Dredd.

Yo les voy a contar de qué se trata esta Dredd. No sé si vieron una película vieja de Stallone que lo congelaban para luchar con Blade en el futuro, y resulta que en el futuro todos eran unos pelmazos y no existía el papel Confort. Bueno esa película no tiene nada que ver con esta, porque es El Demoledor, y la gente siempre confunde El Demoledor con Juez Dredd, que es otra de Stallone en el futuro pero parece que la gente sólo puede recordar una sola película de Stallone en el futuro y Juez Dredd es menos memorable. Bueno esta película Dredd es sobre el mismo personaje, pero ahora protagonizada por la boca de Karl Urban (el doctor de Star Trek), la amiga de Juno, la Reina Apestosa de Game of Thrones y Avon fuckin’ Barksdale, además de un montón de escenas a toda zorra que ni te explico.

Por si no se acuerdan de El Demoledor, yo les cuento qué onda: En el futuro está tan la escoba con la delincuencia, que los del gobierno deciden eliminar los abogados y las cortes y qué sé yo y le dan todo el poder a los carabineros, que llegan y dictan sentencia ahí mismo apenas arrestan a los delincuentes. Estos carabineros andan con ropa negra de cuero zorrona, unos cascos maestros, y tienen una pistola que puede disparar setecientos tipos de municiones y eso que son chiquititas y físicamente no hay dónde meter tanta cosa pero así es el futuro, mágico. Son como las armas de los videojuegos estas pistolas ahora que lo pienso, y pueden hacer cosas tan maestras como disparar balas que le derriten la cara a un compadre, o bombas incendiarias, o balas asesinas que tienen abejas adentro, etc.

Y bueno, esta película es sobre una misión del juez Dredd, que va a un edificio de doscientos pisos a intentar desbaratar una red de narcotráfico de la droga conocida como “Cámara Lenta”, que hace que todo se vea como en… no sé explicarlo. Las cosas se hacen ultra lentas, onda Matrix. Es bacán y si existiera obvio que la tomaría y lo único que haría sería comer. Lo mejor de esta droga en todo caso es la cantidad de escenas maestras que se ven en cámara hiper lenta no por choreza del peliculasta, sino porque hay personajes drogados en plena balacera, lo que hace que se vean millones de detalles increíbles. Si ustedes al igual que yo siempre se preguntó cómo se vería un balazo en la guata de un barrigón en cámara lenta, esta película les va a encantar. Y ni hablar del compadre que le sale una bala por la mejilla y alcanzan a vérsele los dientes pulverizados por la herida. Lo que estoy tratando de decir es que Dredd tiene muchas escenas de gran belleza que emocionarán a aquellos de alma sensible.

La trama de la película es tan simple que llega a dar gusto: El carabinero Dredd junto a una novata con poderes mentales llegan al edificio flaitongo futurista y deciden llevarse preciosa a la mafiosa brígida que está en el último piso. La mafiosa brígida cierra el edificio y anuncia por los parlantes que cualquiera que ayude a los carabineros morirá, así que es una situación bastante peligrosa para los dos carabineros creo yo. Es lo mismo que esa película tailandesa The Raid (maestra), pero de ciencia-ficción, en el futuro, sin artes marciales, con solo dos carabineros enfrentándose a los flaitongos, y con poderes mentales. Pero son iguales, prácticamente la misma película, copiones. Todas las escenas maestras salen de esta premisa simple, y en ningún momento pasan cosas demasiado rimbombantes que vayan a destruir el planeta, ni hay planes maestros de supervillano para eliminar la raza humana. No sé ustedes pero yo estoy medio chato de ese tipo de películas, y esta me encantó justamente por eso.

Y no es por ser mala onda con el director (tiene imágenes a toda zorra como las cámaras lentas, o la onda en general) pero al que le voy a tirar flores es a mi compadre Alex Garland. Este loco escribió la novela en la que se basó La Playa pero después ha escrito puras películas bacanes como Sunshine Alerta Solar o Exterminio o Nunca me Abandones (ya sé que es una novela antes pero igual), y encuentro que todas estas películas tienen lo mismo: Son bien simples pero funcionan, y a toda raja. Acá en Dredd hay un montón de cosas que me sorprendieron porque al principio pensé que no iban a hacer nada con ellas, pero después tuvo los medios momentos. Ejemplo: Los poderes mentales de la novata.

