The Walking Dead, episodio 2.10: 18 Miles Out.

THE WALKING SPOILERS

Este partió con escena calienta-sopa: Puro caos y todos arrancando de los muertos, incluyendo el Carabinero Rick, Jake La Motta y el compadre de la pierna. De pronto Jake se encierra en una micro de colegio y ZUÁCATE, créditos. ¿Cómo tan calienta-sopa, Walking Dead?

El capítulo siguió con as escenas de blablá típicas, esta vez discutiendo qué hacer con el compadre de la pierna que se trajeron a la granja el capítulo anterior. Y no sé ustedes, pero yo encuentro que estas escenas de discusión blablá se están poniendo cada vez más buenas porque en verdad son situaciones peludas y difíciles de solucionar. ¿No encuentran ustedes? Antes cuando eran más lateras uno tenía la sensación de que los personajes discutían por discutir, pero ahora encuentro que no es tan fácil, así que es más brígido todo.

Porque en verdad, ¿qué hacer con el compadre de la pierna? Ya lo salvaron, no tiene sentido que lo maten después de haber hecho todo eso, pero es cierto que el otro puede traer a los flaitongos a la granja y ahí sí que todo mal. Y sorprendentemente el único al que le encontré la razón en todo esto fue al Carabinero Rick.

Idea suya fue esperar a que el compadre estuviera mejor para después ir a botarlo a dieciocho millas de la granja. Lo amarraron y lo metieron al maletero igual que camarógrafo de Tarantino, y le pusieron audífonos con música para que no copuchara. Y partieron Jake La Motta y Carabinero Rick a su paseo de dieciocho millas. Claro que el Carabinero Rick quería tener la oportunidad de hablar con su (ex) amigo para poner los puntos sobre las íes, las cremillas sobre las úes y las cejas sobre las eñes, porque hasta cuándo con la incomunicación. Además recordemos que el Carabinero Rick quedó todo psicoseado después del discurso que le pegó la Turnia al final del capítulo anterior, y también notemos que el verbo psicosear es horrible y trataré de no usarlo más. Pero andan todos psicoseados en The Walking Dead, yo creo que principalmente porque esto de los zombis es bien estresante.

El Carabinero Rick demostró que es un maestro cuando le dio clases a Jake La Motta sobre cómo echarse zombis usando un cuchillo. Se cortó él primero para hacer que el zombi se acercara y después SPLUACKH cuchillo en el cráneo. Silencioso, efectivo y con un cálido toque de atención personalizada. (Y lo mejor fue ver que después Jake La Motta usaba la técnica tal cual en un momento de apuro).

Para practicar lo hicieron en dos zombis carabineros, y debo reconocer también que el uso que después hicieron los peliculastas de estos zombis carabineros fue para aplaudirlos. Pero ya vamos a llegar a eso. Inevitablemente Jake La Motta y Carabinero Rick empezaron a pelear por culpa de la Turnia, y aunque el Carabinero Rick intentó hacer que el otro entrara en razón, estaban los dos tan picados que después fue inevitable que se agarraran a coscacho limpio. Esta fue una de las escenas más tensas porque tenían por un lado la pelea, por el otro el compadre de la pierna intentando agarrar un cuchillo, y finalmente la amenaza de los zombis que iban a aparecer en cualquier minuto y lo sabíamos gracias a la escena calienta sopa. Estuve así de tenso durante todo este capítulo, saben.

Hoy, en Personajes que a Nadie le Importan: La hija menor del granjero tiene penita y se quiere suicidar. Snif, etc.

Hoy, en Personajes que Sorprenden Heavy: ¡Qué la zorra el compadre de la pierna vs. los zombis! Harto maletera la movida de quebrarle el brazo a la pobre muerta esa, y no tenía para qué apuñalarla setenta veces en el cráneo, digo yo. En esta escena me pregunté por primera vez qué pasaría si le cayera una gotita de sangre zombi en la boca a alguien. En el universo de Exterminio por ejemplo, eso significaría transformación inmediata, pero en The Walking Dead pareciera que a nadie le importa el salpique.

Lo cual me lleva a hacerme la primera PREGUNTA DE SUMA IMPORTANCIA (PDSI) en mucho tiempo. Aquí va: Si en The Walking Dead el zombismo es un virus, ¿no deberían tener más cuidado no sólo con el salpique sino también con los cuchillos? Acá los compadres se cortaban a sí mismos, después mataban zombis y después volvían a cortarse CON EL MISMO CUCHILLO. ¿Cómo tan imprudentes? Ahora que lo pienso el Carabinero Rick nunca se cortó después de haber matado a un zombi, pero el Jake La Motta lo hizo sí o sí. ¿Significa que se contagió el zombismo sin darse cuenta? ¿O esta PDSI es extremadamente nerd y no le importa a nadie y da lo mismo? Díganme qué opinan ustedes.

