ODT: Actividad Paranormal 3.

(PRIMERA PARTE: EN DEFENSA A ACTIVIDAD PARANORMAL. SI QUIERE LEER SÓLO SOBRE LA 3, SÁLTESE A LA SEGUNDA PARTE, IMPACIENTE APESTOSO).

Voy a morir defendiendo la primera Paranormal Activity. Aunque esté solo en el mundo y me rodeen las hordas de giles diciendo que “No pasaba nada” y que era mala porque “No da miedo”, yo voy a luchar. Escojo esta batalla, cabros, y aunque no me quede nada de vida en el cuerpo, voy a arrastrarme en mi propia sangre y voy clavar la bandera en el monte de la verdad fliméfila, como esos soldados de la foto famosa (metáfora). Sí, cabros. Actividad Paranormal es la media película de terror, digan lo que quieran, y qué te importa cómo sea yo, a ver.

Ahora voy a hacer lo que los detractores de esta película no conocen ni por si acaso: Argumentar (guaja). Lo primero que me gustó de Actividad Paranormal es que era de esas películas donde el camarógrafo está metido en la película junto con los demás personajes pero así y todo NO ERA CAMARÓGRAFO EPILÉPTICO. Hasta entonces como que todas estas películas ponían nerviosa a la gente terremoteando la pantalla y mareándolo a uno con gritos y gente arrancando. Esta no, era siempre una cámara fija grabando a una pareja de pololos mientras los penaban en la casa.

Como la cámara estaba quieta, la gente con imaginación empezaba a pasarse rollos y a asustarse cuando se cachaba el más mínimo movimiento. Cuando un vientecito movía las sábanas o cuando una puerta se cerraba, uno quedaba para dentro porque esta cuestión no era la típica película de terror donde llegaba un asesino o donde el medio efecto especial aparecía de pronto. Esta era una que podía pasarle a uno en su casa. De hecho, a mí se me ha movido la puerta, y obvio que me he pasado el rollo de que es un fantasma. ¿Quién no?

Después de usar nuestra imaginación en nuestra contra, los peliculastas seguían asustándonos con más cosas que a todos nos han pasado, como el momento en que escuchamos un ruido y salimos a sapear al living. Esos segundos antes de que uno prenda la luz y en que podría haber cualquier cosa. Y también el miedo que da después de prender la luz y ver que no hay nada. ¿Qué hizo el ruido entonces? La gente que odia esta cuestión no le da mérito a estos peliculastas porque creen que esto es que “no pase nada”, cuando la gente que tiene imaginación y que es miedosa sabe que está todo pasando. Y lo que están haciendo es decirnos “Pssst, esto es la realidad y no sólo a usted le pasan estas cosas, también pasa cuando hay espíritus demoníacos así que cuidadito”.

Lo otro que me dio mucho miedo fue cuando apareció el señor experto en espíritus, y el muy maldito lo primero que hace es decirles a los pololos que no puede ayudarlos, y que tiene que irse de inmediato de la casa porque el demonio se está enojando con su presencia. Y no sé ustedes pero esto a mí me funcionó mejor que un Paranormal Activia y me deshinché más que Diana Bolocco, de una. Como he dicho muchas veces aquí en Octubre del Terror esas cosas dan miedo porque son IDEAS TERRORÍFICAS. ¿Y qué me dicen de esas partes en que la comadre se para y se queda INMÓVIL MIRANDO AL POLOLO MIENTRAS DUERME DURANTE HORAS? ¿Se les ocurre algo PEOR que despertar en la noche y haya alguien inmóvil mirándolo a uno? Me dio miedo hasta escribirlo.

Bueno, todas esas cosas hizo Paranormal Activity y las hizo bien. El final tiene varios sustos también, pero yo cacho que hay gente que engancha con este tipo de terror y gente que no, no más. También he peleado con muchos que dicen que El Proyecto de la Bruja de Blair es mala y que no les pasa nada con ese final, aunque para mí es uno de LOS FINALES MÁS TERRORÍFICOS DE LA HISTORIA Y NUNCA MÁS SE ME VA A OLVIDAR.

Lamentablemente después de defender Actividad Paranormal hasta por los codos, los compadres se mandaron Actividad Paranormal 2 y me dejaron como la mona. Todo lo que la uno lo tenía simple, la dos lo tenía atadoso, y se perdió toda la onda “Esto le podría pasar a usted en su casa”, según yo. Le metieron una explicación enredada al demonio, y me acuerdo que me aburrí caleta, aunque tenía algunos sustos decentes, como una parte en la cocina en que pegué el medio grito (varonil). Filo, tampoco me gustó Blair Witch 2, pero quién nos quita lo asustao y lo gritao. Nadie.

