Póngale Play: Echo de menos los videoclubs.

Hace un tiempo escribí una columna sobre los videoclubs, y lo mucho que los echaba de menos. Bueno resulta que los echo más de menos de lo que pensaba. El otro día estaba viendo en Netflix la película de Schwarzenegger El último héroe de acción y me bajó una nostalgia que se las encargo.

La película se trata de un péndex que termina “entrando” a una película gracias a un boleto mágico que le dio Houdini (WTF). Tiene cualquier nostalgia la película, principalmente porque habla de un tipo de películas de acción que ya no existe, pero también porque es muy noventera en todo sentido.

Y en una escena, los personajes entran a un videoclub. Gigante, con pasillos llenos de películas, con afiches en las paredes y de esos carteles gigantes de cartón que ponían en el suelo. No me di ni cuenta y dije en voz alta “¡Oh, un videoclub!” como quien ve a un viejo amigo. Y más tarde me topé con este video que les comparto y casi terminé llorando.

El video es sobre un videoclub legendario que queda en Seattle llamado Scarecrow. Es famoso por ser uno de los videoclubs más completos de todo el mundo, con una colección de cientos de miles de películas, que sobrevive en este mundo de streaming y películas on-line. Es tan brígido este videoclub que se supone que fliméfilos como Tarantino son clientes, y van a buscar películas y se mueren de la impresión y emoción.

Vean el video y díganme que no se harían socios, y que no pasarían horas ahí buscando películas, leyendo carátulas y conversando con los demás clientes. Yo lo haría. Muero de ganas de que vuelvan los videoclubs.

[youtube:https://www.youtube.com/watch?v=9VMhEq6kxG4]

15 Comments

    • capitán spiff
      17 julio 2014

      impresionante!!!es como un laberinto este videoclub,
      con secciones para todos y los posters, cuanta añoranza…en mi ciudad eran mas pequeños, pero esa sensación de escoger flims ya sea por que te gusto la caratula o la reseña de la película incluso cuando alguien te veía medio perdido buscando algo interesante te recomendaba cual era buena, hasta el tipo del videoclub era una enciclopedia de flims (hablo de las tiendas pequeñas). claro que yo me haría socio de un lugar así, aunque perdería demasiado el tiempo buscando un flim en ese videoclub, si cuando iba a un blockbuster estaba como una hora paseándome para llegar a escoger algún flim.

      Reply
    • DamieN
      17 julio 2014

      Oh wn que hermoso, cuando era chico, los sabados mi gran panorama y carrete descontrolado era ir a los hobby a jugar como condenado, y despues pasar al videoclub, no arrendaba nada, arrendar una peli era un lujo para nosotros, solo veia las caratulas, los estrenos, leia y loreaba todo.

      Hermosos recuerdos cinefilos.

      Aca en la quinta region hay un videoclub bien grande, vasto en contenido y pulentoso, Rewind, en Viña(Calle Valparaiso), siempre que ando por ahi paso a ver que hay de nuevo

      Reply
    • Sebastian Leroy
      17 julio 2014

      Imagino que en el futuro lo que hacemos hoy también será recordado con nostaligia. Tal vez en el futuro no haya nada tan físico como un celular o un PC y la tecnología avance tanto que esto de hoy sea la verdadera nostalgia.

      Reply
    • Cásar Vidal
      18 julio 2014

      =OOOO

      WOW!!!! para pasar metido toda la tarde en ese videoclub!!!! me bombardearon mil recuerdos….

      Pelis que arrendaba más de una vez…. o recuerdos de súper cabro chico, que en patota haciamos monedas para arrendar alguna peli buena… pero casi siempre terminábamos arrendando algun pack económico, dado que los estrenos siempre estaban más caros, pero arrendar 3 pelis gore, cine B, o alguna otra rareza freak, siempre era más barato, y cuando chico, cantidad claramente era mejor que calidad (bueno .. aun que ciertos estrenos estaban ahí no más con las gore, en cuanto a calidad al menos …. algunas cosas no cambian XD).

