ODT: Linkeroever (Leftbank).


Ya cabros. Para la película de hoy día tienen que ponerse un beatle negro, usar anteojos redondos y encontrar todo “interesante”, porque es como cinearte, pero terrorífico. O sea, es de cinearterror (¿cómo les quedó el ojo?). La carátula decía que era como Let The Right One In, así que me engrupí no más y la vi, qué tanto.

Las malas noticias son que no es como Let The Right One In (spoiler), aunque sí actúa gente que no conoce nadie con nombres raros, es entera lenta y es de esas películas que dan frío verlas porque es en invierno, todo es gris, y hay nieve y/o edificios charcha en peladeros.

La protagonista Eline Kupens, que se llama parecido a Aline Kuppenheim.

Se trata de una comadre que es medio pobre y medio atleta, y que se exige caleta y puro entrena, onda comercial de desodorante, zapatillas, preuniversitario y/o Gaytorade. Igual no es de esas comadres con piernas de Madonna que parecen hombre y que hablan como futbolista, así que uno le agarra buena y está de parte de ella, aunque igual es medio pelmaza.

La cosa es que un día le da el soponcio y se desmaya, y el doctor le prohíbe que siga corriendo porque si no se va a morir o algo así. Esto para la comadre es heavy, así que se pone malas pulgas y trata mal a su mamá que es una viejita buena onda esotérica que tiene un almacén. Y justo conoce a un flaco con cara de circunstancia que es arquero de arco y flecha no de los otros (William Baldwin Belga) que le hace cambio de luces y la invita a ver películas de cinearte.

Bárbaro Blade (huele mi sobaca)

Cuento corto, la atleta se va a vivir con William Baldwin Belga y aquí hay como quince horas donde no pasa absolutamente nada. La comadre tiene algunas pesadillas cuáticas (ni tanto tampoco), aplica snu-snu el parcito, la comadre sale a correr igual hasta que un día ZUÁCATE, se saca la ñoña y se hace una herida en la rodilla.

Más o menos por aquí se me empezó a olvidar que esta cuestión era de terror porque salvo las pesadillas no pasaba nada ni por si acaso terrorífico, y todo el rato pura historia de amor sin drama de compadres que andan juntos callados en la playa por quince minutos y de pronto se dan la mano porque así es el cinearte (interesante).

¿Y el pan de huevo?

Pero en algún minuto la comadre descubre que la persona que vivía en el depto de William Baldwin Belga antes que él desapareció y nunca la encontraron, y aquí se vuelve lo que yo llamo Película de Terror Investigativo, que es cuando las protagonistas puro van a las bibliotecas, entrevistan gente, ven diapositivas, encierran datos de fotocopia en circulitos, y vamos descifrando el enigma, miércales.

Y en este caso el enigma es entero misterioso, y tiene que ver con las malas vibras que hay en el edificio, con un pozo de brea negra brígido, y con cultos medio satánicos mala onda. Aparte de todo, a la comadre le empiezan a pasar cosas cada vez más raras, como por ejemplo que anda buitreando en cualquier parte, o que la herida de la rodilla se le empieza a poner más asquerosa que tortilla de puntos negros (guácatela).

«Oye tenís la rodilla pal gato, cabrita» «¿Usted cree, doctor?»

No sé si les va a gustar esta cuestión, pero yo tengo que reconocer que estaba tan fome, que apenas empezaron a pasar las cosas (minuto chorrocientos) lo empecé a pasar pork y estaba con así cada pepa. Porque es de esas películas que lo aburren a uno como por tres horas, pero que le meten chala a los últimos diez minutos así que uno termina contento igual, porque por último algo pasó, y fue heavy.

Si alguien la ve, además, podría dejarme un comentario con spoilers para que conversemos sobre el final, porque ¿qué onda el final, peliculastas belgas? Se fueron en la media voladita, compadres. La onda metafísica y la cuestión.

El jacuzzi del diablo.

En resumen, la película más artíshtica ashí de todo mi Octubre del Terror después de Antichrist, pero menos loca y más Tranquilein Bruce Wayne. Si les gustan las películas lentejas de cinearte que terminan como película de terror con cosas bien cuáticas, esta es para ustedes. Si quieren entretenerse y ver sangre y monstruos y/o andan con sueño, mejor vean otra. Eso sería por hoy. ¿Cómo se dice chao en belga? Chabelga.

© Hermes Antonio, el crítico interesante.

3 Comments

Leave a Comment