ODT: Detrás de las Paredes.

Primero que nada una advertencia: Si piensan ver esta cuestión, por el amor de Jebús no vean el tráiler. Cuenta TODO lo que pasa en la película como hasta la hora diez. La dura. Yo lo vi hace tiempo, y hoy día en el cine caché que me acordaba de todo y que estaba puro esperando que pasara lo que ya sabía que iba a pasar. Pero bueno, ya advertidos ahora retomemos la crítica maestra: No vean esta película.

Detrás de las Paredes (Dream House, 2011) se trata del James Bond, que es feliz con su esposa la comadre de La Momia y con las dos péndex que salen en el póster y que en mi opinión han visto mucho El Resplandor. Y también Garden State cuando el Scrubs usa una camisa igual al papel mural. Se supone que viven en una casa recién comprada, pero al tiro empiezan a sospechar que en esa casa pasó algo brígido con los anteriores propietarios.

Los vecinos los basurean, le dicen “de qué te las dai James Bond” y van y le hacen bulin a él y a la esposa y a las hijas, todo por vivir en la casa donde pasó algo brígido, etc. Hasta que un día James Bond empieza a cachar que en la casa también vivían unas  niñitas El Resplandor, y que lo que pasó fue que el papá de esa familia se volvió loco y los mató a todos, igual que en El Resplandor. La cosa es que James Bond se obsesiona con averiguar la verdad sobre la casa y embala métale investigando pero lamentablemente no como James Bond así que no hace tira ningún auto millonario ni persigue a un negro parkour por la construcción, ni nada. De hecho se va en puros recortes de diario y preguntarle al dueño del almacén… Hasta que se entera de lo que salía en al tráiler (IMPACTO).

Después de eso pasan varias cosas más, y uno tendría que sorprenderse cuando se descubre LA VERDAD, pero la dura que da lo mismo y el único motivo por el que no se supo antes es porque LOS PELICULASTAS NO HABÍAN QUERIDO DECIRNOS. O sea, una estafa. Yo entiendo cuando los personajes investigan y buscan algo, y de pronto ZUÁCATE lo descubren y en el cine no vuela una mosca, pero acá no. Acá como que pasan los minutos y de repente los peliculastas dicen “Bueno ya, nos aburrimos de no decirles lo que pasó así que aquí tienen un flashpack, y ya ahora que saben váyanse para la casa y gracias por sus tres lucas. PD. Guaja”.

Así que a nadie con esta película. El medio elenco igual da lo mismo después de un rato, y todo el terror que prometía el póster, el tráiler y las cabras chicas satánicas quedó en nada. De hecho, quiero ir al SERNAC FLIMÉFILO a poner mi denuncia porque intentan pasar esta cuestión por TERROR, si con suerte es, eh, MISTERIO DRAMÁTICO CON FLASHPACKS Y SECRETOS IMPACTANTES QUE SALÍAN EN EL TRÁILER.

Pero bueno, no todo es tan charcha ahora que lo pienso. Porque leyendo en Internet caché que mientras hacían esta película, el James Bond se enamoró de La Momia, y terminaron casándose incluso. O sea, todo tiene su lado positivo. Dos mil calabacitas. No la vean, gracias.

¿Quieren que siga? ¿Quieren que pare? ¿Gústenme en Facebook?