ODT: Texas Chainsaw 3D.

Esto de las Texas Chain Saw Massacres se está poniendo enredado. Primero fue la obra maestra de 1974 que todo el mundo debería ver en el colegio (obvio), tiempo después el mismo peliculasta hizo la segunda parte (Texas Chainsaw Massacre 2, 1986) que es mucho más demente y chistosa y la lleva, y después se fueron al hoyo fliméfilo haciendo continuaciones charcha: Leatherface: Texas Chainsaw III (1990), The Return of the Texas Chainsaw Massacre (1994), el remake como el forro que no salva a nadie (2003), la precuela del remake como el forro que no salva a nadie (2006) y ahora llegamos a esta, llamada simplemente Texas Chainsaw 3D (2013).

Después de los remakes como el forro que no salvan a nadie tenía cero (0) intención de ver esta cuestión, pero leyendo las críticas supe que no era continuación de los remakes como el forro que no salvan a nadie, sino que era lo que había pasado DIRECTAMENTE después de la original de 1974. También leí, que los peliculastas eran fanáticos de la original, que varios actores originales iban a hacer cameo, etc. Cuento corto: Aquí estamos.

La película parte filete, porque los créditos son encima de los pedazos más maestros de la original The Texas Chain Saw Massacre, convertidos en 3D. Esa película la he visto cien millones de veces y me dio el gustito fliméfilo ver tantas escenas clásicas saliendo de la pantalla y con profundidad. Siéndoles sinceros, con este comienzo ya me tenían en el bolsillo, y estaba con la media sonrisa viendo la película. Claro que después las cosas se pusieron raras porque me di cuenta que reemplazaron al actor original que hacía de cocinero por un compadre nuevo, y que es ni más ni menos que el actor que hacía de Choptop (“¡Chúpame el plato!”) en la 2. Ya sé que está enredado pero paciencia. El cocinero nuevo lo metieron en las escenas de la vieja para que se entendiera el principio de esta. Resulta que después de que la pobre rubia se escapara de Leatherface en la camioneta, llegan los carabineros a rodear la casa de la familia Chainsaw, para arrestarlos a todos. Con tanta mala suerte que también llegan los huasos gringos buenos para las pistolas y deciden linchar a todos los Chainsaw.

Y aquí la cosa se pone cuática porque de la nada aparecen muchos más miembros de la familia Chainsaw que uno nunca conoció, todos con escopetas listos para morir en el enfrentamiento. ¿Se supone que había más parientes en la casa? Parece que sí. Mi única queja es que los compadres no parecen miembros de la familia Chainsaw, son demasiado normales y parecen público de un partido de barrio, pero no locos caníbales artistas dementes. La cosa es que el cocinero va a ver a Leatherface y lo encierra detrás de esa famosa puerta metálica, y queda la grande. No se sabe qué pasa con Leatherface pero mueren todos, y la única sobreviviente es una pobre guagua prima de Leatherface que uno de los huasos justicieros se lleva a la casa como quien se encuentra un gatito.

Pasan no sé cuántos años después y la guagua se ha convertido en una supermodelo que trabaja en la carnicería de un supermercado. Un día a la comadre le llega una carta diciéndole que heredó una mansión en Texas de su (verdadera) abuela y ella parte con unos amigotes sin saber que en el sótano está encerrado Leatherface, y que la abuela siempre lo mantuvo ahí. Ni diez minutos después de que supermodelo y amigotes llegan a la mansión, Leatherface se escapa y empieza a dejar la grande, principalmente mediante el uso de la sierra mecánica. En 3D. ¿Qué más quieren, un berlín?

Tengo que ser honesto cabros y decirles dos cosas. Una es que esta película es entera tonta y pasan doscientas cosas en que uno apunta a la pantalla y se burla de lo giles que son los personajes, y de lo ridículos que son algunos giros, pero la otra cosa que tengo que decirles es que lo pasé la zorra viendo la película, y uno no puede discutir con la diversión.

