¡Reportaje Gráfico Especial Maestro! ¡Fui a la Zombiewalk!

En el Metro estaba la escoba. Los que iban a la Zombiewalk se encontraron con los Orgullosos de Ser Católicos y todos se miraban entre ellos y pensaban exactamente lo mismo el uno del otro: “Gente ridícula cómo pueden hacer estos eventos inútiles lo único que hacen es perder el tiempo y su dignidad como ser humanos”. Lo que sí debo felicitar a los de la Zombiewalk porque –a diferencia de los Orgullosos de Ser Católicos– todos los miraban muertos de la risa y les sacaban fotos con el celular.

Había gente de todas las edades, y en el mismo Metro vi una abuelita con la mejor caracterización de zombi que he visto en mi vida, la ropa vieja, los pellejos colgando, los dientes amarillos, un ojo lechoso, del terror. La felicité por su valentía y su juventud de alma, pero después me preguntó qué era un zombie work. En la Plaza de Armas había pura felicidad, todos riéndose y mirándose y tratando de adivinar los disfraces. También tuve que felicitar a uno porque el disfraz de vagabundo zombi le había quedado increíble y me pidió unas monedas y me dijo puras cosas incomprensibles, onda realmente metido en el personaje.

Cada vez que alguien me reclamaba por no ir de zombi (no tuve tiempo de disfrazarme, sorry) yo les decía que iba disfrazado de comida y era chistoso, hasta que unas gorditas agarraron papa y me empezaron a toquetear entero, y tuve que arrancar porque este huachalomo ya tiene su carnicera. Igual con hambre no se quedaron porque había caleta de compadres vendiendo hamburguesas de SOYA porque el chileno es contradictorio.

Lo más chistoso en todo caso fueron los compadres que atacaban a los autos que iban pasando, y verles las caras a los que iban a adentro. Los que no se lo tomaron nada bien fueron los de un camión de cerveza, porque al zombi chilensis le gusta la jarana. Igual vi hartas cosas que no me gustaron, tengo que decirlo. Aunque me dijeron después que sí había uno, yo no vi a ningún zombi Steve Jobs mostrando un iPad. Tampoco un Stephen Hawking, ni un Camiroaga, ni nada. Lo que sí vi fue un Freddy Krueger zombi que andaba con una cabeza de Jason. WTF. Compadrito, no es por ser pesado pero ¿vio siquiera la película donde esos se enfrentan? Y segundo, ¿cómo es posible que Freddy Krueger que es un demonio espiritual que come almas en los sueños sea un ZOMBI? ¿Ah? Para la próxima hay que hacer las tareas, si esto no es cualquier tontera inútil producto del ocio, es la Zombiewalk.

En fin, lo pasé chancho caminando entremedio de lo zombis y sacándoles fotos, y aquí les dejo algunas por si se la perdieron. Van a ver que hay unos BUENÍSIMOS. Gracias a todos los que me dejaron sacarle fotos menos a la comadre que se escondió detrás de la amiga. Claro, se levantó temprano para hacerse el medio disfraz, salió a la calle a desfilar delante de todo el mundo y cuando le iba a sacar la foto le dio la timidez. Buena onda, zombi. Ya, disfruten las fotos, cabros.

¡Y ESCUCHEN EL SEGUNDO EPISODIO DEL FLIMCAST!

Zombis vs. Pilsen.

Ñami Ñami.

Dinky Winky (Detrasito: El gorro más gil del universo).

Ya, reconozco que me dio miedo.

Actitud.

Jajajja: Uno de Plants vs Zombies.

¡Seco! ¡Otro de Plants vs Zombis! (No se la pudo contra todos).

No mates la música.

No se nota pero tenía los ojos brígidos.

Super Maria Sister.

Uno de mis favoritos: El Llanero Solitario.

Jesus Christ: Ladies man.

Colgate.

Compadrito: Nunca se le va a sanar si no para de rascarse.

Le pedí un autógrafo y me dijo Nou, Nou, Nou.

Uy.

El detalle: ¡Anda con una torta de jamón!

Evento simultáneo: La Copwalk.

Estaba muerta de verdad y nadie se dio cuenta.

Este es Michael Jackson y nada que ver. Lo puse para ver si estaban atentos.

Aaaw.

Esta comadre es seca. La otra nunca había visto una cámara.

X-Men.

Ella se las mandó. Al lado: Emilio Sutherland zombi.

Willem Defoe.

Bien, este loco.

Behold: SALFATE ZOMBI (la ponchera falsa la lleva).

Hasta cuándo con la represión.

Ya, denle un premio a este compadre. He is the champion, my friend.

¿LE GUSTÓ? ¡GÚSTELO EN FACEBOOK Y RECOMIÉNDELO!