un cura todo buena onda que era imposible no querer pero que después de una pura acusación quedaba la grande y nunca nadie más sabía qué pensar del compadre. Bueno hay personas que sienten eso por toda esa institución, lo cual debe ser increíblemente penca para aquellos miembros de esa institución que sí tienen buenas intenciones, que sí quieren ayudar a la gente que lo necesita, y no sé.

Toda esta tremenda y personal vuelta (sorry) es para hablarles de la película Calvario, que se trata precisamente de eso. De un cura que en LA PRIMERA ESCENA DE LA PELÍCULA recibe una amenaza de muerte, de parte de un miembro de la iglesia que fue abusado cuando niño, y que vio su vida arruinada por uno de los curas malos. El problema en este caso es que el cura protagonista es uno de los buenos. Como el padre Karras. Igual que Damien, no es perfecto el compadre. Es caído al litro, es malas pulgas, y se nota que no soporta al millonario del pueblo, ni a los curagüillas que le sacan en cara su alcoholismo, ni a su colega cura que es más pajarón que los perros nuevos. Pero no se merece la amenaza de muerte, eso es seguro, ni siquiera se merece la mala onda que le tira un compadre solo porque el loco intercambió dos frases con una niñita en la calle.

Se nota que al cura este le carga todo eso, pero lo entiende. Entiende que la gente desconfíe de él, y va por la vida con la resignación de un compadre chato de ser el representante de la “fe” en un mundo que no tiene fe. Mal. Y para empeorar su situación esta película transcurre en Irlanda, el país del mundo donde la iglesia ha dejado la grande más veces en toda la historia, si no pregúntenle a Sinead O’Connor y a Philomena.

Me dolió Calvario, cabros. Me hizo pensar en todas estas cosas que les escribí aquí, y además me dio una película filete, increíblemente bien escrita y bien actuada con tremendos personajes y conflictos de aquellos. No es de explosiones ni de superhéroes (spoiler), pero sí tiene un montón de cosas que todos los fanáticos de las buenas películas van a apreciar, partiendo por lo maestro que es Brendan Gleeson. Para muchos el señor es un profesor de Harry Potter, pero para mí siempre va a ser el personaje de 28 Days Later con peor suerte en el universo. El compadre está feliz siendo el papá de la pobre niñita hasta que le cae una gota de sangre infectada EN EL OJO. ¿Cómo te quedó el ojo, Gleeson? Pésimo te quedó. Sorry. También actúa en In Bruges con uno de los personajes más nobles que han existido en la pantalla, y este cura de Calvario le hace la competencia pesado. (Trivia: In Bruges fue escrita y dirigida por el hermano del escritor y director de Calvario, hay talento en esa familia, opino). También actúa el amigo pelmazo de Shaun of the Dead, el loco de The It Crowd y Bridesmaids, y la colorina de Flight (Jessica Chastain de los Pobres), así que elenco no les falta. Me gustó Calvario y yo creo que también les va a gustar a ustedes. Seiscientos millones cuatrocientas quince mil estrellas y un Karras Award a Brendan Gleeson, por maestro.

¡CONCURSO MAESTRO!

Tengo ENTRADAS DOBLES para ir a ver Calvario a partir del estreno este jueves 04. Los que quieran escríbanme un comentario (NOMBRE Y APELLIDO, acuérdense) y díganme por qué quieren las entradas. El viernes damos los ganadores, aquí el tráiler para que se inspiren.

[youtube:https://www.youtube.com/watch?v=k8kq56sUWWo]