      O el fenómeno que ocurría al sapiar caratulas, que sería el equivalente hoy en día a lo que pasa con los trailer, un trailer que te deja mil metido y que solo termina en una inmensa decepción al ver la peli, bueno similar pasaba con algunas caratulas de películas, que en cuanto las veías TENIAS QUE ARRENDARLA! (y bueno aveces llenaban las expectativas y aveces pa na =/ )

      Nostalgia u_u … buen artículo Hermes.
      Saludos!

      Reply
    • Victor Cabello
      19 julio 2014

      Es complejo el tema, pero al parecer el dicho se hace realidad “Echas mas de menos algo cuando ya no lo tienes”

      Siempre quise trabajar en un Blockbuster o algo asi, pero siempre lo pospuse porque siempre estaba ahi…una pena =(

      Grande Hermes
      Saludos

      Reply
    • dc
      20 julio 2014

      recuerdo, cuando chico mientras mi familia compraba cosas en el supermercado, yo me pasaba a los locales de peliculas que habian al costado del super, tampoco arrendaba nada, era un lujo, pero me perdia mirando la cantidad de peliculas existentes, luego al llegar el Blockbuster a valdivia por primera vez, fue como un lujo, lastima la desaparicion de lugares como este, deberian existir videoclubs en cada ciudad que sea como sector patrimonico!

      Reply
    • roberto
      20 julio 2014

      yo trabajo en un videoclub 🙂

      asuoficina.cl

      dejo el dato. queda en el centro y aún se pueden inscribir e ir a ver las carpetas con muchas carátulas y títulos rebuscados. todo el día se conversa de cine y es muy entrete.

      saludos hermes!

      Reply
      • Hermes Antonio
        21 julio 2014

        Oye yo fui socio del Asuoficina, el que quedaba en un segundo piso, en Providencia. Y lamentablemente debo discrepar, hojear carpetas no es lo mismo. Pero arrendé varias igual hasta qu ese fueron, ¿quizás todavía soy socio?

        Reply
        • roberto
          23 julio 2014

          sí bueno, las carpetas es algo más rústico y cada vez quedan menos.

          don hermes, usté es socio vitalicio jaja 🙂 saludos!

          también funciona como venta el local, está ahora en stgo centro.

          Reply
    • Constanza León
      20 julio 2014

      Muy maravilloso será el streaming, pero nada se compara a ir al videoclub, darse un tiempo para ver qué película elegir dejándose llevar ya sea por las carátulas o bien por la recomendación de los que atienden.
      Afortunadamente en Chillan hay un videoclub bien bueno (The Oz), el cual es bastante amplio en cuanto a catálogo y formato. Me ha apañado caleta en estas vacaciones.
      ¡Saludos!

      Reply
    • Francisca
      21 julio 2014

      Extraño mucho el blockbuster que estaba quedando en Talca, a veces paso por el sitio pelado y mi corazón sufre. Extraño aún mas los videoclubs que traían películas raras cuando era pequeña, entiendo que ya no existan, pero eso no me detiene de echarlos de menos. Extraño el ritual de arrendar una pelicula, ir hacia el lugar, mirar las caratulas, ver una que te tinque y leer el resumen. Estar entre 2 o tres y demorarte un mundo en decidir

      Reply
    • Ricardo González Lara
      23 julio 2014

      En Maipú aún queda un videoclub de barrio, y en Macul tambien hay uno, “Video Top” si mal no recuerdo.

      Reply
    • Mario Constantini G.
      29 julio 2014

      Era increible estar como si nada dos horas para elegir segun tu presupuesto la mejor pelicula, el estreno o el clasico. Querias llevarte 10 pero sólo podias llevarte UNA o con suerte dos.
      Como olvidar Errol´s o 20&20, mas alla del mitico Blockbuster.
      En mi Barrio de chico, el Video Club J.R.

      Nostalgia de otros tiempos que uno a veces añora.
      Snifffffffffffff!

      Reply
    • johan
      1 agosto 2014

      Era increible, aqui en Ovalle habia un videoclub donde arrendabas los packs de 3 peliculas por luca. Obviamente se trataban de aquellas olvidadas pero donde habian grandes clásicos del terror de bajo presupuesto. Yo aún tengo un vhs y cada vez que puedo donde veo peliculas las compro. Alguien sabe algun lugar de Santiago donde vendad peliculas en VHS????

      Reply

Leave a Comment