Poniéndome al día con Breaking Bad: Episodios 5.02 y 5.03: Oh My God.

Suspendan la marcha a La Moneda, cabros, porque vengo a ponerme al día con Breaking Bad. Cuando fui a Argentina me atrasé con los capítulos y con las reseñas, y después tenía mucho que escribir así que no lo hice y aquí estoy, en el Dicom Flims de las Críticas Maestras, y con cinco capítulos de la quinta temporada sin comentar con mis Breakingbadres que los quiero tanto. Vamos viendo.

¿Saben qué, cabros? No sé si me gusta tanto esta temporada de Breaking Bad.

(Sonido de trueno y relámpago dramático).

Pero momento no prendan las antorchas todavía, les voy a explicar. Encuentro que está filete, como siempre. Las actuaciones son pero a toda zorra, el guión está increíble, el peliculismo la lleva en mala, todo bien. Pero… Como que no es lo mismo, así de simple. Después del final de la cuarta temporada que fue tan pero tan maestro (todavía se me acelera la cuchara recordándolo), siento tres cosas, y estas cosas me tienen algo decepcionado. Aquí van las cosas. Una, siento que esta serie está empezando de nuevo. Dos, siento que no hay tanto en riesgo como antes. Y tres, siento que no habrá tiempo para desarrollarlo todo.

Como ven soy muy sensible. Procedo a explayarme, like a sir.

Está empezando de nuevo: Porque todo quedó tan bien cerrado en la cuarta temporada que ahora para poder empezar de nuevo han tenido que meter personajes nuevos, situaciones nuevas, y volver a explicar las reglas del juego. Creo que desde la tercera temporada que no salían personajes nuevos, ¿Onofre? Hasta ahora todo pasaba entre los personajes que ya cachábamos, y las sorpresas eran extensiones de esos personajes. Los mafiosos mexicanos que aparecieron en la cuarta temporada (por ejemplo) eran parte de la historia de Obama Chilensis, y como siempre estaba a punto de quedar la grande, todo era más tenso. Lo que nos lleva al siguiente punto.

No hay tanto en riesgo como antes: A la sensación de que está todo empezando de nuevo súmenle que no hay ningún villano tratando de matar a los personajes principales, y eso lo echo caleta de menos. Creo que la tercera y la cuarta temporada tuvo ese peligro TODOS los capítulos, y me malacostumbré a esa tensión brígida. Ahora son los personajes los que andan buscando el peligro y como que no es lo mismo. Entiendo que la idea es que esta temporada sea el mismísimo Walter White quien hace de villano, pero todavía ni me acerco a sufrir el miedo de las otras temporadas. Y claro, lo peor de todo es que…

No habrá tiempo para desarrollarlo todo:
Todos sabemos que esta temporada serán sólo 16 capítulos partidos en dos, de cuya primera tanda quedan apenas dos. Todo lo que lograron con Obama Chilensis por ejemplo no podrán replicarlo esta vez porque no hay tiempo. Y qué pena, snif.

Hasta ahora siento que el único capítulo que tenía el mismo nivel de tensión y de urgencia y de Oh My God de las otras temporadas fue el primero. Tenían que destruir evidencia y los iban a pillar, si los pillaban quedaba la grande, etc. Después de eso ha sido puro poner las fichas en su lugar y lo que yo quiero es ver el partido de ajedrez, demonios (metáfora lúdica).

Pero bueno, pongámonos al día y comentemos, que es lo que nos gusta hacer.


May the SPOILERS be with you.

Episodio 5.2: Madrigal.
(Las Aventuras de Tatita Mike).

Este partió con un prólogo terrible WTF. Un alemán probando salsas con McNuggets. Uno de a poco saca conclusiones: Estamos en la compañía de alimentos que les prestaba ropa a Obama Chilensis para el negocio de las drogas. Es tanto lo urgido de este loco que cuando llegan los carabineros a entrevistarlo, él se va al baño y se suicida con un equipo de electroshock que se encontró botado en un pasillo.

