ODT: The American Scream.

Este es un documental sobre unas familias que al igual que los Sawyer de Texas Chain Saw Massacre, llenan sus casas de esqueletos y abominaciones donde cada uno coopera de alguna forma y donde cada miembro de la familia tiene su rol más o menos definido. La idea es que los que lleguen a la casa griten y se asusten y lo pasen pésimo, ustedes entienden. A diferencia de los Sawyer, estas familias no son caníbales ni matan a nadie ni usan sierras mecánicas para faenar jovencitas (que yo sepa), y su único crimen es que les gusta tanto Halloween que se dedican a trasformar sus casas en atracciones de parque de diversiones, todo para abrir sus puertas la noche de Halloween y dejar que todos los que quieran entren y recorran y se saquen fotos y todo.

Como esas familias chilensis que salen en las noticias en diciembre porque llenan sus casas de adornos navideños incluyendo luces, pesebres gigantes y/o viejos pascueros, al punto de que gente de toda la ciudad va a ver sus cosas y lo convierten en panorama. Bueno, estas familias hacen lo mismo, pero con adornos terroríficos y cosas relacionadas con Halloween, lejos la mejor festividad inventada por Dios para nosotros sus ciervos.

Yo sé que la onda hoy en día es basurear Halloween porque no es una festividad intrínsecamente chilena a diferencia de las otras festividades que los chilenos acuñan sin problemas como Navidad, Pascua de Resurrección y/o El Día de San Valentín, y por lo tanto hay que combatirla porque el alma chilena no puede contaminarse con cosas gringas qué se han creído ANTES MUERTO QUE COLONIZADO YANKIS GO HOME. Pero una fiesta que celebra el terror, que hace que todo el mundo se disfrace y que más encima promueve la ingesta de dulces, yo la acuño para siempre no me importa de qué país venga.

Bueno este documental da todavía más motivos para amar Halloween. Porque vemos cómo estas familias se desviven por decorar sus casas y armar el evento, sin ninguna recompensa salvo la satisfacción de ver que todo sale bien. Los compadres gastan la plata que no tienen en utilería, sacrifican una mejor calidad de vida trabajando gratis, y hasta arriesgan sus relaciones familiares por la tonterita. Al principio uno piensa que están todos locos y se ríe de ellos, pero de a poco los empieza a admirar, y hasta entender.

Esta entrega de Octubre del Terror ha estado muy personal y autobiográfica así que perdónenme esta referencia. Hace poco hicimos con mi novia una fiesta para celebrar el final de Breaking Bad. Y viendo este docu entiendo el sentimiento. Lo nuestro no fue ni por si acaso tan producido ni tan laborioso como lo que hacen aquí, pero es el mismo espíritu de ponerle todo el pino a un evento de algo que te gusta, solo por la buena onda de hacerlo, no sé si me entienden.

Acá se ve un compadre que tiene a su hija de ocho años decorando zombis y pintando monstruos. Otro que anda como con siete cabros chicos buscando en basurales cosas que les puedan servir para las decoraciones. Y un compadre que vive con su papá que está tan loco que da hasta miedo. ¿Pero qué tanto miedo te puede dar si lo que quiere es hacer feliz a su barrio decorando su casa? ¿Qué hai hecho voh ah?

Como les dije uno se encariña con todas las familias que salen aquí, y espera que todo les salga bien. Es un documental que hace sentir bien y que hasta inspira, porque no todo es egoísmo. Y cabros, ese es el verdadero espíritu de Halloween, que debemos amar al prójimo y asustarlo como Dios manda, en la Biblia. Juro que cuando tenga una casa voy a hacer lo mismo, y voy a salir en las noticias. Loser, sí. Pero loser feliz. Trescientos millones quinientas mil calabacitas y un Leatherface Award al compadre demente que reta tanto a su papá.

Nota: Este documental está en Netflix, pero no aparece en las páginas de navegación, tienen que BUSCARLO. Y búsquenlo, ya les dije que está bueno, porfiados.

