1001 Películas: Casta de Malditos (The Killing).

Bueno lectores maestros, por si vienen recién llegando a la fiesta, esta es la sección donde busco algún flim-que-no-haya-visto-antes del famoso libro 1001 Películas que Hay que Ver Antes de Morir, le hago la mansa crítica y al final les digo si es verdad que hay que verla antes de su cita con San Pedro. Es bacán porque es una oportunidad de completar mi educación fliméfila y de ver (como hoy día) películas que había chuteado desde siempre.

Claro que hoy día tenemos un problema, eso sí. Porque mi memoria me traicionó y/o me estoy volviendo loco, y de nuevo me pasteleé y vi una película que en verdad NO ESTÁ entre las 1001 Películas. Claro, hace tiempo encargué varios DVDs por Amazon para esta sección, y debo haber confundido una que se llama The Killing of a Chinese Bookie (1976) que sí está en el libro, con The Killing (1956) de Stanley Kubrick que no está. Plop.

Igual cualquiera que ha visto ese libro sabe que los compadres incluyeron TODAS las películas de Kubrick, así que mi error no es tan mamerto ahora que lo pienso, no me linchen. Se supone que esta The Killing inspiró además importantes flims de la flimbografía mundial como Perros de la Calle, también fue la película que hizo que todo el mundo dijera “Oye este cabro Kubrick se las trae” y que por eso los de Hollywood le encargaron la película Espartaco, etc. En resumen, The Killing debería estar en el libro y es el mundo el que está equivocado, no yo.

En fin. The Killing, también conocida como Casta de Malditos (en Chile) y/o Muerte en el Hipódromo (en Netflix) se trata de un montón de viejujos en blanco y negro que deciden robar un Teletrak porque justo ese día va a haber mucho viejo panzón apostando y el botín para los ladrones será más o menos caleta de plata. La gracia es que uno va conociendo a todos los personajes que van a participar en el robo uno por uno, y que la película va retrocediendo en el tiempo a cada rato para no perdernos qué estaba haciendo cada uno en cada momento. ¿Se entiende? Uno esta con un personaje, el personaje llega al Teletrak, queda la grande, y después ETACAUZ se rebobina la película y vemos lo que estaba haciendo OTRO compadre, y así sucesivamente.

Yo había leído que esta cuestión había sido influyente para películas como Perros de la Calle y Plop Fiction, pero lamentablemente voy a tener que estar en desacuerdo con esas comparaciones y decir que la Tarantinada que más tiene de The Killing es Jackie Brown (impacto). Es cierto que Perros de la Calle también se trata de unos ladrones que planean un robo y que uno los va conociendo uno por uno, pero en esa película los saltos en el tiempo eran más al lote y NUNCA MOSTRABAN EL ROBO. De Plop Fiction no tiene nada (sorry) pero como les dije sí es igual a Jackie Brown. Específicamente la escena en que hacen el intercambio de la plat en el mall. Los saltos temporales ahí eran siempre PARA ATRÁS, y para mostrar cómo había vivido el intercambio cada personaje, que es exactamente lo que pasa en esta película, claro que acá en vez de mall es un Teletrak y en vez de intercambio buena onda, es asalto.

Al principio no conseguía encontrarle el ADN de Kubrick a la película, porque las actuaciones eran súper exageradas, el narrador parecía un compadre leyendo noticias en los años veinte, y sentía que no pasaba nada. Pero de pronto la película como que prendió y mis córneas no se despegaron más de la pantalla. El protagonista es el mismo que hace de policía en El Padrino (ese al que Michael Corleone le dispara en la garganta cuando está comiendo tallarines [spoiler]) pero más joven y bradpittesco, aunque los personajes que más me gustaron fueron algunos secundarios como el compadre casado con una comadre muy maldita que lo molesta por impotente (en el remake este personaje lo haría William H. Macy, apuesto), o el luchador ruso (creo) que es todo noble, y cuya tarea durante el robo es armar una mocha de la nada para distraer a los policías. Llega un momento en que en verdad está TODO PASANDO en esta cuestión, cabros, y yo estaba muy tenso como si la película la hubiesen hecho recién.

Y aquí sí que se nota el ADN Kubrick porque esta cuestión se hizo el año 1956, o sea hace exactamente MUCHO TIEMPO atrás, y anda a ver cuántas películas de esta época se sienten así hoy día. Aparte de la excelencia me llamó la atención la pelea en el Teletrak, que se parece caleta a la escena en que las pandillas se pelean en ese teatro abandonado en La Naranja Mecánica (con gente volando y la cámara tiritando por el despliegue violentoso) o también toda la onda “destino” que termina embarrándole la onda a todos los personajes lo cual es MUY KUBRICK si han visto sus películas.

“¿Ah sí, personajes? ¿Quieren salirse con la suya? TOMEN”, pareciera que dice Kubrick en casi todas sus pelis y acá pasa caleta. No les voy a contar, pero mis escenas favoritas de destino mala onda incluyen la presencia de una herradura y otra de un perrito Poodle. El crimen no paga, firma: Kubrick. Post Data: Guaja. Lo otro que me gustó caleta es que me acordé de adivinen qué película cuando apareció uno de los ladrones del Teletrak con esta pintita, cáchense:

Deja Vu.