La gracia de este capítulo fue que empezamos a ver todo lo que antes sólo cachaban Gus y Tatita Mike, los colaboradores que Walter y Jesse nunca conocieron, y los contactos secretos que proveían los químicos y ayudaban en la distribución, etc. También mostraron a Walter engañando al pobre Jesse (otra vez) que estaba todo mortificado porque no encontraba el pucho con veneno de la temporada anterior. La secuencia fue a toda raja con música ondera y todo pero es uno de los ejemplos de escena que en verdad da lo mismo y que no tiene mucha tensión que digamos. ¿O estoy demasiado exigente? Igual, qué pena Jesse, tuvo el medio llanto, hasta cuándo Walter.

Le ofrecieron a Tatita Mike volver a cocinar y Tatita Mike los mandó a freír pollos hermanos a la punta del cerro. Claro que la investigación de Guataca Hank y la muerte de alemán de los McNuggets hizo que la Histérica (personaje nuevo) se juntara con Tatita Mike para encargarle que MATARA a todos los colaboradores de Gus que cayeron preso. Tatita Mike le dijo relájate comadre, pero la Histérica terminó contratando a otros asesinos para que se echaran a los colaboradores INCLUYENDO Tatita Mike, lo que todos sabemos NO SE HACE, HISTÉRICA. Obviamente Mike la cachó, y despachó a sus asesinos sin arrugarse siquiera (es un decir, parece pasa), pero cuando llegó la hora de echarse a la Histérica, Tatita Mike no fue capaz, y prefirió incluirla en el negocio (puede conseguirse los químicos) a pitiársela.

Lo mejor de todo este capítulo fue descubrir detalles sobre Tatita Mike, y verlo enfrentarse cara a cara con Guataca Hank. Es un ex carabinero que se las sabe todas y que se ganaría la Medalla de Oro Olímpica en Hacerse el Bobby, porque ni se arrugó con Guataca Hank y su compañero Charro Mexicano. Ni siquiera cuando le sacaron a la nieta (aunque eso obviamente ayudó a su decisión al final del capítulo).

Al final, Walter siguió haciendo como que no pasaba nada y estaba todo bien con la Courtney Love Rehabilitada, pero la comadre reacciona a todo como si estuviera casada con Anibal Lecter. Heavy.

Pero ¿entienden de qué hablo? Este capítulo entero fue para “quedar en las mismas” que antes, con los colaboradores, con los químicos, con el negocio. Y todavía quedan más capítulos de estos.

Episodio 5.3: Hazard Pay.
(Dude, Where’s My Meth Lab?)

Sin casa rodante y sin lavandería, los chefs de la droga no tienen dónde hacer sus cristales maestros. Junto con Saul Lionel Hutz y Tatita Mike, Walter y Jesse decidieron que el mejor lugar para cocinar la merca eran las casas que la gente manda a fumigar. Como ponen carpas onda final de E.T. y salen gases tóxicos, nadie iba a sospechar y podían estar moviéndose siempre. Hay que reconocer que la idea es bacán, ¿lo malo? Tienen que meter más gente porque necesitan la complicidad de los fumigadores. Así que ahí están los de Vámonos Pest (nunca va a ser tan bueno el nombre como Los Pollos Hermanos, sorry) incluyendo Matt Damon de los Pobres que en el futuro algo me dice que va a ser importante. Ese algo siendo que ya vi el capítulo cinco, sorry.

Detalle bacán: Volvieron los amigos flaitongos de Jesse. Aunque aparecieron una pura escena y Tatita Mike los echó cascando al tiro. Y hay que reconocer también que escenas como el Tatita Mike ladrándoles a los Vamonos Pest hacen que por mucho que no me guste la temporada, sigue siendo la mejor serie en estos momentos.

– Si necesitan un nombre para ellos… Los llamarán “Sí, señor” (Walter) y “No, señor” (Jesse).

Escena heavy: Walter brígido se encontró cara a cara con el Péndexicano que envenenó la temporada pasada, y él como si nada. Increíble como una escena tan simple puede transmitir tanta maldad, ¿sí o no?

