Nunca lo vi venir: Los famosos “plot-twists”

(Esta columna apareció en El Definido, el día 18 de julio)

Les voy a contar una historia. Una vez estábamos con mis primos en la playa y por Facebook supimos que se había muerto una profesora de mi Primo Feto. No se preocupen que no es trágico porque era la profesora de matemáticas.

La cosa es que con mi primo Jano decidimos convencer a mi Primo Feto de que la profesora de matemáticas llegaba a penarlo, así que empezamos a asustarlo escribiéndole ecuaciones en el espejo empañado de la ducha, o las tablas de multiplicar en las sábanas con kétchup y también, cuando se quedó dormido en la playa, le escribimos “3.8” con bloqueador en el pecho (su promedio en matemáticas) para que pensara que la profesora muerta lo estaba calificando desde el más allá.

Una noche decidimos darle el golpe de gracia y bajamos unas fotos de la profesora al iPad de mi primo Jano. Pusimos una de la cara de la profe a pantalla completa y dejamos el iPad escondido en el gorro de una chaqueta, adentro del clóset. Era como si la profesora de matemáticas estuviera ahí mismo adentro del clóset, sonriendo desde el infierno.

Muy chistosa la broma no digan que no. De pronto mandamos a mi Primo Feto a buscar toallas y preparamos el celular para grabarlo y subirlo a YouTube, pero cuando abrió el clóset, el compadre ni siquiera reaccionó. Se quedó parado, en silencio, inmóvil y empezó a sonreír. Entonces nos dijo: “¿Creen que es muy bonito reírse de los muertos?” y a nosotros se nos heló la sangre. “Muy bonito” era lo que esa profesora de matemáticas siempre decía, y cuando el Feto se dio vuelta, no era el Feto, era la profesora de matemáticas que había venido a buscarnos a nosotros. The End.

Bueno aunque les cueste creerlo, esa historia es inventada y nunca pasó (sorry), pero quería darles un ejemplo de lo que en las películas se conoce como “Plot Twist”, o “Giro inesperado en la trama”. Ustedes saben, cuando una película se manda una sorpresa cuática justo antes del final, que cambia todo lo que pasó para atrás y nos deja para dentro. Muchas veces el “Plot Twist” es tan brígido que se transforma en lo único que uno recuerda la película, y como siempre están al final, uno sale feliz de la película, aunque haya sido como el forro.

Me acuerdo que me pasó con La huérfana. Spoilers. Era la típica película de una péndex satánica que torturaba a su familia siendo asesina pero a la vez haciéndose la inocente. La gracia es que cerca del final se descubre que la comadre no es una niñita, sino una mujer adulta con una extraña enfermedad que la hace parecer niña. ¡La raja! De pronto toda la inteligencia, crueldad y sadismo de la cabra chica tenía sentido, y era algo completamente nuevo que no habíamos visto nunca.

Y bueno, como esta semana se estrena El planeta de los simios: Confrontacióncuya película original tiene uno de los Plot Twists más brígidos e inolvidables de la historia, decidí hacerles una lista con mis 9 Plot Twists Favoritos de Todos los Tiempos.

Obviamente spoilers de las películas en cuestión, así que si no quieren saber lo que pasa, sáltense la descripción. Vamos viendo.

9.- Fight Club (1999).

Esta película es increíble, con o sin Plot Twist. El giro es cuático en todo caso: El personaje del narrador y el de Tyler Durden son la misma persona. El compadre tenía doble personalidad, y todo el rato hemos estado viendo a un demente interactuar consigo mismo. Le da todo el sentido y hace que los últimos diez minutos de película sean un mind-fuck de aquellos. Increíble. Gracias a Fight Club me acuerdo que salieron un montón de películas más charcha en que al final se descubría que dos personajes distintos en realidad eran la misma persona: Haute Tension, La Ventana Secreta, Hide and Seek, etc. Pero Fight Club es la mejor.

8.- Sexto Sentido (1999).

Esta nos dejó a todos para dentro. No falta el que dice que lo supo desde el principio, pero yo no les creo. La película del niñito dientes de conejo que susurra y ve gente muerta era muy terrorífica, pero el golpe de gracia viene en sus últimos momentos, cuando revelan que el personaje de Bruce Willis era uno más de los fantasmas.

Es decir, no era tan duro de matar. Viéndola por segunda vez es muy obvio que Bruce nunca habla con nadie más que con el péndex, y por lo tanto es un fantasma, pero la primera vez que rodó ese anillo de bodas por el suelo me fui al carajo. Y la película estaba harto buena hasta ahí, así que todo bien. El mismo giro lo tuvieron después otras películas (la mejorcita Los Otros), pero este no se nos va a olvidar nunca.

