ROBOCOP


Ya cabros, aquí les tengo una crítica fresquita, crujiente y recién salida del horno (no la echen a la bolsa plástica porque se les va a mojar). Como a todos les gustó lo de Depredator, aproveché de pedirme este otro manso DVD y aquí estoy. Listo para hablar del cyber amigo en su camino. Del compadroide que todos hemos querido tener cerca cuando nos sale un flaite, cuando no encontramos la calle que andamos buscando, o cuando los vecinos se van al pork con la música y no dejan dormir. Ni más ni menos que el RoboCop (fanfarria de orfeón digital).

La técnica de tiro Mamasán.

Para que sepan RoboCop: The Movie se trata de un carabinero entero flacuchento llamado Murphy, que está pero hasta la coronilla de que todos lo molesten a cada rato con la ley de Murphy. También está chato de que le digan que mejor se dedique a limpiar mangueras por dentro y/o que anda jugando al hula hula con los pantalones (por lo flacuchento [no quiere más guerra]).

Bueno, un día Murphy anda carabinereando de lo mejor con su nueva compañera la No Sé Cuánto (Mercedes Ducci), cuando se encuentra con el papá de That 70’s Show, que es un flaitongo mafioso más brígido que no sé qué (con razón su hijo le tiene tanto miedo y su esposa es sometida). Cuento corto, el That 70’s Show termina haciendo sashimi al pobre Murphy y todos achacados porque era el protagonista. Sobre todo Mercedes Ducci que se retira del cuerpo policial y se mete a trabajar a la tele, donde lo único que importa es el ráting. The End.

«Con Vasco me va a ir mejor».

Y bueno eso sería, cabros. Nos vemos la próxima semana, con otra crítica maestra auspiciada por Hot Express.

© Hermes Antonio, the king of pop (corn).

Mentira oh, aquí estoy todavía. Juraban que la crítica duraba hasta ahí no más (jajjaja). Eso habría pasado si el flim estuviese ambientado en el presente. Pero no, porque es en el futuro (año chorromil).

En esta época la Teletón está tan maestra, que a Murphy van y le ponen un cuerpo ortopédico biónico de fisicoculturista androide (con casco) y queda tiqui taca. Tira más pinta que no sé qué, salvo el pompis, que se le quedó en el otro pantalón (a lo Tripio). Lo mejor de todo es que el traje deja que se le vea la pura boca, y eso es bacán porque el compadre no iba a ganar ningún concurso de belleza (para qué estamos con cosas) y ahora tiene muchas más posibilidades de engrupirse una Robonana en la Plaza de Armas el domingo.

Los policías que andan de a dos son siempre distintos (ojo)

También se le abre el muslo y de ahí saca la mansa pistola, y aunque nunca le muestran la otra pierna uno infiere que ahí también tiene compartimiento secreto, y seguro puede guardar el celular, la BIP, las llaves y los Alka por si amaneció con el dragón. Y siguiendo la tradición ochentera de los compadres ciencioficciosos cuyo nombre aparece en el título de la película (Depredator, Terminator, RoboCop 2, etc), el compadre también tiene visión bacán con termografía, sistema DOS, mira telescópica, radar, rayos-X, calculadora, bloc de notas, Paint y Tetris.

Lamentablemente, al pobre carabinero le formatean el disco duro y no se acuerda de nada de su vida pasada (ley de Murphy). Lo único que hace es pelar el cable con el reglamento policial porque le instalaron ordenypatria.exe. También habla como Transformer, camina todo tieso y es súper penca cuando baila en los carretes porque todos le celebran el Break Dance y que haga El Robot, pero así es como RoboCop baila TODO, y se siente discriminado (aunque igual baila mejor que Vodanovic y Longton).

Hip Hopeando (Do the Robot, baby)

Pero de que es maestro, es. La primera vez que sale a trabajar (por ejemplo) pilla a un ladrón flaitongo asaltando el minimarket de unos abuelitos indefensos. El RoboCop entra en pleno asalto y no sólo le dobla el cañón a la escopeta del ladrón a lo Bugs Bunny, sino que además lo agarra y lo tira arriba de la pirámide de botellas (la típica) y hace tira los refrigeradores a balazo limpio. Al final a los abuelitos indefensos les convenía más que los asaltaran a que llegara el RoboCop a hacer vandalismo, pero filo. Bacán frustrar los asaltos, encuentro.

Después de andar dejando la grande por la ciudad, Mercedes Ducci se lo encuentra en el pasillo y lo reconoce aunque anda con el traje de fisicoculturista ortopédico, y la tontorrona va y le dice “Murphy”, y hasta ahí no más llegó RoboCop porque a partir de aquí sigue la ruta C:/Recuerdos/Tormentosos/PLW y empieza a quedarse pegado, se le cierran los programas solos y hay que resetearlo a cada rato, etc. También tiene pesadillas cibernéticas donde ve al That 70’s Show haciéndolo bolsa, y ahí obligado a investigar su propia muerte aprovechando el soporte técnico.