Si la comparamos con The Texas Chain Saw Massacre esta cuestión no es ni una espinilla en la espalda de esa película. Ni siquiera le llega a los talones a la segunda parte original (que según esta nunca pasó [eso no se hace, película]). Pero sí es mejor que todas las otras abominaciones que hicieron después, incluyendo los remakes como el forro que no salvan a nadie. El principal mérito es que es entretenida y siempre están pasando cosas que uno no se espera. El segundo mérito es que cumple con ser sangrientosa y mostrar muchas cosas para que uno grite. Y el tercer mérito es que uno puede mirar sin culpa durante hora y media a esta comadre:

Como la vi en 3D también debo decir que es de esas películas en que siempre le están tirando cosas a la pantalla, mucha sierra sale y uno la ve a dos centímetros de la nariz, y también tiene momentos de esos que siempre salvan en las películas de terror en que alguien aparece y resulta ser más peligroso que el villano mismo, en este caso el alcalde que es un pelmazo tan grande que uno le empieza a hacer barra a Leatherface.

Igual tengo que tirarle las orejas por ser tan tonta, y por traicionar el espíritu de las películas originales de Texas Chainsaw. Punto uno, la familia. Se nota que los peliculastas son fanáticos de las dos originales (por las referencias y todo), pero igual se les olvidó que en estas películas no solo importa Leatherface sino que toda la familia. De todos ellos Leatherface es el más inofensivo incluso, porque es como un niñito atrapado en el cuerpo de un guataca caníbal asesino en serie. Acá al compadre lo ascienden a nivel Jason y nunca fue. Segundo, eso mismo. Leatherface no es Jason, y acá no hace casi nada que lo diferencie del típico asesino en serie. No baila como poseso con la sierra cuando está contento, no hace ruidos cuando se asusta, no chilla ni se pone cocoroco cuando ve a las minits. Acá el compadre anda buscando el momento preciso para salir y atacar gente no más, lo más repentinamente posible. No es tan flaite como el Leatherface de los remakes como el forro que no salvan a nadie, donde la máscara humana que usaba tenía CEJAS DE ENOJADO porque claro, le dijo a su víctima que pusiera expresión de maldad mientras le sacaba la piel, pero casi. Igual tiene momentos maestros como cuando se mete a una feria de diversiones y corretea a la gente (aprovechando de tirarle un palo a las películas de Saw), o una escena en que le está sacando la cara a un muerto y se pega un bailecito muy Leatherface.

En fin. Voy a recomendarles esta película a todos los fanáticos de las Texas Chainsaw y ojalá traten de verla en 3D porque lo que más les va a gustar es el comienzo y algunas de las referencias. También la voy a recomendar a los que quieran ver una película en patota y quieran tener cosas de las que reírse. El resto no la vea, porque les va a cargar. Así que doscientos cincuenta millones setenta y siete mil quinientas calabacitas y un Esposa de Hermes Award a la protagonista por ser tan carismática.

12 Comments

      • Hermes Antonio
        7 octubre 2013

        Por favor seamos más respetuosos. La actriz se llama Alexandra Daddario y es una cosa que no se puede creer.

        Reply
    • capitán spiff
      7 octubre 2013

      oiga Don Hermes y los encantos de la chiquilla se pueden ver en 3D?

      Reply
    • DamieN
      8 octubre 2013

      Ya la baje en 3d para verla el finde, debe ser filete ver las tet… digo las escenas de la original en 3d, guena recomendacion Hermes.

      Reply
    • natii
      13 octubre 2013

      Don hermes no se si me tinco la peli. Se ve media teenager o nones?

      Me ire por otras pelis quebha criticado y esta la dejare para el final.

      Reply
      • Hermes Antonio
        13 octubre 2013

        No sé si teenager es la palabra para describirla, más bien tontorrona y divertida.

        Reply

Leave a Reply to capitán spiff Cancel reply