Consígansela: I Saw the Devil.

Ustedes saben que me gustan las películas coreanas de Corea, cabros. No sé qué le echan al arroz los compadres que tienen peliculastas tan maestros, y aunque sigo creyendo que Mother es una OBRA MAESTRA DEL MAESTRISMO FLIMÉFILO, esta cuestión del I Saw the Devil igual le hace la competencia.

Yo les voy a contar qué onda para que se motiven y la vean. I Saw the Devil es una frase en coreano que significa “Yo vi al diablo”, o “Vi ar diaulo” como diría mi tío campesino que tiene la media guata. Según él, en el campo siempre se ve ar diaulo porque allá no hay Seguridad Ciudadana y hay mucho peladero. Er diaulo es un señor con diente de oro además, que cambia de forma y ofrece copetiwis o hechizos y después nunca vuelve a aparecer. Una vez de hecho mi tío apareció pilucho al lado del río y no se acordaba de nada, y ahí empezó a contar las historias der diaulo.

Er diaulo se presenta en muchas formas

Pero esta película no se trata del diablo que todos especialmente mi tío conocen. Este es de esos diablos metafóricos que a veces usa la gente para referirse a las cosas malas que hay en el mundo y que hacen sufrir al hombre como el dinero, los crímenes o Justin Bieber. Y en este caso, el diablo yo cacho que es la venganza. Porque les aviso al tiro que esta cuestión es ENTERA dramática y exagerada, así que prepárense porque en salen más chinos gritando que en Godzilla y la Bolsa china, combinadas.

Se trata de un compadre que es todo buena onda (el que hacía de Ninja Blanco en G.I. Joe) y que tiene una esposa toda amorosa Hello Kitty hasta que un día ZUÁCATE, aparece un coreano sádico maldito (el CSM) y la mata. Ahí el pobre Ninja Blanco de G.I. Joe decide aperrar y usar sus conocimientos de agente secreto, y empieza a buscar al CSM para vengarse. De hecho, en el funeral de la esposa el compadre se hinca y llora, y le pide perdón por no haberla cuidado como prometió. Ahí le dice lo siguiente:

“Mi chinita, perdóname por no cumplir mi promesa. Pero te prometo esto. Le devolveré el dolor MIL veces. No, DIEZ MIL VECES. Porque va a ser con más intereses que la Presto” (Advertencia: La cita podría no ser exacta).

Y como los chinos son secos para el honor y la promesa y la cacha de la katana, el compadre DE VERDAD hace todo lo posible para devolverle DIEZ MIL VECES el dolor al CSM. El compadre empieza a rastrear al asesino CSM y a diferencia de la típica película, lo encuentra AL TIRO (Policía Coreana 0 – Ninja Blanco de G.I. Joe 1). Y su venganza consiste no sólo en hacerlo pebre, sino que en hacerlo pebre y soltarlo para poder agarrarlo de nuevo. ¿Cómo tan seco? Ahí empieza el típico juego del gato y el canario de la abuelita y uno está con así cada pepa mirando.

De CSM actúa el mismo compadre que hacía de CSM en Oldboy aunque ahí era el bueno, y también en Lady Vengeance donde era lo peor. Pero acá se fue al chancho chino. La embarró, hace tiempo que no odiaba tanto a algún personaje apestoso en la pantalla al punto de querer verlo muerto en la vida real, y eso que el otro día vi el programa de Rafael Araneda.

Presta la cara.

Como uno odia tanto al coreano sádico maldito, dan ganas de que sufra y lo pase pésimo, pero después es tan brígido el Ninja Blando de G.I. Joe que uno se empieza a sentir mal, y se da cuenta de que el círculo de la venganza no va a terminar nunca, porque la venganza nunca es buena etc. Pero todo da lo mismo por lo maestra que es. No saco nada con explicarles lo ZORRONA que es toda esta película, partiendo por las cosas que hacen los personajes, y por cómo el peliculasta las muestra.

Hay una parte por ejemplo que se ve desde el interior del auto del compadre, y va siguiendo a un sospechoso en moto. De pronto en una esquina el motociclista para, y el compadre en vez de frenar acelera y le pega el MEDIO TORTAZO por detrás al motociclista, y después se baja y lo agarra a patadas en la encía. Ah y les aviso también cabros que esta película es TVMAMQCLCLVYEQSMR, sigla oficial de Terrible Violenta Me Arrugué Más Que Carlos Larraín Comiendo Limón Viéndola Y Eso Que Soy Macho Recio. Además todas las partes violentas las hacen con EFECTOS ESPECIALES MAESTROS y hay cosas que en verdad no me esperaba que pasaran como pasaron. Con decirles que hay una escena entre tres personajes donde deben repartirse como sesenta y ocho puñaladas, siete combos y tres tiradas de pelo, y pasa todo ADENTRO DE UN AUTO. O sea, brígido.


Igual tengo que confesar que hubo algunas cosas que no me gustaron. Por ejemplo, que es tan exagerada que llega un minuto en que a uno le empieza a dar lo mismo. Cuando se ve que a alguien lo agarran a martillazos por quincuagésima vez por ejemplo como que deja de doler y pierde la gracia. También me pasó que llegó un minuto en que había contado como siete sicópatas en toda la película, y me empecé a preguntar si era la película así o en verdad Corea es un país brígido. Como sea, me distraje así que cien estrellitas menos de multa.

Pero sea como sea, es la zorra, y las diecisiete horas de duración pasan volando. Así que corran a conseguírsela, afírmense y véanla con ganas. Y traten de no comer nada viéndola o se van a arrepentir. Ya saben ya. Novecientos millones ochocientas mil trece estrellas y un Segurito Award por mostrar tan bien el daño que se le puede hacer al cuerpo, los huesos, etc. Dan ganas de usar hasta canilleras.

[youtube:http://www.youtube.com/watch?v=AFp6BVHiVPo]

¡SÍGANME EN TWITTER! ¡Y EN FACEBOOK