ODT: Killer Joe.

Leí algunas críticas de Killer Joe (2011) antes de incluirla entre las escogidas para Octubre del Terror y decidí que calificaba, obvio. Las críticas decían que era de un asesino, todos decían que era brígida y que algunas escenas hacían que uno se arrugara entero y terminara mirando para otro lado, también decían “no la vea con su abuelita”, y finalmente, la hizo el ganador vitalicio del Hermes Oh My God Award William Friedkin, famoso por haber hecho El Exorcista (Ándate Cabrito: The Movie). ¿Cómo no la iba a incluir? Obvio.

Lamentablemente después de verla llegué a la conclusión de que no es una película de terror porque verán, no es una película de terror (spoiler). Se trata de una familia de flaitongos gringos de esos que viven en remolques y tienen escopetas y escupen en tarritos y ven peleas de camionetas con ruedas gigantes mientras toman cerveza y usan jockey aunque estén adentro de la casa y sea de noche. Ustedes los cachan. Como el hermano de Bill en Kill Bill vol. 2, o como el compadre que comía ardillas en Zodiac. Bueno el principal integrante de esta familia es el compadre de Into de Wild que sufre porque se está transformando lentamente en Jack Black y ya está cachando que va a terminar haciendo películas como Gulliver.

Este Jack Black II llega una noche a hablar con su papá (Arena Man de Spiderman 3) y le dice que encontró la solución a todos sus problemas, y eso es que manden a matar a su mamá, porque la comadre tiene el medio seguro de vida, y porque la principal beneficiaria del seguro es su hermana chica, a quién fácilmente le pueden quitar la plata. Jack Black II no tiene ningún drama con mandar a matar a su vieja, y Arena Man tampoco así que deciden contratar al “Killer Joe” del título, que es un policía corrupto y asesino a sueldo famoso. Apenas aparece este personaje uno siente arcadas porque lo hace el actor Matthew McConaughey que es como el Woody Harrelson de los pobres, y para variar anda transpirado y hablando papiche y con sus rulos apestosos. La hermana chica que se supone recibirá la plata del seguro es la rubia que hacía de amiga de Gatúbela y acá es como toda pánfila y buena para andar en Pelotillehue, así que Woody Harrelson de los Pobres le echa el ojo al tiro, y pide que le den a la comadre como garantía mientras no le paguen el asesinato. Etc. Harto enredo y harta sorpresa, así que mejor no les digo nada.

Esta es de esas películas pasadas a obra de teatro porque verán, está basada en una obra de teatro. Eso significa que todo pasa en muy pocos ambientes, y que hay pocos personajes y todos se dicen los medios diálogos. También es más falsa que una película normal y pasan cosas que se sienten más dementes y cuáticas porque así es el teatro (intenso). Lo que sí tengo que decir es que esta película es terrible demente y cuática incluso para ser una obra de teatro, y los que decían que uno se arrugaba en algunas escenas y miraba para otro lado tenían razón. Todo gracias al personaje del Killer Joe que es un desgraciado enfermo pervertido infeliz maldito que podría ser perfectamente un miembro de la familia Sawyer de Texas Chain Saw Massacre que se fue de la casa y se inscribió en la escuela de carabineros. (Ahora que lo pienso, este Woody Harrelson de los Pobres sí fue un miembro de la familia Sawyer, en Texas Chain Saw Massacre 3. ¿O no? De ahí reviso Wikipedia).

El punto es que pasan cosas MUY mala onda en esta película y en verdad incomoda y apesta, así que mi recomendación es la misma: No la vean con la abuelita. No muestran nada sangrientoso ni nada, pero hay mucha escena de “abuso de poder” por parte del Woody Harrelson de los Pobres, y con eso les digo todo. Y saben qué tengo que felicitar al peliculasta porque las actuaciones están filete, y parece una película POWER hecha por algún peliculasta nuevo, pero en realidad la hizo un compadre que tiene como cien años así que bacán.

Así que si quieren ver un dramón tenso con traiciones y crímenes y abusos de poder que no es recomendable ver delante de la abuelita y que está pasada a obra de teatro, con Killer Joe están al otro litro. Ciento noventa millones trescientas mil ocho calabacitas. Me quedó dando vueltas en la cabeza esta cuestión, brígida. No la programen en Halloween, aunque igual, saben. Ya, chao.

Léanse todas las críticas maestras de ODT haciendo CLICK en el monito, hecho de don Andrés Padilla. Magno.

Y háganse un donativo no sean amarretes.

6 Comments

    • vale
      29 octubre 2012

      Mi abuelita es la mejor, le encantan las pelis de terror. Gracias a ella a mi también me gustan, cuando yo era chica, me dejaba meterme en su cama tapandome la cabeza con la frazada por si algo me daba mucho asco o miedo 😀

      Asi que le dire a mi abuelita que la veamos!!

      Reply
    • Rodrigo Muñoz Cazaux
      29 octubre 2012

      Mi abuelita escucha Anthrax, se ríe con las Evil Dead y encuentra el Exorcista como “linda”

      Reply
    • natii
      30 octubre 2012

      Mi abuelita me hace niñitos envueltos con papas fritas. No tiene nada que ver con las pelis, pero no quiero ser menos.

      Oiga Don Hermes, pero cómo actúa el tal Joe, porque ese actor no le pega mucho a la actuación. Su talento solo es ser una cara “bonita”.

      Igual me tincó. Trataré de conseguirla.

      Saludos Don Hermes.

      Reply
      • Hermes Antonio
        30 octubre 2012

        Actúa bastante bien, aunque conmigo no tenía que esforzarse mucho para ser un degenerado despreciable que uno quiere asesinar, bastó con que se presentara el día del rodaje.

        Reply
    • Rodrigo
      30 octubre 2012

      Una peli incomoda?…Tipo Funny Games?…del tipo “es buena pero ojalá que no la hubiera visto”?

      Reply
      • Hermes Antonio
        30 octubre 2012

        Sip, Funny Games es una buena comparación, aunque esta es mucho más “artificial” y “teatrera”. Buenísimos los diálogos eso sí, y menos deprimente de Funny Games. Pero cortadas por la misma tijera.

        Reply

Leave a Comment