Ben Affleck es el nuevo Batman: ¿Cuál es el problema?

Por todas las respuestas que recibí en Tuiter anoche, definitivamente soy minoría en esto. Pero encuentro que el casting de Ben Affleck como Batman en la nueva película de Superman es un casting absolutamente la zorra. Y antes de que saquen las antorchas y los tridentes y vengan a lincharme, les voy a decir por qué.

¿Listos? Aquí va. Ben Affleck es maestro. Yo sé que muchos ya decidieron que el compadre es pésimo y no sabe actuar y qué se cree, pero la evidencia científica demuestra lo contrario, y esa evidencia se llama The Town, película en la que no solo es actor si no también director. ¿Qué tiene de especial The Town? Aparte de ser maestra (en serio, véanla), se trata de un compadre que es un brígido, pero que carga con una pena gigante porque perdió a sus padres cuando niño. El compadre se levanta de madrugada a hacer ejercicio para ser musculoso, y de día sale a planificar sus actividades secretas, siempre al margen de la ley, donde se enfrenta a policías y criminales por igual, donde tiene que conocer las calles como nadie, y donde tiene que usar todos sus recursos e inteligencia para salir airoso, incluyendo disfrazarse para ocultar su verdadera identidad y meterse en balaceras y persecusiones a toda zorra. Los huérfanos eran una preocupación para él, y toda la película está tratando de salvarlos y de hacerle un bien a la comunidad. Incluso al final entrega casi todo su dinero para que los huérfanos tengan un lugar donde mantenerse fuera de los problemas. O sea, es básicamente Batman.

Ya sé que en vez de luchar contra la delincuencia robaba bancos, y que se disfrazaba de monja horrible en vez de hombre murciélago, pero en The Town se ve que el loco tiene todo lo que se necesita para ser Batman. Un compadre con una pena/rabia que no se le va a ir nunca, con presencia física imponente y lo suficientemente abacanado y brígido como para enfrentarse a los flaitongos más chorizos de la ciudad. ¿Se acuerdan de esa escena en que el Mad Men intenta intimidarlo en la sala de interrogatorios? ¿O de cuando el loco se enfrenta al florista y sus matones justo al final? Ese es Batman.

Y en serio, cabros, ¿qué importa que el loco haya hecho Daredevil, Gigli, Pearl Harbor o cualquier otra película que no les guste? Cualquiera de esas películas era como el forro, cierto, pero no entiendo por qué la culpa es de Ben Affleck. ¿Me van a decir que Christian Bale hizo puras cosas maestras antes de ser Batman? ¿O Heath Ledger antes de ser el Joker? Hasta en su peor película yo encuentro que Ben Affleck lo hizo bien.

Y a propósito de Christian Bale, todos estamos de acuerdo con que el compadre lo hizo increíble. Pero esa interpretación de Batman se terminó, y después del final de Dark Knight Rises no sé cómo podría volver a ser Batman el compadre y tomármelo en serio. Hizo todo lo que tenía que hacer, salvó Gotham City y se fue a Europa a jubilarse con la Gatúbela. Esa fue su historia. The End. Gracias Christopher Nolan por una de las trilogías más maestras y por ser la mejor adaptación de Batman a las películas. Pero ¿por qué tiene que ser la única? En los cómics hay distintas versiones de Batman incluso saliendo al mismo tiempo. Están sus historias donde es protagonista y donde uno sabe lo que piensa y todo, pero también aparece de invitado en otras historias, y siempre es distinto. A veces es triste y filósofo, otras es más chistoso (como en la Liga de la Justicia), incluso a veces es más terrorífico, pero siempre es Batman, y eso es lo bacán. Qué ganas de haber visto a Armie Hammer como Batman en esa película de La Liga de la Justicia que nunca se hizo, para haber visto un Batman joven trabajando en equipo con seres sobrenaturales. No se pudo, pero aquí está la oportunidad de un Batman distinto, en otro universo. Porque no me vengan con cosas, por mucho Nolan que haya metido mano en Man of Steel, NO ME PUEDO CREER que ese sea el mismo universo del Dark Knight. ¿Alguien cree que sí?

Y esto nos lleva a la película en cuestión. Lo único que se sabe es que esta va a ser la segunda parte de Man of Steel, y que la inspiración para Batman vs. Superman será el cómic maestro The Dark Knight Returns. Para los que no lo han leído (¡léanlo!) esa serie muestra a un Batman que lleva años jubilado, que es viejo, malas pulgas, más amargado que nunca por ver cómo está el mundo y su ciudad, y para quien Superman es un boy-scout amermelado que lo único que hace es chuparle las medias al presidente. Y si mi idea de Man of Steel 2 es correcta, Batman viene a enfrentarse a Superman, a hincharle las pelotas, a decirle “Tú eres un mamón y lo que haces no le sirve de nada al mundo”. Es el que va a tener sus propias motivaciones y no va a ser el niñito bueno. Básicamente como Wolverine en X-Men, no creyéndose el cuento, burlándose de Cyclops y apestado con todos, cooperando solo porque no le queda otra. Y para un Batman así no nos sirve el de Christian Bale. Necesitamos a alguien más brígido, alguien que le dé todo lo mismo, y que sea capaz de pararse delante del hombre de acero sin miedo y nada que perder, con el dedo medio levantado, y qué tanto.

Y díganme que esta imagen no calza perfecto con esa idea. Yo digo que sí:

Esa imagen no es oficial y la hizo alguien con Photoshop, pero refuerza todo lo que opino sobre Ben Affleck y Batman. Ahora es cuando. Si se hubiera anunciado antes de The Town, o cuando el compadre hacía películas con Jennifer López probablemente estaría con ustedes alegando. Pero el compadre merece más respeto, o por último el beneficio de la duda. Para mí está listo para el traje con orejitas, y para gritarle a Superman que es un mamasán.

Así que eso. Piensen positivo, cabros. Ben Affleck la va a romper. Les doy mi palabra.