ODT: Hannibal, la serie.

Pensé en escribir sobre esta serie muchas veces mientras la estaba viendo, pero siempre tenía el miedo de que en algún capítulo fuese a guatear y ahí yo quedara como la mona. Es lo que me pasó la última vez que les recomendé una serie habiendo visto un puro capítulo. The Following se llamaba esa cuestión, y después del tercer capítulo ya me había aburrido.

Afortunadamente no pasó lo mismo con Hannibal. La vi completa y no guateó nunca, al contrario, se iba poniendo cada vez mejor. Así que si andan buscando algo que ver porque están viudos de Breaking Bad, Dexter y/o Los Venegas, entonces queridos comensales, esta serie Hannibal es para ustedes. Y para no latearlos con un texto coherente que requiera de su atención, voy a hacer esta recomendación en forma de lista, con varios puntos cortitos así no se cansan. Preparen los paladares para degustar mis DIEZ (10) MOTIVOS DE POR QUÉ LA SERIE HANNIBAL ES MAESTRA.

Nos fuimos.

1.- PORQUE HANNIBAL LECTER ES MAESTRO.

Eso mismo. Pareciera que fue hace doscientos años que uno vio por primera vez la película El Silencio de los Inocentes y pensó “Loco este personaje es increíble, ojalá hicieran doscientos millones de películas más sobre él porque la lleva. Incluso vería una película en que el compadre es un péndex y uno descubre por qué se hizo caníbal y maestro”. Bueno, ese pensamiento no resultó ser tan cierto porque tanto la segunda parte de El Silencio de los Inocentes (Hannibal) como la precuela Hannibal Rises: El origen de Hannibal (Begins) eran como el forro. Incluso Red Dragon, remake de Manhunter, era ahí no más, y a uno dejó de importarle Hannibal Lecter para siempre. O hasta esta serie, por lo menos.

Acá Hannibal no es ni péndex ni es el abuelito de las otras películas. Es un compadre cuarentón más estiloso y elegante que nadie, que la lleva pero en mala. Es el mismo compadre que hacía de villano tuerto en Casino Royale, pero acá es imposible no tenerle buena. Aunque sea un caníbal mala onda manipulador y asesino. Les juro. Viendo esta serie me gustó tanto el personaje que me repetí todas las películas de Hannibal que ya se me habían olvidado, e incluso me leí la novela Dragón Rojo, en cuyos personajes se basa la serie (más o menos).

2.- PORQUE AUNQUE EL PERSONAJE DE HANNIBAL ES MAESTRO, LA SERIE NO SE TRATA DE ÉL.

Justamente. Esta es la serie del carabinero Will Graham, y de todos los compadres que lo rodean. El jefe de policía Crawford (Morpheus), una siquiatra que no salva a nadie, las víctimas de los asesinos en serie, etc. Hannibal es el asesor siquiátrico que de a poco empieza a hacerle tratamiento al detective, y muchas veces uno no sabe a quién hacerle barra. Igual que El Silencio de los Inocentes esta historia sabe que Hannibal nos cae mejor de lejitos, así que hace que uno se meta en las investigaciones y en los demás asesinos que salen. Porque nadie se acuerda que el verdadero malo de El Silencio de los Inocentes era Buffalo Bill que dejaba a las gorditas en el pozo y escuchaba música bacán mientras se disfrazaba de minoca. Ese era el misterio principal y Hannibal era un loco encerrado que ayudaba a la protagonista. Era maestro el compadre, y era lo que a uno más le gustaba de la película, pero no era el protagonista. Después eso a los peliculastas se les olvidó y transformaron a Hannibal en el personaje principal, y ahí la embarraron. Bueno a esta serie no se le olvidó. Y cada vez que yo pensaba que tenía descifrado a Hannibal, el compadre ZUÁCATE. Iba y hacía algo completamente inesperado y ahí quedábamos todos.

3.- PORQUE EL PROTAGONISTA ESTÁ MÁS PITIAO QUE NADIE.

El carabinero William Graham de las películas tenía sus traumas. Y la Clarice Starling también. Pero el William Graham de la serie está EN VERDAD PITIAO, y eso hace que sea mucho más maestro como personaje. El compadre alucina, apaga tele y despierta ensangrentado, le vienen los ataques de pánico, y en general uno está todo el rato rezando para que no se mande ningún condoro. Eso y su habilidad casi sobrenatural para meterse en los zapatos de los asesinos (metáfora) hacen que sea un protagonista maestro en una serie como esta. Es la víctima perfecta para Hannibal por todos los traumas que tiene, pero es lo suficientemente inteligente como para darse cuenta de que el otro lo está manipulando. ¿O no? Véanla y verán (cha-chán).

4.- PORQUE ES MUY TERRORÍFICA.

Ya sé que no me van a creer esto pero les juro sobre la tumba de mi primo Feto que esta serie es más terrorífica que TODAS las películas donde ha salido Hannibal Lecter en el pasado. También la considero más terrorífica que The Walking Dead, Dexter y American Horror Story, así que para mí es la única serie de terror que la lleva actualmente. ¿Y de dónde viene lo terrorífico, se preguntarán ustedes? Yo les voy a decir. De toda la onda que le ponen los peliculastas, y de lo cuáticos que son todos los crímenes. No les quiero arruinar nada para que se sorprendan igual que yo, pero les voy a dar un puro ejemplo: En esta serie hay un asesino que le gusta hacer violonchelos con las cuerdas vocales de las personas, y transforma los cuerpos en instrumentos musicales. Lo juro por Dios. Cuando salió esa cuestión y los carabineros encontraron la escena del crimen solté un ruido de asco y horror que hace tiempo no se me escapaba. Y esto está muy conectado con el punto siguiente.

