Breaking Bad, episodio 4.1: Box Cutter.

Tal como hicimos con The Walking Dead el año pasado, decidí que ahora íbamos a hablar todas las semanas de lo que pase en Breaking Bad, la serie que me enganchó más que Capitán Garfio en la fábrica de lana. Estos posts van a estar llenos de SPOILERS, cabros, porque vamos a comentar EN DETALLE todo lo que pasa en cada capítulo, así que ya saben. Nos fuimos.

Creo que nunca había gritado tanto viendo una serie como grité cuando vi la tercera temporada de Breaking Bad. La primera y la segunda estuvieron buenas, pero en la tercera se fueron al chancho. El profe de química se fue poniendo cada vez más brígido, unos Gemelos Latinos Terminator atentaron contra la vida de Hank el pachanguero, y así se fueron hasta que llegamos a los últimos tres capítulos, que fueron para volverse loco. El Jesse desobedeció las órdenes directas del Obama Brígido, y para que no lo matara, el profe de química le declaró la guerra prácticamente. Y como todos se acuerdan, el último capítulo el profe decidió que tenían que echarse al gordito nerd que le preparaba la droga a Obama Brígido, cara de palo. El encargado fue el pobre Jesse y ahí quedamos después del disparo, aguantando la respiración.

Bueno ahora por fin podemos respirar de nuevo porque partió la temporada justo donde terminó el capítulo anterior con… ¡Un FLASHPACK! ¡Noooo! ¡Después de cien años de espera por ver qué pasó después del balazo de Jessie, partimos con un flashpack! Claro que para ponerle más tragedia a la cosa, el flashpack era precisamente del gordito nerd cuando recién empezó a armar el laboratorio de droga con Obama Brígido. Dos cosas fueron bacanes de este flashpack, una, que hacían primer plano de un TIP-TOP (muy importante para el capítulo, y el título además), y dos, lo que todos ya sabíamos: que el gordito nerd era buena persona, y no tuvo la culpa de nada.

Después de este flashpack vamos por fin al presente y lo que pasó después del balazo. Por la pura cara de Jesse uno cachó que le había disparado sí o sí, y se acabaron las sospechas de que quizás no lo había hecho. El compadre salió corriendo, y mientras tanto el Limpiador Mike tenía encañonado al Profe. Todo lo que siguió aquí fue PURA TENSIÓN, cabros. No sé ustedes pero yo estaba con la guata apretada y la mandíbula tiesa, porque el Flanders Latino capturó a Jesse y ahí tenían al parcito.

¿Les llamó la atención que Flanders Latino estuviera tan alterado? Durante todo el capítulo me dio la sensación de que el compadre se había hecho amigo del Gordito Nerd, y que secretamente estaba feliz de dedicarse a la preparación de droga, para dejar de ser por fin Flanders Latino y transformarse en el Jesse del gordito. Todo el rato el compadre parecía que iba a sacar una pistola y echarse a alguno de los dos de la rabia que tenía. Mientras tanto el Limpiador Mike trataba de mantener la calma… Pero cuando le preguntó a Flanders Latino si alguien lo había visto y el otro dijo que sí, yo dije TATE. He visto demasiadas películas de mafiosos para no cachar esos detallitos que significan “Cooperaste, personaje”.

Mientras tanto se veía en qué estaban los demás. Descubrimos por ejemplo que la esposa del Profe (Courtney Love Rehabilitada) engordó como siete kilos en menos de un día así que debe estar reteniendo líquido. No, yo jamás haría ese tipo de observaciones sobre nadie porque no soy tan superficial. La pobre Courtney Love Rehabilitada andaba toda preocupada porque el Profe no aparecía hace rato, y porque el auto estaba estacionado en su casa, y ellos se supone que están separados. Me gusta que ande paranoica la comadre, porque ahora es prácticamente cómplice del Profe, y esa es la actitud que tiene que tener. También apareció la esposa de Hank y descubrimos que el pobre sigue más deprimido que nunca, y que incluso tiene un nuevo pasatiempo que es juntar minerales. Aquí se nota que está MUY deprimido el compadre, porque debe ser el pasatiempos más FOME de la historia universal junto con coleccionar colillas de cigarros. El otro que se vio fue el abogdo chistoso, que está ultra perseguido y parece que se va a ir del país (¡No! ¡Que se quede!).

Pero lo que hizo el capítulo para mí fue lo que ustedes saben. Lo que hizo Obama Brígido cuando apareció a “hablar” con el Profe y con Jesse. El compadre entró, camino despacito hasta un rincón, se sacó la ropa, colgó la chaqueta, se puso cotona, etc. Como por NOVECIENTOS MINUTOS se dedicó a hacer todas esas cosas y uno sin respirar, todo mientras el Profe trataba de convencerlo de que no tuvo opción. Después Obama Brígido agarró un TIP-TOP, se paró al lado de Flanders Latino, e hizo lo que ya sabíamos que iba a pasar:

OH MY GOD (spoiler)

Y aunque yo ya sabía lo que iba a pasar, me arrugué entero viendo esta escena. ¡Hasta el Limpiador Mike se arrugó! ¿Cómo tan brígido, Obama Brígido? Después de esta escena vino otra de esas imágenes zorronas que hacen que esta sea una de las mejores series de la historia: El charco de sangre haciéndose más grande, llegando hasta los pies del Profe y Jesse. Tenía tanto simbolismo que casi me dio epilepsia. Después de eso la cosa se calmó un poco, porque Obama Brígido les dijo que siguieran trabajando. O sea, estamos en las mismas, pero los dos bandos saben que es cuestión de tiempo para que se maten mutuamente. Y el final confirmó que se vienen los problemas: El Guatón Nerd tenía en su casa un CUADERNO con apuntes sobre el laboratorio de drogas. Oops.

¿Qué me pareció el capítulo? INCREÍBLE, cabros. No los voy a engañar. Por una parte estaba feliz de volver a ver a todos los personajes, pero por otro también estaba sufriendo, especialmente por el pobre Jesse que ya se pasó completamente al Lado Oscuro de la Fuerza. ¿Cómo pueden hacer una escena donde COMER signifique tanto? Bueno, estos peliculastas lo hicieron. Porque después de matar al Gordito Nerd y de deshacer un cuerpo en ácido, Jesse comió sin problemas. Y se mandó un diálogo cortito diciendo que él era igual que el Profe y que Obama Brígido. Y lo más triste es que lo dijo como si nada.

No sé para dónde va la serie, cabros, pero quiero puro ir. El pobre Jesse sigue siendo el personaje que más me preocupa y el que mejor me cae, y tengo miedo de ver en qué va a terminar. Pareciera que entre el Profe y Courtney Love Rehabilitada la cosa se va a arreglar, y me tinca que en este capítulo es ella la que va a sacar las garras y se va a poner brígida. Todo con una guagua al lado. Como la Catherine Z. Jones en Traffic, pero más carnaza todavía, apuesto.

Y bueno, cabros. Nos vemos la próxima semana. ¿Qué les pareció a ustedes?