Las No Sé Cuántas razones para ver Silicon Valley (todavía no las escribo, así que no sé cuántas serán, sorry).

Dada la cantidad de visitas en mi post de Fargo, voy a asumir que no me están pescando ni en bajada con mis recomendaciones, así que aquí vengo a fracasar de nuevo con una recomendación de serie increíble que nadie está viendo. Se llama Silicon Valley, pero para que me hagan caso les voy a escribir la recomendación en forma de lista. Porque a todos les gustan las listas, ¿o no? Bueno, mi meta en la vida será que Silicon Valley les guste tanto como las listas. ¿Lo lograré?

Nos fuimos.

1.- Porque es de Mike Judge.
Mike Judge hizo Beavis & Butthead y se hizo famoso. Después hizo esos monos King of the Hill que nunca vi porque los encuentro horribles, pero filo. El compadre se mandó una de las comedias más pulentas del último tiempo, la película Enredos de Oficina (Office Space). No conozco a nadie que haya visto esa película y que no le guste. Se trata de un compadre increíblemente buena onda, que está chato de su pega hasta que un día lo hipnotizan para que la pega le dé lo mismo. Está llena de personajes secundarios graciosos, muy reales, metidos en un infierno de caricaturas apestosas, tiene un soundtrack filete y aunque tiene como quince años, sigue siendo muy actual, no digan que no. También hizo Idiocracy y Extract, otros ejemplos de comedia chistosa que dice muchas cosas sobre el mundo, así que el compadre tiene mi respeto. Silicon Valley tiene lo mejor de esas películas, y todo se ve igual de verdad que siempre. Buen ojo, Mike Judge. Además se supone que todos los personajes y el mundillo están basados en las experiencias del compadre trabajando ahí. ¿Qué mundillo y qué personaje es este? Sigan leyendo la lista, ¿no querían lista?

2.- Porque se trata de los nerds tecnológicos 3.0.
Silicon Valley es el lugar donde están todos los compadres que hacen cosas como Facebook, Google, Whatsapp, Angry Birds, Tumblr, y cualquier cosa que sea un botoncito en la pantalla del teléfono. Estos son los compadres multimillonarios que están todo el día delante del computador, y según yo este es un personaje que nunca habíamos visto en ninguna serie. Quizás en la película de Facebook, pero la idea de transformarlos en personajes de sitcom es filete. Los compadres son todos nerds, pero además saben que son maestros y se creen la raja. También viven metidos en un mundo tan estrafalario, que es realmente divertido ver cuáles son sus problemas y cómo lidian con ellos. En un capítulo por ejemplo el drama es que un millonario que decide auspiciar a los protagonistas les hace el cheque a nombre de la compañía que todavía no existe. O que cuando quiere registrar el nombre de su aplicación, resulta que le pertenece a un viejo huaso apestoso con un negocio nada que ver. Y así.

3.- Porque es increíblemente graciosa.
No tengo otra manera de decir esto, así que créanme. Yo me río caleta.

4.- Porque los personajes son muy graciosos sin ser cien por ciento caricaturas.
Los nerds deben ser los personajes más díficiles de escribir/actuar porque al más mínimo descuido pueden terminar como personaje de Bling Blang Theoryng, es decir, caricaturas abominables que hacen llorar al niño Dios. Los personajes de Silicon Valley se sienten como seres humanos de verdad, que uno podría conocer. De hecho, a mí me recuerdan a varios (guaja varios). Ahora como en las buenas películas de Mike Judge hay MUCHAS caricaturas exageradas, pero son todos personajes secundarios que existen para torturar a los protagonistas. O sea, bacán.


5.- Porque actúa Zach Woods, Gabe de The Office.
Este compadre es tan freak y tan divertido, que aplaudo poder verlo todas las semanas siendo chistoso. Con esa cara de fantasma de Frankenstein es perfecto para todos los chistecitos de “humor incómodo” que le tocan. Este loco debería ser increíblemente famoso. Grande, Gabe.

6.- Por todos los chistes recurrentes.
Como toda buena sitcom, hay un montón de chistes que se repiten durante los capítulos, pero lo mejor de Silicon Valley es que son muy piola, y en verdad son más temas que chistes, pero los amo. Un ejemplo. Pese a que es un mundo tecnológico, la tecnología nunca funciona. Es como una versión más “vida real” de Futurama, pero miren esa escena en el capítulo 05 en que el compadre intenta hacer una “conferencia holográfica” con el otro gil. Me reí como bestia. Otra cosa que se repite y es muy divertida es la escena en que un personaje está soltando un monólogo inspirador, mira a su interlocutor y se da cuenta de que no lo han pescado ni en bajada. Qué gracioso.

7.- Porque de verdad de verdad nunca había visto un sitcom como este.
No es nada muy rupturista ni rimbombante, pero la manera en que está escrita y el tipo de personajes/conflictos, de verdad me da la sensación de que esto es algo único que nunca había visto en un sitcom. Me cuesta explicarlo, pero el ritmo, los diálogos, el humor y todo hace que se sienta muy original, y adelantada a su época. ¿Quizás en el futuro los sitcoms se vuelven un poco así? Quizás. Vean entonces a la precursora de lo que se viene.

8.- Porque el título en los créditos es hermoso.
No da para ser “secuencia de créditos”, es el puro título, pero cada vez que aparece uno siente ese gustito que siente en las series buenas. Tiene tantos detallitos además, que cada vez que sale uno abre así cada pepa para tratar de captar más detallitos. Siempre cambian la canción con que aparece, además, y esto produce muchos momentos maestros, como la canción que pusieron en el capítulo 05. (Los fanáticos de Idiocracy reconocerán el sonido).

9.- Porque ya que vivimos en un mundo donde existen este tipo de personajes, necesitamos reírnos de ellos.
Sí, ya basta de leer que un compadre se hizo multimillonario por haber inventado un jueguito de pajaritos. Necesitamos desquitarnos de estos malditos, y Silicon Valley es una excelente manera de hacerlo.

Y bueno eso sería. A ver si ahora les dan ganas de verla. La dan por HBO todos los lunes, y repiten durante la semana. Al final dejé la lista en nueve (9) puntos, será mejor que arregle ese título.