9 motivos de por qué Los Guardianes de la Galaxia es increíble

Como muchas personas en el mundo fui a ver Los Guardianes de la Galaxia, la nueva película de Marvel Studios. Y como muchas personas en el mundo también, la amé. Es una película de aventuras espaciales muy en la onda Marvel, pero con el factor superheroísmo reducido a un nivel muy piola, donde lo más importante no es contar el origen de ningún superhéroe pulento, sino más bien mostrar un grupo de compadres que más o menos por coincidencia terminan enfrentándose a la encrucijada de si salvar o no la galaxia, y los compadres escogen salvarla, por lo que son una especie de, no sé cómo decirlo, defensores del universo o algo así.

En un intento por explicar por qué me gustó tanto esta película les hice esta lista, a ver si se animan a verla por si no les tincaba, o para conversar con los que ya la vieron. Y ya, vamos al grano. Aquí están mis motivos por qué esta película me gustó tanto.

1. Por el humor.

Todas las películas Marvel tienen humor y uno lo pasa bien con todas. Pero si Marvel fuera un colegio,Guardianes de la Galaxia sería el payasito del curso. Incluso comparada con The Avengers es mucho más graciosa, y tiene una vibra muy Futurama y muy The Hitchhiker’s Guide to the Galaxy. He escuchado que la comparan con StarWars, pero a mí me recordó más a esas otras. ¿Mi chiste favorito? Cuando Star Lord le muestra a Drax lo que el otro fue a recuperar y Drax le dice, desganado, “Eres un imbécil”. Premio a los peliculastas por darle el mejor chiste con el mejor timing y la mejor actuación al luchador que no es actor profesional. Maestro.

2. Porque los personajes son losers, como uno.

A diferencia de los otros superhéroes que tienen el poder del suero milagroso (Capitán América), el poder del dinero (Iron-Man) o el poder de la cabellera fabulosa (Thor), los Guardianes de la Galaxia son unos compadres muy normales con sus dramas y defectos. El protagonista es un terrícola simpático que podría ser amigo de uno, el Mapache es un resentido malas pulgas, la comadre tiene los medios rollos con su viejo, Drax no entiende los chistes y el Bárbol siempre sufre porque los enamorados quieren tallarle un corazón en la espalda, o los de la municipalidad lo quieren decapitar o qué sé yo. El punto es que son todos mucho más cercanos y queribles que Los Vengadores o La Liga de la Justicia, y están más cerca de Los Magníficos o Los 12 del Patíbulo o Los Cazafantasmas. Buena, perdedores.

3. Porque es una sola película.

No estoy senil ni estoy hablando pescás. Hay que aplaudir que Los Guardianes de la Galaxia sea una sola película, porque hoy en día todo son sagas y primeros capítulos y promesas a largo plazo. Bueno este flim demuestra que igual se pueden hacer películas redonditas que te cuenten el origen de los personajes y al mismo tiempo te cuenten una aventura completa. Nada de películas individuales para cada personaje hasta finalmente juntarlos en una aventura. Se puede hacer a la antigua también.

4. Por Chris Pratt.

Para muchos de nosotros Chris Pratt era el guataca loser chistoso de Parks and Recreation. Pero de pronto empezó a aparecer en películas de verdad como Zero Dark Thirty o como la voz de Emmet en The Lego Movie. Bueno, para esta película adelgazó y sacó los medios músculos, pero siguió siendo el compadre gracioso al que uno le tiene buena, así que estamos ante una nueva clase de héroe de acción: El musculoso hot loser que te hace reír. Este compadre va a llegar lejos, acuérdense de mí.

5. Porque tiene un mapache que habla. (Y no es el mejor personaje de la película).

Rocket Raccoon es un mapache delincuente que anda en dos patas y es increíblemente malas pulgas. Se supone que es el resultado de unos experimentos de laboratorio en que lo hicieron más inteligente, así que el compadre es básicamente César de El Planeta de los Simios, pero en vez de empezar una revolución, decidió viajar por el espacio y delinquir. Con metralletas. Lo mejor de todo es que teniendo este personaje en el grupo, igual se tomaron el tiempo de inventar otros compadres tan o más entretenidos que él. Como Drax el Destructor, que es un asesino vengador que no puede entender ningún chiste, o como las minocas alienígenas que odian a su viejo. Imposible aburrirse con esta película. ¿El mejor personaje de todos? Yo creo que:

6. “I am Groot”.

I am Groot: I am Groot. ¿I am Groot? ¡I am Groot! (I am Groot). I. Am. Groot.

7. Por los pequeños momentos de gran importancia.

Aunque es una película de aventuras espaciales con naves, rayos láser, gemas del infinito que destruyen planetas y batallas donde no quedan edificios parados, Los Guardianes de la Galaxia se toma la molestia de mostrarnos pequeños momentos de gran importancia que le dan peso a los personajes y hacen que uno los sienta más reales. Momentos como Groot dándole una flor a una niñita que va pasando, o como el Mapache malas pulgas recibiendo un cariño de perrito por parte de Drax. También está el monstruo ofendido que dice “Te odio”, o el otro flaitongo que lamenta la pérdida de su cuchillo. Todas esas cosas podrían no haber estado, pero están, y en esta época de explosiones y efectos especiales se agradecen más que ninguna otra cosa.

8. Por Zoe Saldana.

Entre StarTrek, Avatar y esta cuestión, Zoe Saldana debiera candidatearse para ser la reina de todos los nerds. Siempre le pintan la piel y la disfrazan, pero lo maestra no se le quita con nada. Quédense con su Scarlett Johansson, yo quiero que me patee el trasero la Zoe Saldana.

Y finalmente…

9. Por la música.

Puede que esto a ustedes les dé lo mismo, pero la banda sonora de Los Guardianes de la Galaxia es increíble por tres grandes motivos. Uno, está integrada a la trama de la película. Así es, no es un capricho de los peliculastas, ni es música puesta porque sí. Si escuchamos canciones es porque el protagonista las escucha, y eso hace que se sienta más natural y más de verdad. Dos, porque las canciones son buenas. No lo nieguen, son filete. Se supone que el compadre es un niño de los ochentas, pero la música tiene cosas setenteras, y harto soul y la cacha de la espada. Un agrado. Y tres, porque nunca habíamos escuchado este tipo de música en una aventura espacial onda StarWars. Yo no sé a ustedes, pero a mí ver persecuciones galácticas con este tipo de música de fondo fue algo que nunca había visto, y que me hizo sonreír mucho. ¿El compadre flotando en el espacio con la canción de la piña colada? ¿O la primera vez que aparece el título de la película? Un placer.

Pero lo que más me gustó del uso de la música en esta película, fue la idea que se me ocurrió viéndola: ¿Qué pasa si la Tierra es el único planeta en todo el universo donde existe la música? ¿No nos transforma eso en uno de los planetas más grosos del universo? Yo creo que la película apoya esta idea, por la manera en que todos reaccionan a la música. No solo el alienígena ese que le roba el Walkman al compadre, sino que todos. La comadre, el malo cuando le bailan, y obvio, esa imagen de Groot del final. Según Encuentros Cercanos del Tercer Tipo la música es el lenguaje universal del espacio… Pero me gusta más la idea de que somos la única especie que la inventó, y que somos el único lugar del universo donde existe. Bonito, ¿verdad?

Y solo por eso, ya quiero mucho a Los Guardianes de la Galaxia. Buena, Marvel.