Y a propósito, este fue el capítulo de las peleas, loco. Aparte de La Motta vs. Carabinero Rick tuvimos Andrea vs. La Turnia, y la dura que no sé cuál tuvo más golpes bajos que me hicieron arrugarme de dolor. Las minocas pelearon a puro blablá pero eso es lo de menos, porque se sacaron en cara hasta las mentiras del currículum. La Turnia le decía a Andrea que desde que se puso suicida se había puesto floja, y la otra le dijo que era más prosti que las gallinas básicamente. Y ahí quedó la Turnia.

Y cabros qué quieren que les diga. El Rick se está poniendo cada vez más las pilas. Empezó sorprendiéndome con lo rápido y sangre fría que fue su decisión de echarse a los flaitongos de la cantina en el capítulo 8. Después con su actuar rápido con el compadre de la pierna y con todas las paras de carro que le pegó a La Motta y su uso del cuchillo. Y se terminó de coronar como maestro cuando se echó a tres zombis y le disparó a uno A TRAVÉS DEL CRÁNEO DEL OTRO. ¿Cómo les quedó el ojo con esta escena? La dura, cualquiera que basuree The Walking Dead no sabe lo que se pierde y este tipo de escenas son el ejemplo.

Okay me retracto: La hija menor suicida del granjero (suegro) sí me importó cuando habló con su hermana mayor. Y fue porque me convenció. En verdad, si yo fuera personaje en The Walking Dead me tinca que sería de los más lateros, de los que filosofa a cada rato sobre por qué está pasando lo que está pasando, y de los que querría suicidarse igual que esta rucia. Por más que quisiera verme como el abacanado del grupo onda Daryl tengo que aceptar mi realidad mamona. Así que te entiendo, hija menor suicida del granjero (suegro).

– No quiero que me destripen. Quiero irme. En esta cama. Esta noche. Contigo al lado mío. Por favor.

La dura, me conmovió la loca. Y como siguió el cuento lo encontré a toda zorra también. Andrea (que pasó por lo mismo) habló con la suicida y básicamente le dio permiso para que suicidara. La otra lo intentó pero se arrepintió, y aunque Andrea lo ve como que ella escogió vivir, Granjera Hot lo vio como “dejaste a mi hermana sola, no te quiero ver más, escuincla babosa”. Es heavy porque uno entiende a las dos.

Y no quiero apuntar a los teje-manejes de la serie pero, ¿qué onda el granjero invisible? Parece que el abuelito estuvo resfriado el día que grabaron este capítulo porque no salió ni por si acaso. Ni siquiera se molestaron en inventar excusas para que no estuviera. “¿Dónde está el granjero?” “No sé hace rato que no lo veo”. Y después la media escena entre sus hijas sin que apareciera y de pronto “Mi papá le está suturando las heridas”. Tome vitamina C, abuelito, no queremos más granjero invisible.

El capítulo terminó con lo más emocionante que ha pasado en harto tiempo. El Carabinero Rick decidió dejar botado a Jake La Motta justo cuando estaba en la micro de colegio rodeado de zombis, y uno sintió el mismo dolor que La Motta, y lo sé porque puse la misma cara del compadre. No podía ser, ¿cómo el Carabinero Rick le iba a hacer eso a su amigo? Esa era una movida La Motta, no una movida Carabinero Rick. ¿Y qué fue lo que lo hizo recapacitar? Los cadáveres de los dos zombis carabineros tirados en el pasto. En esa imagen estaba todo, cabrito, la amistad, la muerte, el pasado, el futuro. Casi me entró una basurita al ojo. Y después el rescate todo heroico y abacanado, increíble.

El capítulo terminó con el Carabinero Rick y Jake La Motta haciendo las paces momentáneamente, y con esa imagen enigmática que me gustó caleta: El zombi solitario caminando en el maizal, como Gladiador o qué sé yo. No queda claro qué rollos se pasa Jake La Motta mirando a este zombi, pero lo encontré a toda zorra. Quizás se ve a sí mismo, solo por el mundo. Quizás ve la amenaza que va directamente a la granja pero decide no decirle a nadie porque el compadre está entero loco (aceptémoslo). O quizás lo mira y se ríe porque el otro anda con corbata en el maizal y debe estar muriéndose de calor, guaja zombi Gladiador. Sea lo que sea, encontré la zorra la imagen. Y un final maestro para el que debe ser mi capítulo favorito hasta el momento de toda la temporada. A ver cómo sigue.

¿A ustedes les gustó este capítulo?
¡Lean todo lo que he escrito sobre The Walking Dead haciendo click en este cuadrito! ¡O aquí!