ODT: Cropsey.

Yo les cuento toda la volá de Cropsey (2009). “Cropsey” es una palabra que los neoyorkinos de New York usan para referirse a un asesino equis, y que se usa para asustar cabros chicos, onda “El Cuco”, “El viejo del saco” o “Delfina Guzmán”. Ustedes saben, típica amenaza de los adultos contra nosotros: “Lávate los dientes o va a venir el Cropsey”, “Escóndele de nuevo las pastillas de la epilepsia a tu Primo Feto  y llamo al Cropsey”, o “Llama… ambulancia… o Cropsey”, etc.

Y bueno, en el caso de este documentalo del terror, se refiere puntualmente a la leyenda urbana de Staten Island, una isla neoyorkina (de New York) que no tiene nada de glamorosa y a lo más serviría para hacer la serie Garbage & the City con Sarah Jessica Flaite. Según la película, en este lugar la palabra “Cropsey” significa algo distinto porque en los años ochenta empezaron a desaparecer niñitos, y todos los statenisleños decían que era el Cropsey. Lo brígido es que las desapariciones no eran de cualquier tipo de niñito, sino que de pobres niñitos con problemas mentales. O sea, todo mal. Los peliculastas (que son una pareja onda Mulder y Scully) empiezan a investigar, y la investigación los lleva a lugares tan tiernos como manicomios abandonados, ruinas de hospitales para tuberculosos, cementerios, etc. y las teorías le llevan desde cultos satánicos hasta necrofilia. O sea, es un documentalo para alegrarle la vida a la gente con su colorido, su buena onda y su optimismo.

Al principio pareciera que es un documentalo policial más, de esos que investigan crímenes y juicios (como el MAESTRO Paradise Lost que les recomendé hace tiempo), pero les aviso al tiro que es otra cosa. Esta cuestión es como Zodiac, en versión documentalo. O sea: mucha investigación, cosas terroríficas que dan miedo, misterio, teorías, teorías que uno se cree, y después misterio. “Sorry, no hay respuesta, pero esto es lo más cerca que vamos a llegar, gracias”. Si eso no les molesta, entonces consíganse esta cuestión y véanla al tiro y ni siquiera sigan leyendo.

¿Y por qué está en mi sección (maestra) dedicada a películas de terror? Porque tiene CALETA de escenas que son más terroríficas que cualquier película, por eso. No les quiero describir mucho, pero todas las escenas tienen que ver con los peliculastas entrando a lugares abandonados que tienen la media historia, como un manicomio de niños que cerraron en los setentas por malas condiciones. Lo peor es que tienen IMÁGENES de ese manicomio cuando estaba funcionando, y esas imágenes me van a dar pesadillas, lo sé, y voy a despertar llorando como un mamasán.

Lo otro que me dio miedo no sé muy bien por qué, son todas las imágenes de noticiarios y cosas así, porque se ven todas como grabadas de la tele en VHS flaitongo, y los peinados empiezan a afectar el sistema nervioso, o qué sé yo. También hay que darle un premio especial al viejo loco No Sé Cuánto, que es el principal sospechoso de los crímenes y que tiene una pinta que hace imposible dudar de su culpabilidad. Cáchense:

Pero ese es justamente uno de los puntos del documentalo (igual que Paradise Lost), que es re fácil ver a este viejujo y querer meterlo preso cien años, pero ¿es tan así la verdad? ¿ah? Igual acá el péndulo es mucho más dudoso (a diferencia de Paradise Lost), pero igual uno está con así cada pepa, porque a cada rato hay pistas nuevas, o sale alguien a declarar.

Son tan heavy los crímenes y la reacción de la gente, que uno está toda la película indignado. Por ejemplo en una parte sale una comadre de la nada diciendo que fue testigo de uno de los secuestros hace veinte años, y es imposible no creer que la comadre está puro engrupiendo. No sólo porque tenía seis años cuando fue testigo, sino además porque se nota que está entera loca. Y también sale una señora con una “organización” para encontrar a las víctimas, pero se nota que lo único que quiere es salir en la tele. Pero justo por las apariencias es que un viejujo está preso, así que no sé nada.

En fin. Si todo esto que les describí les parece interesante, seguro se van a meter en la película y se van a asustar como yo. Por todo eso le doy trescientas dieciocho millones mil dos calabacitas a la película, y un Arthur Leigh Allen Award al viejo loco, por creepy. ¡Hasta la otra entrega de Octubre del Terror! ¡Mañana! Ahora los dejo con unas palabras de mi auspiciador.

¿De dónde sacar este flim? Hay muchas maneras, pero yo me lo compré baratito aquí en Amazon, y me lo trajeron hasta la casa los de Hot Express, casillas zorronas en Miami para comprar en USA. Si quieren hacer lo mismo, métanse AQUÍ y ACÁ y están listos. ¡Buena, Hot Express!

14 Comments

    • Pauli
      2 octubre 2011

      uuuu suena bueniiisimo!!! pero no lo veré 🙁 como que esas películas(o documentales) de cosas que podrían pasarte en la vida real…aaay no se…(soy cobarde, lo sé)

      Reply
    • DamieN
      2 octubre 2011

      lo vi en el septimo vicio hace tiempo, muy recomendable

      Reply
    • naranjamarga
      2 octubre 2011

      aunque no tenga na`que ver, vuelve arrested development. =))))))))))))))))))

      Reply
    • Nessa
      2 octubre 2011

      Don Hermes, el DVD que compró en Amazon traía los subs en español? Me tincó el documental

      Reply
    • Fox
      3 octubre 2011

      Estoy viendolo y es muy OH MY FUCKING GOD. Es del tipo de cosas que dan miedito. Es mu bueno pero no creo que el viejujo sea culpable, o soy muy teorista de la conspi, no se. Pero te recomiendo para tu septiembre del terror ya que tay en los documentales SPOOKED, el docu de Waverly Hills Sanatorium, que aunque da risa en algunas partes en otras da realmente cuco. pa que te entretengas.
      Gracias por la rec, ti keremos hermy.

      Reply
    • antonella
      3 octubre 2011

      hola, la voy a ver, me tinca. El niño de la mascara se parece al de la película el Orfanato, con esa mascara tejida con botones onda oso de peluche, que miedo!!!

      Reply
    • Maca
      8 octubre 2011

      Ya Hermes, primera peli de tu ODT que veo y me gustó bastante. No terminé con nada claro pero me pareció interesante, tampoco queda claro si el viejo lo hizo o no, pero de que es raro es raro, nadie normal envía esas cartas que les mandó el tipo a los documentalistas. Triste para las familias no saber que pasó con sus hijos.

      Ahora veré alguna más subidora de ánimo del ODT (la de la sala de espera yo creo) porque las de la vida real son muy deprimentes.

      Saludos!

      Reply
  • ODT: Grave Encounters. : Flims

Leave a Comment