1001 Películas: The Rocky Horror Picture Show.

Llegó el momento que todos estaban esperando, cabros. Porque volvió la sección favorita de todo el mundo, ni más ni menos que… (redoble de tambores): ¡1001 Películas! (fanfarria). Por si se les olvidó, esta es la súper sección semanal (jajajja) donde agarro un flim-que-no-haya-visto-antes sacado al azar del famoso libro 1001 películas que hay que ver antes de morir, le hago la mansa crítica y después les digo si es verdad que hay que verla antes de la cita con los gusanos. Y sin más demora, vamos con la película de hoy.

Resulta que la semana pasada anduve paseando por Buenos Aires porque soy un trotamundos viajero de alma inquieta, y descubrí que estos argentinos se las traen. Porque en el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (MALBA), hacen unos ciclos de cine pero A TODA ZORRA y muestran películas viejas EN CINE. Nada de proyectar en DVD ni grabado de la tele, cabros. EN CINE. Película con rayas y pelos y todo. O sea: Oh my God. Ahora mismo me puse a mirar lo que están dando y casi me da un infarto porque van a mostrar esa película maestra de las que les hablé hace tiempo ¿Quién puede matar a un niño?, y otras terroríficas del Dario Argento que ni te cuento, en cine, y por una entrada que sale menos de dos lucas chilensis, ¿qué tal? (Si van a Baires, VAYAN).

La cosa es que estando allá caché que iban a dar una película que nunca había visto llamada The Rocky Horror Picture Show (1975). Si les suena es porque es terrible de famosa, pero debo ser ordenado y hablarles de dos cosas. 1) Del flim. Y 2) De la experiencia de ver el flim. Ya me van a entender por qué.

EL FLIM.

Igual es difícil describirles esta cuestión porque es entera friqui, pero lo voy a intentar: The Rocky Horror Picture Show es un musical terrorífico chistoso que es como si Los Locos Addams hubiesen tenido un hijo con La Pequeña Tiendita del Horror, y ese hijo hubiese salido homogay y hubiese ido a la marcha por la igualdad disfrazado de travesti con portaligas y lentes de Elton John etc. Es de esas típicas películas con la “estética del Quiche” que es cuando todo es colorinche mezclado con cosas antiguas del persa, y parece casa de peluquera (maestra).

Se trata de unos pololos enteros pernos y Flanders (Susan Sarandon Joven y el Alcalde de Spin City Joven) que deciden casarse. Una noche se les pincha una rueda en plena tormenta, y llegan a pedir ayuda a un castillo siniestro (la típica). Lo que nadie espera eso sí es que en el castillo siniestro con gárgolas y letrero de NO ENTRAR haya personajes terroríficos, pero los hay (spoiler), y ellos son el Jorobado Albino, la Mucama Chascona y la Cindy Lauper Lesbiana (baila tap). Aquí los Flanders cachan que mejor se van, pero antes de que alcancen a decir “perfectirijillo”, empieza el MEDIO carrete en el castillo, y todos cantan y bailan y puro escandalizan a los Flanders hasta que aparece la estrella de la película: un compadre que es como el doctor Frankenstein de Frankenstein pero con cara de Guasón Travesti. Tiene collar de perlas, anda con taco alto y medias, y canta una canción donde dice que es un Travesti Transexual de Transilvania que anda en Transantiago y le gusta Trainspotting y Transpira. Muy chistoso y con la media voz. De hecho según Google lo hace el mismo compadre que después hizo de It: El payaso asesino y de recepcionista malo en Mi Pobre Angelito 2: Perdido en el Medio Hotel, así que tiene carrera bacán el compadre (maestro).

Bueno después Frankenstein Guasón Travesti les presenta a los Flanders el monstruo que hizo en su laboratorio, y resulta ser un rubio musculoso todo bueno que se llama Rocky y que es como el monstruo de Frankenstein, pero versión bailarín de Madonna. Después de eso hay unos atados entre Frankenstein, los Flanders, Rocky y los demás, y hasta aparecen unos extraterrestres revolucionarios, pero en mi opinión esta es de esas películas donde la trama da lo mismo. Porque lo que más importa son las canciones, la onda, y lo chistoso que es todo.

