ODT: Trick R’ Treat.


Estos gringos siempre han tenido todo lo que quieren. Son tan pelmazos que inventaron la fiesta del Halloween (el natalicio de Drácula), para salir disfrazados a exigir dulces (los perlas), y da lo mismo estar hasta tarde tonteando y comer como chanchos, porque al otro día es feriado y ni ahí con acompañar a la abuelita al cementerio.

Dicen que todo empezó cuando para el nacimiento de Drácula llegaron al pesebre satánico Freddy Krueguer, Alien, Chucky y los Tres Reyes Malos (por webcam estuvo Samara y Poltergeist). Bueno la cosa es que no tenían nada en el refrigerador y salieron a bolsear a las calles de Transilvania, y de ahí quedó la costumbre de salir todas las noches de Halloween a pedir dulces con la prepo. También agarran unos zapallos, le tajean caras y les ponen una vela adentro, para burlarse de la gente tercermundista que no tiene qué comer (jajajja, ahí tienen africanos).

Calabaza, calabaza, cada uno pa su historia con mansaca.

Igual hay que reconocer que es la zorra esto del Halloween. Cuando yo era chico no se celebraba en mi barrio (puros amargados) así que obligado a ver E.T. o los especiales de Los Simpsons para cachar, y la verdad es que me daba envidia. ¿Cómo no va a ser bacán una fiesta donde hay que disfrazarse de cosas terroríficas y la gente regala dulces, y en todas partes les da con las películas de terror? Si no fuera por los regalos, Halloween le pegaría un millón de patadas a la Navidad (sorry, Jesús).

Bueno igual que la película Halloween, ésta de Trick R’ Treat es ideal para ver el 31 en la noche, porque está ambientada en la noche misma de Halloween, y se trata de varios personajes que andan Halloweeneando por un barrio gringo (todos disfrazados exigiendo dulces y la cuestión). Pero además de todo eso, les toca vivir historias terroríficas bacanes. Porque todos los personajes que conocemos tienen su propia historia, y se van cruzando durante la película onda Amores Perros, con la diferencia que aquí es entretenido y uno no se distrae sintiendo lástima por los pobres perros.

No aceptes dulces de extraños, gordito. Ni de nadie (vamos bajando la ponchera [¿Y Boston?]).

La dura, de todas las películas que he criticado en este mes del terror, creo que esta junto a Arrástrame al Infierno es lejos la más entrete, aunque igual que Arrástrame al Infierno, tampoco da mucho susto que digamos. Pero como dice mi vieja cada vez que le reclamo porque no me compra algo, me estoy quejando de lleno.

Si me pusiera a contarles de qué se trata esta cuestión estaría hasta mañana, porque como les dije, son varias historias mezcladas. Pero hay de todo: Una historia se trata de un compadre igualito al comisario Woody de Toy Story pero entero turbio y asesino.

Comisario Woody American Psycho Edition.

Otra historia es de unos cabros chicos que cuentan una leyenda terrorífica (que sí da susto ahora que lo pienso), y después terminan viéndola peluda. La otra es con la comadre que hacía de niñita inocente en La Lección de Piano y que perdió su inocencia en True Blood, haciendo de una pobre nerd solitaria que no encuentra minoco.

Moraleja: Nunca hay que ir a ver a la abuelita.

Y la última que les voy a nombrar es la del viejujo que hacía de malo en las de Bourne y X2 enfrentándose a un cabro chico terrorífico con la feroz cabeza de pelota.

El Gran Torino: Guataca Hippie Edition.

Lo bacán de la película en todo caso, es que los personajes se van cruzando y el que salía en una historia termina saliendo después en la otra y uno se pone contento. O sea, las historias historias no se venden por separado a lo Historias de Fútbol, sino que están más bien mezcladas a lo Plop Fiction. También aviso que son re entretes las historias porque son bien chistosas y/o tramposas. Uno está de lo mejor creyendo que va a pasar algo y de repente ZUÁCATE, pasa algo completamente inesperado, como por ejemplo que las SPOILER en realidad son SPOILER y el otro SPOILER era más SPOILER que las re SPOILER.

El Transantiago es peor.

Yo cacho que si les gustan esas historias divertidas sangrientosas onda Cuentos de la Cripta o como las del flim Creepshow, esta película les va a encantar y lo van a pasar pork. Yo la vi con Cabezón Gutiérrez y a cada rato gritábamos y nos sorprendíamos, así que recomiendo verla en patota porque se pasa mejor. (También tiene una escena a toda raja con canción de Marilyn Manson así que le va a gustar hasta a la abuelita del hogar).

En resumen: Está a toda zorra esta cuestión, y ojalá hicieran una distinta todos los años en vez de esas películas apestosas de Saw que le gustan a todo el mundo menos a mí (sorry). La recomiendo a todos que quieran pasarlo pork, en especial a los pelmazos esos que les gusta adivinar qué pasa en las películas, a ver si adivinan lo que pasa en estas historias (giles). Cuatrocientos millones ochocientos quince mil cuatrocientas tres estrellas, y un Primo Feto Award a todos los péndex terroríficos que aparecen en esta película, por satánicos, en especial al Cabeza de Pelota, que es seco.

¿Y cómo te conseguiste esta película, Hermes Antonio (maestro)?

¿Yo? Fácil po. La encargué por Amazon usando mi casilla Hot Express y me la vinieron a dejar a la casa y todo. Uno se inscribe, le hacen su casilla, y listo. Se puede comprar por Internet y todo llega más rápido y con cero atados, a módicos y convenientes precios, etc. Si ustedes quieren hacer como yo, acá les dejo los LONKS de interés de siempre:

El Cabeza de Pelota la lleva.

Eso sería todo por hoy cabros. Ah, una cosa que les quería avisar es que puede que me pase hasta noviembre con el Octubre del Terror. Lo que pasa es que al principio me propuse criticar 31 películas, y como me he atrasado, puede que haya días Bonus Track. Así que ya saben. ¡Isabella!

© Hermes Antonio, el crítico que les recuerda que Halloween es una fiesta espiritual, donde lo material es irrelevante.