(SEGUNDA PARTE: AQUÍ EMPIEZO A HABLAR DE LA 3, POR FIN)

Y bueno con esas expectativas fui al cine a ver Actividad Paranormal 3 (2011): Cero (0). No me gustaba nadita que fuera en realidad una “precuela” (o sea, que pasara ANTES de las otras dos películas), y aunque me gustan este tipo de películas (de camarógrafo metido en el flim) también hay que decir que ya está un poco repetida la cuestión, hasta cuándo. Devuélvanle la pega a los camarógrafos profesionales, suficiente tienen los pobres protagonistas de las películas con el sufrimiento de los flims que más encima tienen que andar grabando todo, cargando las baterías, haciendo los zooms, ya basta.

¿Y bueno qué tal esta cuestión, Hermes, por fa, mira que ya he leído como quince párrafos y todavía no contai qué onda, chicotea los caracoles, querís? Traquilein Bruce Wayne, estaba creando suspenso. ¿Vieron? Por eso no les gustan las películas donde hay que esperar, porque no tienen paciencia. Mi veredicto es que Actividad Paranormal 3 está… (redoble de tambores) …Harto buena, cabrito.

Está ambientada en los ochenta y se trata de las hermanas Zoo Del Channel Gordita Hot (de la uno) y su hermana (de la dos), pero cuando eran péndex. Viven en una casa gigante como todos los gringos de película de terror, y la mamá tiene un pololo buena onda que graba matrimonios así que tiene caleta de cámaras para grabar la película Actividad Paranormal 3 (sólo en cines). Es maestro además porque tiene cámaras de los años ochenta pero graban la zorra aunque haya poca luz, no tienen pifias y son widescreen, así que todo bien.

Lo primero que hay que reconcerles a los peliculastas es que hicieron que esta familia a uno le caiga bien. De hecho varias veces me acordé de LA FAMILIA MÁS SIMPÁTICA DE LA HISTORIA DEL CINE DE TERROR que todos saben es la de Poltergeist. Acá son todos igual de divertidos, y uno les agarra buena rapidito, y también las cosas empiezan a ponerse feas después de un “temblor”. La péndex más chica también habla con gente invisible como hacía la Poltergeist, y pasan varias cosas más que no voy a contar pero que los que les gusta esa película van a cachar al tiro (pista: muebles de cocina OMFG).

El compadre que graba matrimonios empieza a sospechar que aquí hay Gasparín encerrado, y decide poner cámaras por todas partes. Y como es pillo y se las trae, en el living de la casa chanta una cámara arriba de un ventilador para poder grabar de lado a lado, despacito. Y a todos los giles que no tienen paciencia con estas películas les aviso que se preparen para estas escenas de la cámara que se mueve para el lado despacito… y después se devuelve. Les va a encantar.

Y cabros, de a poco esta película me fue asustando. Al principio estaba todo chorizo porque no me había gustado la dos, pero en cuanto pasa el temblor pasó algo que me hizo decir “Uuuuuh”, y de ahí no paró hasta el final. Igual tiene algo de lo atadoso que tenía la dos de explicar mucho de dónde viene el Gasparín mala onda, pero acá les quedó bien y usó otra cosa que siempre me ha dado miedo, pero que no voy a revelar por si la quieren ver (aprende, Actividad Paranormal 2).

Así que ya saben: Si ustedes están de acuerdo con mis peladas de cable y/o son de esas personas con imaginación que sí les funcionó Actividad Paranormal, esta les va a encantar, y les va a asustar igual. Yo la vi en un cine lleno y se notaba que estábamos todos muy metidos. Incluso escuché a una pareja de pololos que se sacaban la madre y se reían de puro asustados que estaban. Y así da gusto ver estas películas. En mi cine no había ni un solo pelmazo diciendo “Pffft” o reclamando. Mucha gente metía bulla, pero era de esa bulla de estar metidos en la película, no la bulla irrespetuosa, así que todo bien. Doscientos dieciocho millones quince mil noventa y una calabacitas. Y ya sí, les quedó buena, pero ahora en serio. Córtenla con la leserita.

¡Hágase FAN en FACEBOOK! ¡Vamos a ser OCHO MIL ejalé! ¡Y haga click en el dibujito para ver todo OCTUBRE DEL TERROR!