Fargo, la serie.

La siguiente crítica maestra está basada en hechos reales. A pedido de los sobrevivientes se han cambiado los nombres de sus protagonistas. Por respeto a los muertos lo demás se ha contado tal cual ocurrió.


Fargo es la nueva serie del canal FX ambientada en el pueblo de Fargo basada en la película Fargo de los hermanos Coen (Fargo), que también transcurría en Fargo. Si vieron esa película (Fargo), se acordarán de que había mucha nieve y absolutamente todos los personajes eran tontos, pero buena onda. Salvo los forasteros que llegaban y terminaban corrompiendo la inocencia del pueblo con la maldad, aunque igual eran tontos, y pegados para hablar. Eran tan tontos todos que a veces la película parece universo paralelo, porque hasta la policía protagonista que es la más inteligente de todos, igual está toda la película hablando tonteras y comiendo, porque está con diecisiete meses de embarazo.

Lo bacán de esa película era cómo la violencia y la maldad humana podía manchar tan rápido la ingenuidad de todos los personajes, y por eso es tan filete que una de las imágenes recurrentes sea la sangre manchando la nieve porque METÁFORA. Como en las buenas películas de los hermanos Coen, además, el caos, el despelote y el humor donde ningún personaje tiene claro lo que está pasando daba toda la tensión, y lo dejaba a uno feliz.

Y bueno de alguna manera ocurrió el milagro, y los que hacen la serie Fargo lograron replicar exactamente esto mismo, sin meter ningún personaje o evento de la película, salvo la locación (Fargo), y el texto que ponen al principio, diciendo que está basado en hechos reales.

La serie Fargo se trata de Bilbo Watson, un compadre que está todo agobiado por la vida. Tiene una esposa y trabaja vendiendo seguros de vida, y es lo más parecido al personaje de William H. Macy que hay en la serie. A diferencia de William H. Macy, Bilbo Watson no tiene un suegro apestoso, ni un hijo apestoso, ni está necesitado de plata. Lo suyo es un dolor del alma, de vivir pegado en una vida donde la esposa lo tiene chato, y donde nadie lo respeta y hasta el pelmazo de su curso de colegio le sigue haciendo bulin. Al pueblo llega el personaje de Billy Bon Thornton, que es básicamente un agente del caos. Un hombre que quiere ver el mundo arder, y un compadre que es tan pero tan brígido, que es capaz de bajar el vidrio, y aterrorizar a un carabinero simplemente HABLANDO Y MIRÁNDOLO INTENSAMENTE.

Cabros no quiero exagerar pero este debe ser uno de mis personajes televisivos favoritos de todos los tiempos, porque el loco lo que quiere hacer es simplemente ver cómo el mundo se cae a pedazos. Este loco es capaz de llegar a un hotel a pedir una pieza, y en menos de cinco minutos va a provocar una pelea a combo limpio entre dos personas nada que ver, mientras él mira sonriendo desde la ventana. Y es todavía más maestro porque no se sabe absolutamente nada de él. Es como el cabeza de bacinica de No Country For Old Men, pero mejor porque es más simpático y tiene sentido del humor, aunque es igual de brígido/asesino/impredecible que el bacinica.

No les quiero contar mucho pero lo que pasa es que estos dos personajes se conocen, y por esa relación ocurren cosas muy inesperadas que nunca esperé ver en un primer capítulo de nada. En un final de temporada, quizás, pero no en un primer capítulo. Filete, les digo.

Una de las cosas que más me gustó y que la diferencia de otras series maestras onda Breaking Bad o mi otra favorita por estos días, Hannibal, es el humor. No es el típico humor de serie, es uno muy difícil de describir y muy Hermanos Coen, lo cual es un halago porque los Hermanos Coen se las mandan. Por supuesto que hay millones de personajes friquis tontorrones apestosos, pero las situaciones son todavía mejores. Nuestro amigo Saul Goodman de Breaking Bad aparece como un policía muy negado, completamente distinto al abogado que le conocemos, y la lleva porque SAUL GOODMAN. El segundo capítulo tiene una escena en que el personaje de Billy Bob Thornton es amenazado por alguien, y él hace algo que demuestra que la amenaza le da lo mismo. No paré de reírme y yo soy un loco serio, imagínense.

La más normal de todas es una carabinera que está recién empezando en esto del carabinerismo, y que podría ser perfectamente el personaje de la carabinera embarazada de la película, pero diez años antes. No es, eso sí, es otro personaje, pero cumplen la misma función. O qué sé yo. También hay un carabinero estatal que lo interpreta el Clon de Tom Hanks (Clon Hanks) y el compadre pinta para ser muy interesante. Cabros, todos los personajes de esta serie (los que han aparecido) están filete. En el segundo capítulo hay dos asesinos flaitongos muy en la onda de la pareja de asesinos flaitongos de la película, pero acá uno de ellos es literalmente mudo, así que tienen que hablar en lenguaje de señas entre ellos. Cada vez que discuten o tienen que ponerse de acuerdo es a la vez incómodo y gracioso, y original. Y muy Hermanos Coen.

Finalmente tengo que rendirme a la flimefilia y aplaudir todas las referencias a las películas de los Hermanos Coen que hay en la serie. Tal como Hannibal hace referencias a sus respectivas películas, esta serie le hace honor al universo de sus creadores, y se manda los medios guiños a películas clásicas de los Coen. A ver, premio a los que me escriban en los comentarios cuáles son las Referencias Coen del segundo capítulo. Yo encontré tres, las tres muy piola pero evidentes para los fans. A ver, díganme (sin guglear no sean penca). Pista: Son dos referencias a Educando a Arizona y una a Hudsucker Proxy. Cabros, si me hubieran dicho hace unos años que iba a existir una serie de televisión basada en el universo de los Coen con esas referencias, no les habría creído.

Esta serie es a toda raja, por favor véanla y comentémosla. Quizás retomaré la costumbre de reseñar capítulo a capítulo, lo haré por ustedes Hermanos Coen, Bilbo Watson y Billy Bob Thornton.

Fargo la dan en el canal gringo FX pero que yo sepa todavía no llega al cable latino. Ustedes sabrán encontrarla, los conozco.

PD: Hoy día en El Definido escribí sobre esta moda de adaptar películas a series de televisión, por si quedaron con las ganas de leer sobre estas cosas. ¡LONK!