The town (Atracción peligrosa).

Justo hoy día mi viejo me mandó al banco a depositarle unos cheques apestosos, porque me tiene para la pura palanca y jura que soy su esclavo (cuando sea abuelito mi viejo, me voy a vengar y lo voy a dejar en uno de esos asilos que salen en las noticias, a ver si le gusta que lo maltraten).

La cosa es que en el banco delante de mí había una señora que parece que tenía que ir a hacer el intercambio con los narcotraficantes porque se llevó como dos millones de dólares en billetes de mil, y el cajero llegó a quedar estéril contando plata, y yo atrás con la media cara esperando que me timbraran el papelito. ¿Les ha pasado? Es lo peor. Pero es justo en esas circunstancias cuando uno se pasa el rollo de que es asaltante de banco, y nos imaginamos que nos llevamos todos los billetes en un bolso deportivo, y que afuera nos está esperando el furgón andando, y uno anda con una máscara bacán que deja ver los puros ojos, como las máscaras de viejujo que usaban los ladrones en Punto de quiebre, o las de payasos tristes de El Dark Knight, o los pasamontañas de ninja de Fuego contra fuego.

(Igual sería chistoso que los ladrones usaran de esas máscaras flaites que venden en Fantasilandia que se le rompen los elásticos al tiro y que se mojan con la respiración y parecen baño turco de limpieza facial. Yo cacho que si alguna vez tengo un grupo de ladrones de banco voy a hacer que todos usen de esos lentes que vienen con nariz y bigote, o con cotillón de Año Nuevo, así los pobres cajeros del banco se estresan menos porque se acuerdan de los carretes).

Bueno esta película se trata justamente de ladrones de banco, y al principio de la película sale un letrero que dice que en el pueblo de Charleston Hestown en Estados Unidos es donde más ladrones de banco existen porque todos los péndex ven mucha tele o no sé qué, no sé, estaba mirando el teléfono.

Lo importante es que después del letrero vemos al tiro un asalto a un banco, y aquí es donde se me empezaron a parar todos los pelos fliméfilos porque… ¿han cachado lo bacán que es ver un asalto de banco bien hecho en los flims? No cacho qué onda, pero uno se pone tenso y goza con todos los detallitos, a lo mejor porque uno siempre fantasea con la leserita así que es bacán, o porque da gusto ver que alguien se lleva tantos billetes qué sé yo. Y este asalto es a toda zorra justamente por todos los detallitos maestros, como lo que hacen con los teléfonos, o cómo borran las huellas, o cómo abren la bóveda, etc. Además de las máscaras zorronas que aquí son de calaveras enojadas rasta-fari (la dura). Después usan unas horribles de abuelitas monjas (voy a tener pesadillas).

En esta escena también sale la comadre que hacía de Vicky Cristina Barahona como una de las empleadas del banco que los ladrones después se llevan de rehén, con tanta mala suerte que la comadre ve el tatuaje que tiene en la nuca uno de los ladrones. La cosa es que después conocemos a los ladrones sin las máscaras y descubrimos que son el Ben Affleck de Armagedón, el cara de gnomo de The Hurt Locker, y un compadre equis con un guataca que como no son famosos son los que más posibilidades tienen de morir en los asaltos a los bancos, creo yo. También queda claro que el Hurt Locker es el Joe Pesci del grupo, porque aunque es tacuaco es mal genio y por cualquier cosa los agarra a todos a patadas en la cara (tómate un Armonyl, Hurt Locker).

La cosa es que los ladrones deciden echarle un lookie a la Vicky Cristina Barahona por si sabe algo que los pueda delatar, y en esa al Ben Affleck como que le empieza a gustar la minoca, lo cual podría considerarse una, no sé, atracción este… riesgosa, que conlleva peligro. Ustedes cachan. Todo lo que es la atracción alarmante. Osada. Etc.

Además de lo que pasa entre Ben Affleck y Vicky Cristina y su atracción brígida, conocemos a otros personajes que igual son parte del tete, como un mafioso que tiene una florería y que es como el socio de los ladrones, una minoca flaitonga hot que es la ex del Affleck y la hermana del Hurt Locker y que puro va a hacer atado, apuesto, y el que no puede faltar en las películas de asaltos: el carabinero. Acá es un pelmazo que uno le agarra mala al tiro y que según un nerd en el cine actúa en esa serie Mad Man, pero no la veo así que no me consta. Lo que sí me consta es que apenas aparece el compadre uno dice “Buuuu, gil” y está toda la película haciéndole barra a los ladrones, hasta que termina.

Y de a poquito empiezan a pasar cada vez más cosas, y todos los personajes se empiezan a meter en el tete hasta que llega un punto en que uno ni respira mirando el asalto, rogando para que el carabinero pelmazo no le saque a la foto a los ladrones, o para que la Vicky Cristina no le vea el tatuaje al otro y así. Igual pasan CALETA de cosas y creo que son todas zorronas y todas sorprenden, como la escena en que el carabinero decide soltarle el medio sermón a Ben Affleck para ver si el otro se delata, y el otro… Bueno ahí van a ver.

Qué más quieren que les diga, cabros, encontré terriblemente la zorra esta cuestión, todos son maestros y todos los atados son para estar con así cada pepa. Si les gustó Fuego contra fuego por ejemplo, esta les va a encantar. Caleta de personajes zorrones, asaltos Ándate Cabrito, investigaciones maestras, música ondera para que uno se ponga tenso, las tiene todas. Estaba pensando si hubo escenas que no me gustaran, y todavía no se me ocurre ninguna. Hasta las que parecen más a pito de nada (como Ben Affleck con su papá, o la flaitonga hot) después resultaron ser súper importantes. Hasta el carabinero pelmazo con sus frases abacanadas sirvió para que uno les tuviera más buena a los ladrones. Así que todo bien, apuesto que la nominan a cualquier Óscar. Setecientos millones novecientos mil diecinueve estrellas y un Rocky Balboa Award a Ben Affleck por ser tan emprendedor y superarse. Sí porque es el director de esta cuestión además de ser el actor, y se las mandó. Buena, Ben Affleck. Debería hacer de Superman, este compadre. Con esa pera de superhéroe que se gasta, una lata que haga de Daredevil no más.

Ah, me regalaron un montón de CARPETAS a toda raja de esta película. Me voy a dejar una para mí (obvio) y el resto las voy a sortear entre los que comenten. Así que si tienen papeles importantes que no tienen dónde guardar, apliquen comentario. La mía la voy a usar para cuando el explotador de mi viejo me mande al banco de nuevo. A ver si el guardia se asusta.

YA SORTEÉ LAS CARPETAS POR SI LAS MOSCAS

¡Gústenme en Facebook! ¡Síganme en Twitter! ¡Miren mi Tumblermes!

The town (Atracción peligrosa)