5.- PORQUE EL PELICULISMO ES TOP.

En esta serie hay caleta de secuencias alucinógenas fliméfilo oníricas, y cada vez que sale algo así uno llega a flotar con el peliculismo y la música y todo. El protagonista tiene pesadillas que parecen cuadros famosos, las escenas del crimen siempre parecen obras de arte, y los peliculastas se mandan imágenes maestras que no se les van a olvidar nunca. Mi favorita: La comadre que decide peinarse adentro de una cámara de oxígeno. Cuando vean la serie se van a acordar de mí. Maestra.

6.- PORQUE TIENE LOS MEDIOS PERSONAJES.

Aparte de Hannibal y el carabinero William Pitiao está lleno de personajes maestros que los van a dejar para dentro. Me acuerdo que Dexter presentaba asesinos en serie nuevos casi todos los capítulos, y así y todo son muy pocos los que recuerdo. Hannibal en cambio tiene personajes a toda zorra, y hay asesinos tan memorables que van a quedar con pesadillas. Como el compadre que ve ángeles y demonios y transforma a los muertos en imágenes religiosas (Miguel Ángel Pitiao). O la comadre que andaba con cabros chicos adoptados matando familias (Angelina Pitiá). O el anciano ese que gozaba siendo viejo y asesino (Peter Rock Pitiao). En fin, cada vez que aparecía un asesino nuevo tenía EL MEDIO perfil, y da para una película completa. Felicitaciones, Hannibal.

7.- PORQUE TIENE LAS MEDIAS ACTUACIONES.

Claro, porque los personajes maestros no serían nada sin las medias actuaciones, y esta serie las tiene. Hay algunos que son ahí no más (como la carabinera Debbie Morgan Japonesa, o la siquiatra que no salva a nadie), pero en general todas las actuaciones están filete y me dejaron más que contento. Los protagonistas Hannibal y Carabinero William Pitiao siendo mis favoritos. Ah y el Morpheus no está nada de mal tampoco.

8.- PORQUE ACTÚA SCULLY.

Ya me parecía raro que la agente Scully de Los Archivos Secretos X no actuara en series maestras. Bueno esta serie corrige ese error, porque la comadre es ni más ni menos que LA SIQUIATRA DE HANNIBAL. Sí, cabros, porque el siquiatra más brígido de todos también necesita alguien que lo analice, y esa alguien es la agente Scully. No esperaba menos de ti, Hannibal. Y es la zorra ver a la comadre toda elegante y sabia diciendo cosas para el bronce. Ojalá en la segunda temporada aparezca más y expliquen de una vez por todas exactamente qué es lo que la comadre, ejem, cof cof. Spoiler.

9.- PORQUE SI LES GUSTAN LAS PELÍCULAS MANHUNTER Y EL SILENCIO DE LOS INOCENTES, LO VAN A PASAR INCREÍBLE.

A mí se me había olvidado lo mucho que disfruto un buen misterio criminal con asesinatos espantosos y mucha gente inteligente investigando, hasta que vi esta serie. Los personajes son tan buenos que es mucho más entretenido e intrigante que ver el típico capítulo de CSI o lo que sea. Y esta serie está a la altura de las mejores películas de Hannibal, así que inviertan su tiempo y concentración tranquilitos. Lo que sí no esperen que se las den todas en bandeja. Yo me considero un maestro de los misterios y así y todo hubo muchos momentos en esta serie en que no alcanzaba a entender lo que estaba pasando. Muchos decían que por eso mismo podían cancelar la serie, porque era difícil de seguir y el público que ve tele suele ser más porfiadito de cerebro y por eso le va tan bien a The Big Bang Theoryng. Pero afortunadamente no la cancelaron y ya confirmaron la segunda temporada. Y más les vale porque el final de la uno fue BRÍGIDO y me muero por saber qué va a pasar con ejem cof cof SPOILER.

10.- Y FINALMENTE… PORQUE TODOS LOS CAPÍTULOS SON BUENOS, NO LOS PUROS ÚLTIMOS TRES DE CADA TEMPORADA.

No voy a nombrar a nadie, pero Dexter y Game of Thrones los estoy mirando a ustedes. Durante muchos capítulos de Hannibal pasaban tantas cosas brígidas que yo no sabía qué iban a seguir mostrando en los capítulos siguientes. Y el Hannibal se manda tantos numeritos buenos, que en verdad no hay mucha diferencia entre el final de temporada y los capítulos normales. Y ver una serie que parte buena desde el principio es la zorra. Y muy raro. Así que aprovechen que ya hay varios capítulos y véanlos todos. Así cuando empiece de nuevo estamos todos al día y lo pasamos chancho.

Bueno cabros, esa sería mi recomendación para hoy. Es mucho más tiempo invertido que una simple película, pero las dosis de terror, sangre y personajes maestros los va a dejar tiqui-taca. Y ahora tengo que terminar con las metáforas culinarias que todo el mundo está esperando: Hannibal es un platillo exquisito para paladares exigentes que no le hacen asco a nada, y que prefieren sus comidas preparadas a fuego lento, en vez de la comida chatarra de siempre. Póngase la servilleta en el cuello y saque los cubiertos elegantes, que esta velada va a ser un deleite etc. Ustedes entienden. Setecientos millones ochocientos mil diecisiete calabacitas y un Jamie Oliver Award a Hannibal, por maestro.