La dura, si andan con ganas de pasarlo bien, esta cuestión es tan marciana que uno se empieza a reír de puras leseras. Por ejemplo del narrador. Porque esta película tiene un narrador que aparece de pronto a aclarar puras tonteras, y uno se ríe porque es un viejujo todo serio en una oficina con puntero y mapamundi que nadie sabe de dónde salió. También son muy chistosas las actuaciones, porque todo es exagerado y todo el mundo pone caritas. Como esta escena en que los personajes se sorprenden entre ellos:

[youtube:http://www.youtube.com/watch?v=tjOLP8dQ78w]

Jajajjaja

Como película se las recomiendo sólo a los que les gusten los musicales, las películas marcianas y/o la estética del Quiche. También se la recomiendo a los que anden buscando disfraces para Halloween porque esta cuestión la embarró que da ideas. Hasta el Doctor Hibbert ha sacado disfraces de esta película, con eso les digo todo.

Y ahora les voy a hablar de la experiencia, porque eso es otro cuento.

LA EXPERIENCIA.

Esto lo encontré la zorra. Resulta que The Rocky Horror Picture Show es una película “interactiva”, que promueve la participación del público. Pero de verdad. No como los pelmazos que hablan con las películas en los cines cuando uno está tratando de concentrarse. No, esta cuestión tiene todo un sistema y hay que sabérselo. En algunas escenas la gente viendo la película tira arroz, en otras partes tiran agua, responden diálogo, cantan, bailan, prenden velitas, hacen coreografías, etc.

No sé a quién se le ocurrió hacer esto por primera vez, pero al parecer lo hacen en todas las ciudades del mundo. Hacen una función a las doce de la noche, llegan todos disfrazados y durante la película hacen todo eso que les dije. Y suena fome, pero les juro por Dios que es terrible de entretenido y hace que uno disfrute la película un millón de veces más.

Cuando yo la vi en Buenos Aires, llegó un montón de gente que se sabía estas cosas, y durante la película las hicieron todas: tiraron arroz, bailaron, cantaron y aplaudieron. Yo ni siquiera había visto la película antes así que estaba con mi mejor cara de Carmela de San Rosendo, pero admito que lo pasé PORK. En una escena por ejemplo la Susan Sarandon Joven dice que ve “una luz allá arriba”, y todo el mundo saca linternas y se pone a iluminar el techo. Y fue LA ZORRA. Más que película en el cine parecía fiesta la cuestión, y como fliméfilo que soy apoyo ese tipo de celebraciones así que ya saben.

Miren, este es un YouTube que muestra el tipo de cosas que se hacen con esta película. La de Buenos Aires no fue tan bacán ni tenía tanta gente disfrazada, pero así se hacen una idea.

[youtube:http://www.youtube.com/watch?v=8FvmIQ5Z_bA]
Bacán.

¿Bueno y? ¿Vale la pena verla antes de morir? Voy a decir que , con mayúsculas, brillantina y cantándolo a todo chancho como en los musicales. Si quieren pasarlo bien y un día se juntan con los amigotes, véanse esta y apuesto que la hacen de oro. Igual supe que hasta en Glee habían hecho un capítulo especial con esta cuestión, así que para variar estoy llegando tarde a todas y capacito que ya la vieron y estoy hablando solo. Pero bueh. Quinientos millones catorce mil diez estrellas y un Lady Gaga Award al Guasón Travesti, por teatrero y seco. Ah, también le quiero dar un premio al compadre que hacía de Jorobado Albino, porque es el que hizo las canciones, y también el que canta la del comienzo, que es la zorra y fliméfila al mismo tiempo así que es mi favorita. Felicitaciones, Jorobado Albino, aquí está su premio: PREMIO.

Y recuerden que si quieren encargar este libraco o cualquiera de las 1001 Películas (incluyendo esta), la mejor manera de hacerlo es con mi auspiciador maestro Hot Express, las casillas zorronas para comprar en USA. Además que la edición especial de Rocky Horror en DVD y BLURAY tiene un material adicional especial en que uno puede ver lo que hace el público en el cine, al mismo tiempo que se ve la película. Bacán ¿o no?

Ah y una última cosa, ¿les tinca si organizamos una función de estas? ¿Irían? Cuéntenme en los comentarios, yo creo que sería la zorra. A ver si alguien se asocia conmigo y la hacemos.

(Y gracias polola por mostrarme esta cuestión y por llevarme al cine a verla, me encantó <3)