EL ALCALDE VS JAMES BOND: REQUIEM.

Me fascina Bolivia.

Bueno, resulta que estaba aquí instalado como siempre, dándole duro al estudio, las tareas y los trabajos (Facebook, MSN y leer páginas equis) cuando encontré una noticia súper importante en EMOL (una página con noticias y mil tonteras más, hasta yo salgo por ahí de repente).

Por si no están al día en las noticias del mundo del flim, los compadres de Hollywood están haciendo la última película de James Bond en Chilito lindo porque necesitaban un peladero sin edificios para que se vieran mejor las explosiones o no sé cómo es la cuestión. La cosa es que se decidieron por el norte, allá arriba, onda el Morro y el desierto y las máscaras de diablo que no asustan a nadie.

¿Y quién no quiere salir en una película de Bourne? Nadie. Todos felices. Pero esto no es Bourne, es Bond, en todo caso. Igual felices los nortinos, si cuándo van a estar tan cerca de un super espía musculoso mijito rico. Nunca. Así que vamos lustrando los zapatitos y planchando la camisa bonita, porque vamos a salir en la película.

Hasta que zás, se les salió a los de Hollywood que en realidad Chile no iba a ser Chile en la película, sino que iba a ser Bolivia, y hasta ahí llegó la felicidad de los compadres. Obvio, qué se creen estos gringos chanta que uno va a hacer de guatón negro ordinario de Bolivia. Donde la viste. Y el que más se enojó fue el alcalde, que vemos en esta foto:

Mi? From Bolivia? Nou güei, sanavabech!

El caballero está tan quemado con la cuestión que le dijo a toda la gente del sector que pusieran banderas chilenas en todas partes para embarrarles la onda a los peliculastas, y hasta amenazó con que iba a ir en plena filmación con un chinchinero, para funarles la onda, porque no hay derecho.

La cosa es que el alcalde aperró y partió no más en su jeep (en horas de trabajo) a embarrarles la onda a los peliculastas. Dice que se metió con auto y todo a la filmación y que correteó a toda la gente, incluso se pegó las quebradas porque James Bond cuando lo vio “salió arrancando”. Por si se les olvidó la foto del compadre, aquí está de nuevo:

El Dr. “No”. (“Dejo Que Filmen en Chile Nica”)

[Pregunta: ¿Quién no saldría cascando si viera al Dr. No Dejo Que Filmen en Chile Nica manejando el jeep por las dunas a todo chancho con cara de bestia, sombrero de huaso, con banderitas chilenas clavadas en las orejas y la canción “Si vas para Chile” a todo tarro saliendo de los parlantes de la radio? (Respuesta: Nadie)]

Quiero felicitar al Dr. No por defendernos a todos los chilenos de ser bolivianos (el colmo). Alguien debería darle una medalla al compadre por preocuparse de las cosas realmente importantes. Lamentablemente Dr. No, su cruzada está recién comenzando. Usted es como el Corazón Valiente de los flims, el que va a pararles el carro a todos los giles que quieran meternos el dedo en la boca. Si filman en Chile, eso tiene que ser Chile en la pantalla, y así con todo.

Aquí le dejo algunas sugerencias para que no descanse en su lucha:

1.- En nombre del Banco de Sangre.

¿Hasta cuándo vamos a soportar que en las películas ocupen ketchup o esas pinturas rojas chanta y traten de pasarnos gato por liebre? No puede ser que una cuestión tan heavy como la sangre (que todos llevamos en las venas y que es herencia de nuestros padres) sea en pantalla una cuestión para echarle al completo. ¿No respetan nada? Chantemos la motito, peliculastas.

2.- En nombre de los difuntos.

El otro día estaba viendo tele y salió el Leonardo Del Caprio feliz y campante dando una entrevista (vivito y coleando). Y resulta que la cuestión del Titanic nos engrupió con que el socio se había congelado y se había ido para abajo. ¿Qué onda? Empecé a hacer investigación y resulta que esta cuestión la hacen a cada rato. Agarran a un vivo y hacen como que se muere, pero en realidad el compadre (spoiler) está VIVO. Eso es faltarle el respeto a los muertos y los vivos, y si uno la piensa en realidad esa cuestión es TODA LA GENTE DEL MUNDO, EVER. ¿No encuentran que es mucho engrupir? Las cosas como son, por favor.

3.- En nombre de Beowulf.

Hice la media investigación también y resulta que NADA de todo lo que vi en Beowulf era verdad. Ni siquiera la Angelina Jolie. O sea, ni siquiera quisieron hacerla pasar por boliviana a la loca. La hicieron ENTERA de mentira. Esto no tiene nombre ya, se fueron al pork.

¿Saben qué más? Me choreé heavy. Ahora mismo me voy al norte con pancartas y con una matraca para ir a meter bochinche a la filmación. Le propongo al alcalde que además nos disfracemos de marineros, hombres rana, Namor, Aquamán y/o Zoidberg, para que más se cache que no es Bolivia. Ahí vas a quedar, James Bond.

H.-

Leave a Comment