Guácatela Man.

Bueno no quiero seguir contando la película por si alguien no la ha visto (gil), pero pasan caleta de cosas más. Incluyendo peleas a balazo limpio con los flaitongos, peleas brígidas con el robot gigante, mordiscos a la delincuencia, ajusticiamiento de viejos corruptos, muerte por deshechos tóxicos y espérate no más.

Igual hay que decir que como es del año del Ñauca, los efectos especiales modernos se ven más charcha que no sé qué. Pero es tan maestra la película que uno igual perdona las pifias, como cuando en El Imperio Contraataca el Yoda se mueve como la Rana René, o los robots flacuchentos de cuatro patas se mueven como dinosaurio de película antigua (menos cuando se caen). Acá sale un robot gigante de dos patas (el No Sé Cuánto 200 y Tanto) que se mueve igualito, pero de repente lo muestran y es un robot gigante de verdad todo tieso. Y es la zorra igual porque hace ruidos de tigre, y en una escena a un pelmazo de Wall Street lo deja como posta molida.

Odia a los yuppies, como todos.

Lo otro que pasa es el fenómeno fliméfilo conocido como El Ni Chicha Ni Limonada Espacio-Temporal (Cuático) que es cuando una película se supone que es en el futuro, pero los peinados y la ropa igual se ven antiguos, y uno se confunde heavy porque es como ver a un abuelito decrépito disfrazado de punk con un aro en la nariz y mohicano rosado (ridículo).

Fuera de eso, todo bien con esta película porque además le achuntaron a caleta de cosas que todavía no se inventaban. En una parte usan un DVD por ejemplo (la dura), y a RoboCop le sale un fierro de anticucho del puño (a lo Wolverine) que conecta en los computadores y que es como un Pendrive retráctil que más encima sirve para perforarle el cuello a That 70’s Show (spoiler). Es entera sangrienta la cuestión, y pasan cosas brígidas, pero igual le lleva chistes y uno se mata de la risa, así que está bien (es muy equilibrada). Por ejemplo a cada rato muestran noticiarios y dan comerciales falsos, y son todos puras tonteras a lo Futurama que dan que pensar.

Cualquiera se cree la zorra con ese robot atrás.

O sea, es una película que lo tiene todo: rehabilitación, robots, balazos, momentos Ándate Cabrito, filosofía, chistes chistosos, y Mercedes Ducci. Además de la moraleja bacán para los flaitongos: Cuidadito con andar haciendo bolsa a la gente, que después aparecen enchulados con trajes ortopédicos robotrónicps y hasta ahí no más llegaron, giles (guaja). Seiscientos quince mil una estrella y un Don Francis Award por promover la labor tan noble de la Teletón. Recuerden: En cada paso estás tú.

¡Increíble! ¿Dónde me consigo el DVD?

Duh. Amazon tenía el DVD de dos discos edición bacán en oferta y lo pedí al tiro usando las casillas maestras de Hot Express. Lo que más me gustó del DVD es que tiene una edición extendida que lo único que tiene de distinto es que es ¡más sangrienta! (Ejalé). Vieran la escena del robot disparándole al yuppie (se va al pork, le sigue disparando cuando está muerto), o la escena en que That 70’s Show se echa a Murphy (uff). También tiene comentarios, documentales y la cuestión, pero eso da lo mismo si es más sangrienta. Si ustedes quieren tener casilla Hot Express, aquí les dejo los típicos LONKS de utilidad.

RoboGuachón.

Ya cabros, eso sería por esta semana. Hoy día me llegaron los DVDs de Michael Jackson así que ya saben lo que se viene. ¡Nos Belmont!

© Hermes Antonio, the king of pop (corn).

(El anterior post contó con el gentil auspicio de Hot Express. Abajo los jotes, arriba Hot Express).

3 Comments

    • Chernando
      18 noviembre 2010

      ¡Shuuuu, por andar perdiendo el tiempo en la pega me encuentro con esta joyita completamente desapercibida! Y lo peor es que siento que la miraste bastante en menos. No sé, para mí la menos Robocop es una de las mejores películas de ciencia ficción que he visto, criticando tanto la superficialidad del paraíso capitalista empresarial de los ’80 como vaticinando la enfermiza privatización que excluye y margina de los ’90; más allá de eso, la escena en que Robocop es acribillado a balazos me produce escalofríos, por lo bacán que es la escena y por todas las lecturas diferentes que uno le puede dar.

      Maestra, maestra película, que pena que no pienses lo mismo; chupeta para vocé. 😛

      Reply
    • Hermes Antonio
      18 noviembre 2010

      ¿Oiga qué crítica leyó? Robocop es la zorra, por eso me la compré y la critiqué.

      Reply
  • X-Men: Primera Generación. : Flims

Leave a Reply to Hermes Antonio Cancel reply