Al principio es choro porque la comadre puede cachar cuando alguien está mintiendo, etc. pero después usa sus poderes para “interrogar” al Avon Barksdale y quedé para dentro. Si los de The Wire hubieran tenido esas técnicas habría durado un puro capítulo la cuestión. También me gustó cómo establecen visualmente que la comadre está leyendo las mentes y después cuando aparece esa jueza corrupta uno entiende lo que pasó aunque pasa en una fracción de segundo. A toda zorra.

La mala de la película también me gustó caleta. Es la reina apestosa de Game of Thrones, pero acá tiene peinado de loca, dientes horribles y cicatrices en la cara y es terrorífica porque nunca grita y hace todo calmada y como si le diera lata. También es terrorífica por cómo reaccionan sus empleados cuando están cerca de ella. Hasta el pato malo más brígido se urge cuando la comadre les pega la mirada, sobretodo el hermano de Ron Weasley que está toda la película temblando de miedo. No es la mejor villana de la historia del cine, pero es diferente y eso se agradece.

Mis únicas quejas son dos. Una, que me habría gustado que la película fuera más chistosa. Leí por ahí que el personaje de los cómics del Juez Dredd inspiró a los peliculastas que hicieron RoboCop, y que tenía mucho chistesito para reírse de la sociedad, etc. Eso está (caleta) en RoboCop, pero si era parte del cómic a estos compadres se les olvidó hacer esas escenas. Mi segunda queja es que me deja con gusto a poco, aunque esto puede ser bueno. Como les dije antes se trata de una pura misión del juez Dredd, y uno queda con demasiadas ganas de ver más de este personaje. El compadre es todo Clint Eastwood silencioso macho recio que nunca deja ver emociones y no estoy pidiendo que hagan una escena en que se saque el casco y llore pero ¡qué ganas de verlo haciendo más cosas! Cuando aparecen otros jueces además siempre hablan del compadre como si tuviera la media reputación, y de verdad dan ganas de saber de dónde vienen todas esas cosas.

Mi escena favorita del juez es en una parte en que la mala destruye un piso completo con una metralleta gigante. Después manda al matón que es su mano derecha a verificar que el juez esté muerto, pero aparece el juez de la nada y tira al matón del edificio para abajo, y se va caminando de vuelta a su escondite, entre medio del humo. Esa caminada dándole la espalda a la mala entremedio del humo debe ser la caminada más la zorra que he visto pegarse a un personaje, en mucho tiempo, y hace que el personaje se va zorrón pero para tener mínimo siete películas. Creo que Stallone vio esta caminada y se fue a llorar al gimnasio.

También quiero tirarle flores a los que hicieron los efectos especiales modernos. Esta cuestión no es ninguna maravilla comparada con otras películas, pero lograron que la ciudad y el edificio se vieran muy creíbles, aunque son todas futuristas y gigantescas. Pero no se ven falsas, se ven cochinas y tóxicas, como un edificio sobrepoblado de verdad. Estrellita para ustedes, cabros.

Ah y toda la escena final con esa cámara súper lenta es para quedarse flotando mirando la pantalla, sin parpadear. Un día escuché a un crítico famoso que sale en la tele decir que esta película era inmoral por haber hecho una escena tan bella de una muerte, yo debo decir que estoy en desacuerdo. Esta escena es una de las mejores de la película y no podía creer lo que estaba viendo. ¿Y por qué no puede ser bella una muerte? ¿Ah? Cuando la fui a ver al cine la tenían sólo en 2D y muero por tener el bluray 3D para repetírmela en mi casa en tres dimensiones, apuesto que estas escenas son filete. De ahí les cuento qué tal.

En resumen, cada vez que la veo me gusta más. La onda, la música, el guión simple, las escenas bonitas y el personaje maestro. No es una obra maestra y probablemente a nadie le guste mucho, pero a mí me conquistó desde la primera escena. Así que novecientos millones ochocientas quince mil dos estrellas y un Oscar a la Mejor Actuación a la boca de Karl Urban. Dicen que en su próxima película esta boca va a actuar con los ojos de Bane, y va a ser una escena maestra, como Al Pacino tomando café con Robert De Niro en Fuego Contra Fuego. En resumen, vean Dredd.