7.- Los sospechosos de siempre (1994).

Este giro es tan pero tan bueno, que si uno ve la película SABIENDO en qué termina, llega a ser aburrida. Se trata de un delincuente flaitongo de poca monta (Kevin Spacey) que resulta ser Keyser Soze, el mafioso más brígido de todos (Kevin Spacey). La gracia es que el loco le cuenta puras mentiras a un policía, y al final sale libre sin que nadie lo pille. Bueno, el policía se da cuenta a última hora, pero ya es demasiado tarde. Es bacán el giro y uno sale feliz, pero igual da lata haber visto hora y media de MENTIRAS. Sí, Kevin Spacey, seguro tú tienes mucho tiempo libre en tu vida, pero nosotros no.

6.- Psicosis (1960).

Al final no era la mamá del compadre la que mataba rubias en la ducha, era el mismo disfrazado de su la abuelita de Piolín. La mamá estaba muerta y momificada en el sótano, y el compadre se había vuelto loco y había desarrollado doble personalidad. Es cuático el giro porque básicamente habíamos estado haciéndole barra al asesino. Hizo escuela esta película y no solo por la escena de la ducha, yo creo que su director Hitchcock promete, tiene talento el cabro. Estén atentos que puede llegar lejos.

5.- El Imperio Contraataca (1980).

Este no es tanto un Plot Twist porque no cambia tanto lo que pasó antes, pero Oh My God, qué deben haber sentido ese público ochentero cuando el más brígido de la galaxia resulta ser el papá del jovencito Luke Skywalker. Yo creo que todos quedaron tan para dentro, que no les quedó otra que volverse nerds.

4.- Nueve Reinas (2000).

En esta película el Único Actor Argentino de la Historia (UAADLH) Ricardo Darín interpreta a un estafador maestro que decide reclutar a un estafador más inexperto para que lo ayude por un día. Se meten en los medios tetes y terminan perdiendo millones de dólares… Pero al final resulta que el estafador inexperto era el maestro, y que estaba estafando al otro desde el principio. Demasiado entretenida y todo calza perfecto, increíble.

3.- Les Diaboliques (1955).

Esta es una película francesa en blanco y negro más terrorífica que no sé qué. La esposa de un compadre infiel decide aliarse con la amante del loco para matarlo, porque es un pelmazo. La amante acepta y entre las dos se lo echan, pero el cuerpo desaparece… Y las empieza a penar.

Hasta que al final el muerto aparece en una tina, con los ojos blancos, y a uno le da la diarrea espontánea. La esposa del compadre, que sufre del corazón, se muere de un infarto ahí mismo, al ver a su marido muerto resucitado… Y resulta que todo era un plan del compadre y de la amante para matar a la esposa. Igual que Nueve Reinas, este es el Plot Twist “Cuando tú vas yo ya vuelvo”. Increíble.

2.- Identity (2003).

Esta película es tan tonta, y los Plot Twists son tan imbéciles, que son brillantes. Se trata de diez extraños que llegan a un motel en plena tormenta, y de a poco empiezan a morir uno por uno. Los extraños descubren que hay muchas coincidencias entre ellos, por ejemplo que todos nacieron el mismo día. El primer Plot Twist viene cuando se descubre que estos personajes no son reales, sino que son las distintas personalidades de un asesino loco. Y todo es parte de una terapia experimental de un siquiatra, que cree que la “personalidad asesina” es la única mala, y que derrotándola el enfermo estará curado. El último Plot Twist viene cuando se descubre cuál de todas las personalidades era realmente el asesino: De verdad la que uno menos esperaba. Esta cuestión la lleva, véanla.

Y finalmente…

1.- El Planeta de los Simios (1968).

Lo siento, pero este sigue siendo el mejor Plot Twist de todos los tiempos. Durante toda la película hemos creído que Charlton Heston estaba en un planeta lejano dominado por simios pelmazos, pero cuando al final encuentra los restos de la Estatua de la Libertad en una playa nos damos cuenta de que siempre ha estado en la Tierra. Es brillante porque la película no necesita el giro, pero al tenerlo le da toda la razón al personaje nihilista apestoso de Charlton Heston, y le da el castigo irónico que tanto se merece. No por nada este giro se le ocurrió a Rod Serling, el creador de Dimensión Desconocida, una de las series con más Plot Twists de la historia. Háganse uno mejor que este, peliculastas actuales. Los desafío.

Bueno cabros, eso fueron mis favoritos. ¿Cuáles son los suyos?