ODT: Siniestro.

No sabía nada de Sinister (2012) cuando fui a verla a una función de prensa súper VIP para los críticos fliméfilos famosos. Lo único que sabía es que en el póster salía una comadre en pijama dejando la embarrada en una pared con unas películas viejas de esas que se ven con proyector casero en el suelo. No había visto tráilers, no sabía de qué se trataba, nada.

Y fue bacán, así que si quieren ver una película de terror con sustos MUY BUENOS vayan al cine no más con confianza y no investiguen nada. Ni siquiera lean esta crítica. De hecho la voy a dejar hasta aquí no más, chao cabros, gracias por leer.

Léanse todas las críticas maestras de ODT haciendo CLICK en el monito, hecho por don Andrés Padilla. Bacano.

Nah, mentira oh, voy a escribir más, no lloren.

Siniestro se trata del flaco cara de calavera con bigote del Ethan Hawke (de las películas Antes de que el Sol Haga Algo y Día de Bulin con Denzel Washington) que acá es un escritor investigativo de crímenes sangrientosos cometidos por asesinos en serie. El compadre escribe libros y soluciona casos que los carabineros no, así que toda la fuerza policial del pueblo le tiene mala, sobre todo cuando se enteran de que el loco se mudó a una casa donde se cometieron unos crímenes y que está escribiendo un libro nuevo. La esposa le pinta el monos por seguir siendo el hombre que es cuando ella se casó con él y le da un últimatum: O su libro es un éxito o ella lo abandona y se lleva a los hijos donde la hermana, demostrando que las esposas son una gran inspiración para los escritores del mundo. Se nota al tiro que Ethan Hawke se arrepiente de no haberse casado con la francesa esa con la que hablaba de poesía toda la noche, pero sigue igual trabajando en su libro intentando resolver el crimen.

Y aquí se encuentra la caja con películas caseras antiguas en el desván de la casa.

Apenas uno ve las latitas con películas entiende que va a haber drama porque si no se hubiera encontrado algo de un formato más moderno. Un pendrive habría dado lo mismo, ponte tú. Un minidisc también. Pero mientras más antiguo el formato, más drama. ¿Películas caseras en lata? Drama. ¿Grabaciones en esas cintas de dos carretes gigantes? Drama. ¿Pergaminos? Drama. ¿Pinturas rupestres, ídolos antiguos en estatua? PEOR. Bueno la cosa es que Ethan Hawke ve las películas y Oh My God, resultan ser los crímenes que está investigando. Y muchos otros más. Y las películas en sí son MUY terroríficas, qué quieren que les diga.

De hecho la primera imagen de la película después de los logotipos es uno de estos crímenes-de-película-casera, y me puso muy nervioso la cuestión. Es terrible, horrorífico, brígido. Y con pinta de película vieja, sin sonido salvo el del proyector, no, todo mal. Que para una película de terror es todo bien. Así que me metí demasiado en lo que pasaba, y no quería ni parpadear siguiendo los detallitos de la investigación del compadre.

No quiero contarles muchos detalles salvo decirles que la cuestión es sobrenatural, y que de a poco empiezan a pasar cosas más y más raras. Se los digo porque esta película está tan bien actuada, y la primera mitad está tan bien hecha, que yo juraba que iba a ser un dramón sobre asesinatos, y que no tendría nada que ver con fantasmas, demonios y cosas raras.

Lo mejor es que se toma muy en serio. El Ethan Hawke actúa muy bien, y es el principal encargado de vender los terrores. Hay partes en que me creí lo que estaba pasando exclusivamente gracias a sus ataques de pánico convincentes. ¿Y la banda sonora? Increíble. El compadre que la hizo se llama Christopher Young y es famoso por siempre hacer bandas sonoras con orquestas a toda raja, onda Hellraiser o Arrástrame al Infierno. Bueno para esta película dejó la orquesta botada y usa puros chisporroteos electrónicos terrorosos, como si la hubiera hecho con sonidos de las películas viejas y de los proyectores endemoniados. Filete.

Igual debo decir que tiene cosas bien mamertas esta película, pero tiene sustos muy buenos y se toma tan en serio que tengo que respetarla. Si les gustó Insidious yo cacho que les va a gustar esta. Es bien parecida, el mismo tipo de sustos para hacerlo a uno saltar (bien hechos), una premisa tontorrona pero hecha en serio, y buenos momentos. Me gustó, saben. Trescientas dieciocho millones diecisiete mil trece calabacitas y un Samara Award al demonio por incorporar tecnologías audiovisuales a sus maldades.

Siniestro (Sinister) se estrena el 01 de noviembre.

Y háganse un donativo no sean amarretes.