Después vimos la nueva “cocina” en acción. Llegaron los Vamonos Pest a la casa y echaron cascando a los dueños de casa. Cuando entraron los chefs salió el Matt Damon de los Pobres a decirles que había una cámara para guaguas en el living y que él la desactivó. Este compadre Matt Damon de los Pobres obviamente les está haciendo la pata a Walter y Jesse y algo me dice que va a ser importante en el futuro. Ese algo siendo etc.

La secuencia de cocina estuvo filete para variar, y apuesto que no soy el único que muere de ganas de probar la droga que cocinan estos compadres, de puro bacán que se ve todo el proceso. Igual, la idea es muy buena, pero… ¿qué pasa si algún día van a una casa donde el jefe de hogar SEPA sobre fumigación? ¿O cuando no cachen que hay cámaras escondidas? ¿O cuando aparezca un inspector municipal de fumigaciones? (Debe existir eso, ¿o no?).

Lo más importante de este capítulo aparte de todo esto es la manera en que Walter está manipulando a la gente. Primero manipuló a Jesse para que el pobre terminara su pololeo con la mamá del Péndexicano. Muy malditamente empezó a meterle cosas en la cabeza, e incluso le sacó en cara que es asesino. Igual es mejor que haga esto a que después mate a la minoca como hizo con la pobre Jane, en mi opinión. La segunda gran manipulación fue cuando le contó a la hermana de Courtney Love Rehabilitada su aventura con el tontorrón del Ted, todo para que no le echaran a él la culpa de la crisis nerviosa que le vino a la comadre (“Shut up, shut up, shut up!”).

Y bueno, la manipulación se fue al porcino cuando al final del capítulo don Breaking Bad amenazó cara de palo a Jesse. Estaban todos repartiendo la plata de la producción que se mandaron cuando a don Breaking Bad no le empezó a gustar la tajada que le tocaba. Discutieron caleta pero Tatita Mike le mandó el medio golpe bajo a Walter cuando le dijo:

– Sólo porque mataste a Jesse James, no te convierte en Jesse James.

Los que vieron la película El Asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford (Spoiler) saben que esto fue un doble insulto, porque a Jesse James lo mataron por la espalda, a la mala, y fue un viejo colaborador de él considerado por todos un cobarde, incluso por los peliculastas que le pusieron título a la película. Y por la carita que puso Walter, él también había visto ese flim, porque vieran. De no ser por Jesse (Pinkman, no James) que calmó los ánimos, la pelea habría sido más brígida. Pero esta actitud conformista e inteligente no le gustó nadita a Walter, que aquí fue y le recordó a Jesse la muerte del lacayo de Gus, ese que murió degollado por un tip-top.

– He estado pensando en Víctor. Todo este tiempo estaba seguro de que Gus hizo lo que hizo para mandarme un mensaje. Pero quizás hay otra razón. ¿Víctor tratando de cocinar solo? ¿Tomándose libertades que no le correspondían? Quizás voló demasiado cerca del cielo, y terminó muerto.

O en otras palabras:

– Sabís qué Jesse, no me gusta nadita que te pongas tan creativo e inteligente. Tú haz lo que yo te digo y sería. Yo soy Gus aquí y tú eres Víctor, ¿está claro? No se te vayan los humos a la cabeza si no quieres que te meta un ventilador por loci. Chabela.

Después de escuchar ese discurso, yo quedé con la misma cara de Jesse.

¡CONTINUARÁ!

¿Y a ustedes? ¿Qué les parecieron los capítulos?

No sé cocinar Meth así que háganme donativos, buena onda, gracias.

.

2 Comments

    • Borizfox
      8 septiembre 2012

      Yo había pensado que las últimas líneas de Walter eran por el tatita Mike =P

      Reply
    • matias las hetas
      22 septiembre 2012

      algo que rescate del capitulo 2 fue la cara que puso el hank cuando estaba conversando con el jefe y le contó que había invitado a comer a Gus y que estuvo todo el tiempo engañandolo en frente de sus narices y la cara de hank es como de se como se siente. espectacular

      Reply

Leave a Comment