ODT: Horns.

Aquí en Flims le prendemos velitas al director Alexandre Aja, porque es maestro. Desde sus primeras películas viene haciendo clases con el terror gore ultraviolento y dando cátedra sobre la crueldad oscura con humor negro y preparando para la PSU con la ironía sangrienta etc. Seco. De verdad para mí el remake de The Hills Have Eyes y Piraña 3D son de las mejores nuevas películas de terror que se han estrenado en los últimos años, y el loco es para mí el más bacanoso de los del “Splat Pack”. En otras palabras, estaba ansioso por ver esta película Horns (2014), su primera adaptación de una novela (creo) que más encima escribió el hijo de Stephen King. O sea, en esta película está la nueva generación terrorosa en gloria y majestad.

Se trata de Harry Potter Cornelio, un compadre que vive en un pueblo muy chico típico de Stephen King donde están todos enojados con él porque es el principal sospechoso de la muerte de su polola. Él insiste que estaba más enamorado que nadie, y que es inocente, pero un día de la nada le crecen dos cuernos de carnero que reconozcámoslo, están a toda raja, y el compadre descubre que tiene poderes. Todos los que están cerca de él de pronto sienten la necesidad de decir la verdad, y hacen cualquier cosa que él les diga. ¡Cuático! Más adelante también empiezan a aparecer serpientes que le hacen caso como si el fuese el Flautista de Happening, y etc.

La gracia es que hay un montón de flashpacks que de a poco van reconstruyendo la historia y saltando entre la infancia de los personajes y lo que pasó antes del asesinato. Como en todas las cuestiones desde Twin Peaks además, se van descubriendo detallitos de la polola muerta que hacen creer que la comadre en verdad no era tan inocente palomita, y que hasta los más piola en realidad son sospechosos.

Lo primero que tengo que decirles cabros es que está película me entretuvo así pero caleta. Creo que no tiene ni una sola escena en que no esté pasando algo entretenido y/o sorprendente y eso se agradece. También se agradece que todos actúen bien y se crean tanto el cuento, porque ayuda. El papá de Harry Potter Cornelio por ejemplo es el mismo señor que hacía de papá de Dexter, y la escena en que el viejo le reconoce que amaba a la muerta más que a él es la zorra. Igual el papá de la muerta que no es otro más que el pelmazo ese que repartía el virus en 12 Monos. También era el papá de Jodie Foster en Contacto.

No he leído la novela pero se nota el origen por todos los personajes secundarios y lo “grande” que se siente el pueblo chico, todo lo cual tiene una onda muy Stephen King como ya les dije. Los flashpacks de los cabros chicos haciendo maldades ellos solos también ayuda, y todo es muy It Payaso Asesino Cuenta Conmigo Dreamcatcher. Pero saben qué nombrar esas cosas es ponerle mucho a la comparación, incluyendo Dreamcatcher, porque todas esas películas terminaban en enfrentamientos muy importantes donde quedaba la grande y esta película no va para allá. Es mucho más piola en su desarrollo y su final, y no sé si me gustó tanto. Me entretuvo mucho, me sorprendió y no dejé de mirar la pantalla, pero la historia se siente un poco al lote, con un montón de cosas que pasan porque sí.

SPOILERS.

Todo el rollo de los cuernos, y el loco transformándose en demonio. Me encantó cómo uno iba descubriendo las reglas, y el por qué el compadre de Social Network no los veía, o por qué no le afectaba el poder. Me gustó que todo fuera como la liberación de un demonio nacida del amor y todo, pero le dan tanto al misterio que esperé una explicación más concreta y no la tuve. Eso da lo mismo, porque igual cumplió, pero sí me dio la sensación de que se desinflaba un poco. Y a propósito de cosas que sí me gustaron, aplausos por haber dejado a la comadre limpia y angelical. Pensé que iba a ser la típica en que la asesinada en realidad andaba con muchos locos y era promiscua y por eso la mataron, pero acá me hicieron creer eso para después demostrarme que todo era amor verdadero, y que la comadre en verdad era la polola perfecta. Rodeada de pelmazos y de mala suerte, pero perfecta. Este corazoncito sensible se enterneció, hay que decirlo.

FIN DE LOS SPOILERS.

Tengo que decir también que de las películas de Alexander Aja esta queda bien atrás. Es tan teenager en sus temas y sus conceptos y sus tonteras, que no puedo creer que sean del mismo compadre que le puso una pistola en la cara a una guagua en The Hills Have Eyes, o que agarró a los adolescentes más carreteros pelmazos y los transformó en una carnicería en Piraña. Es verdad que esta tiene hartos momentos en que uno se arruga de horror, incluyendo el escopetazo maletero que le llega en la cara a un pobre gil, pero es mucho más parecida en tono a algo como Jennifer’s Body que a High Tension, me comprenden. Igual me gusta que abra su abanico de talentos (metáfora) y que haga cosas nuevas, pero se demoró tanto con esta película que quería que la rompiera más todavía, y en verdad no.

También hay que aplaudir a Harry Potter Cornelio porque el loco le pone todo el empeño del mundo, y encuentro filete que después de actuar en una de las sagas más populares de la historia, el loco escoja el terror y la fantasía como su campo laboral predilecto. Y The Woman in Black era filete. Buena, Harry. Expertus Películus.

Así que en resumen una muy entretenida película con cosas sorprendentes y más calidad en las actuaciones y los personajes de lo que uno está acostumbrado a ver. Un flim menor en la carrera de Alexander Aja pero nada para indignarnos con el compadre y darle la espalda. Doscientos millones ochocientas mil veinticuatro calabacitas y un Gandalf Award a Harry Potter por quedarse en el mundo mágico.