Mi única queja viendo la película es que el narrador en off era como el forro. El compadre hablaba con un tono apestoso y era peor que Carlos Pinto apareciendo en la niebla. Cero aporte, todo mal. Y esto viniendo de Kubrick era para agarrar la película a cachamales porque para qué estamos con cosas. Este peliculasta es MAESTRO usando narradores (los de La Naranja Mecánica y Barry Lyndon son probablemente mis Narradores en Off Favoritos de la Historia del Flim), por lo que esta no te la iba a perdonar Kubrick. Pero después leyendo sobre la película leí que los de Hollywood lo OBLIGARON a poner ese narrador por miedo a que la gente no entendiera las rebobinadas temporales. Según Internet Kubrick estaba tan picado que decidió poner un narrador charcha INTENCIONALMENTE. Cuando leí esto me alivié y dije “Bueno ya, Kubrick, te perdono”, pero después pensé “Kubrick ¿de verdad habría querido meter INTENCIONALMENTE algo charcha en sus películas?” Yo creo que no. Así que escojo creer que el compadre también creía que la gente se podía enredar viendo la película, metió el narrador, y le quedó charcha no más. ¿Qué, no se puede equivocar acaso? Si hasta Tarantino puso relojitos en Jackie Brown para hacer lo mismo, y esto fue hace MUCHO TIEMPO atrás. Lo consideraremos el condoro antes de las obras maestras, tal como mis papás hicieron a mi hermano Gabo antes de hacerme a mí, por ejemplo.

En fin, The Killing es a toda raja. Si les gusta Kubrick y no la han visto apuesto que la encuentran la zorra aunque no esté a la altura de sus Greatest Hits. También la recomiendo a los que les gusten las historias de ladrones, porque está a toda raja. Finalmente se la recomiendo a los giles que hicieron el libro 1001 Películas Que Hay Que Ver Antes De Morir porque es EL COLMO que no la hayan incluido generándome inseguridades y miedo al Alzheimer. En serio. Según yo, esta sí hay que verla antes de morir. Quinientos millones setecientas dos estrellas y un Guaja Award a los ladrones. Menos al luchador, ese me cayó bacán.

Recuerden que si quieren encargar a Amazon este libraco y/o cualquiera de las 1001 Películas y/o cualquier película que no esté entre las 1001 como The Killing, la mejor manera de hacerlo es usando las casillas en Miami de mi auspiciador maestro Hot Express. El aplauso. Debería inventar un jingle.

7 Comments

    • ale
      7 mayo 2012

      hace unas semanas baje “kubrick collection” (aun no las veo todas porque son hartas y no tengo tanto tiempo libre), no traía todas las películas de nuestro amigo stanley pero si sus grandes hitasos del cine, ahora revise solo para ver si estaba the killing y si esta 😀 quizás esta película no esta en 1001 películas antes de morir pero al menos esta en los hitasos peliculientos de kubrik, its something

      Reply
    • Luis Villegas
      7 mayo 2012

      jaja, muy buena crítica. También es obvio que el homenaje de Tarantino es jackie Brown, pero no falta el longi que no la vio y empieza a nombrar las otras.
      Bacán Kubrick con su final todos pierden. Cuando vi Lucky number slevin tb me pareció ver algunas semejanzas, más que nada en los flash back del hipódromo. Hay que ver todo Kubrick, en todas hay cuestiones interesantes.

      Reply
    • Pablo
      7 mayo 2012

      The Killing es muy buena, en el final hasta me dio un poco de pena por Sterling Hayden, hay que robar con maletines nuevos. Raro que no esté en las 1001, veía y de Kubrick no están Eyes Wides Shut, esta y Killer’s Kiss, que se supone que es una película menor (y Fear and Desire, que siempre quiso hacerla desaparecer.

      Siga así Hermes, ojalá que encuentre donativos para el sitio. Cuando empiece a trabajar podría ayudar.

      Reply
    • natii
      9 mayo 2012

      Don Hermes, se ve buena esta peli. Será que usted hace muy bien su pega…y cada vez que propone una peli yo me engrupo y quiero verla.

      No sabe como crece mi excel de pelis que quiero ver y no he visto. Necesito otra vida para ver tanto film bueno.

      Saludos Don Hermes.

      Reply
    • carlos
      12 mayo 2012

      Me quedé con la duda de a cual película se acordó con el ladrón del Teletrak ¿donde he visto a ese ladrón?

      Reply
    • Aracely Morin
      14 mayo 2012

      La verdad es que le doy un hijo a Kubrick 🙂 Tengo mucha memorabilia de él, pero una de las cosas que lamento de eso es el no tener, precisamente, este pedazo de flim que todavía mantengo en mi top 5 de los mejores peliculazos de Stanley.

      Reply
    • Gaby
      17 mayo 2012

      Esta es la única película de Kubrik que vi entera y no tuve ganas de suicidarme mientras la veía.

      Es wenaaaaa wena, y eso que está en blanco y negro.

      Reply

Leave a Comment