8 Comments

    • EVELYN PINEDA
      4 octubre 2013

      A MI ME ENCANTA HALLOWEEN, EN MI CASA SIEMPRE ADORNAMOS Y REGALAMOS DULCES A LOS POCOS NIÑOS QUE PASAN PIDIENDO Y YO ME DISFRAZO PARA ASUSTARLOS Y TODA LA COSA…CREO QUE HALLOWEEN ES MUCHO MAS BACAN QUE ESAS MAMONERIAS CONSUMISTAS DE NAVIDAD Y SAN CALCETIN! 🙂 HALLOWEEN TE DA DULCES, SUSTOS Y ALEGRIAS!!! EN LOS OTROS…PURA GENTE ENCALILLA Y ESTRESÁ! LARGA VIDAAAA!!! 🙂 SALUDOS! NO ME PIERDO ESTE DOCU!

      Reply
    • ng
      4 octubre 2013

      No lo he visto aún, pero me tinca harto porque es del mismo director que hizo el documental Best Worst Movie. Hermes, si no lo has visto tienes que hacerlo, es un muy buen documental. Igual tiene algo que ver con el cine de terror, aunque hable sobre una de las peores películas de la historia.

      Reply
    • natii
      4 octubre 2013

      Nosotros igual decoramos un poco para Hallowen, no mucho, porque en mi comuna pocos o nadie más lo hace…ponemos unos murciélagos hechos con mis propias manos, colgando afuera de la casa. y prendemos la luz del jardín para que se vean y los niños cachen que en nuestra casa damos dulces.-

      Y pasan muuuuchos niños, ultra producidos. es muy entretenido.- especialmente cuando pasan los más pequeños. Muy adorables.-

      Yo disfruto todos las celebraciones, todo sirve como excusa para compartir y pasarlo bien.-

      Reply
    • Ceci F
      4 octubre 2013

      Una fiesta que deja a todos los niños felices nunca puede ser mala, lo único malo es que no era famosa en Chile cuando era chica porque pucha que hubiera sido feliz siendo cabra chica en Halloween.

      Hace unos años tuve la oportunidad de visitar una calle muy famosa en un barrio de Chicago que es conocida porque los vecinos le ponen pino a la festividad y te puedo decir que es alucinante. Un ejemplo de ello era una araña gigante en la copa de un árbol (y por gigante me refiero al porte de un jeep) que movían los niños con cuerdas, también muertos vivientes, hielo seco, ataudes varios, etc. Ah y varios chistes super gringos con el sistema de salud moribundo que tienen. Todo en un ambiente maravilloso para grandes y chicos además de la competencia obvia entre vecinos.

      Me tincó un montón el documental, voy a revisar ahora mismo si esta en Netflix (no tengo el mismo Netflix que tú).

      Saludos caballero!

      Reply
    • capitán spiff
      5 octubre 2013

      mi hermana allá en santiago suele juntarse con un grupo de amigos y disfrazarse, como siempre, ella prefiere vestirse de zombie, por acá en mi ciudad son muy pocos lo niños disfrazados pero los que lo hacen no suelen ser muy producidos, compran las vestimentas en supermercados y otros visten con bolsas de basura y se maquillan la cara de cualquier cosa, yo compro dulces para los pequeños pero termino comiéndolos, ya que los niños se asustan con mi perro negro con apariencia de satanás y los pobres corren, bueno la intención es lo que vale…buscaré el docu. porque no tengo netflix si lo llego a encontrar aviso.

      Reply
    • FGH
      6 octubre 2013

      La ví hoy, en verdad super conmovedor el documental, y dan demasiadas ganas de hacer cosas por el estilo, de apasionarse por algo asi… me gustó cuando uno de los «house haunters» dice algo asi como que le gusta Halloween por que es la fiesta de la comunidad, mas que Navidad o el dia de los pavos que son mas de la familia.

      Me dieron muchas ganas tb de ir a una casa con ese nivel de producción para halloween 😛

      Reply
      • FGH
        6 octubre 2013

        (El año pasado yo arme una fiesta de halloween en mi casa, pero mi producción llego al nivel de comprar un par de calabazas y hacerles caritas y ponerle velas dentro, y colocar algunas telarañas por aqui y por allá..)

        Reply

Leave a Comment