PROGRAMA TRIPLE: THE GRUNGE 2, TMNT, PRUEBA DE FE.

Esta semana vi películas como loco, pero les cuento al tiro que no vi ninguna película que me dejara con infarto al míocardio ni con sobredosis de ohmygod, así que si sólo les interesan las películas buenas, no lean nada, ni vayan al cine, y enciérrense hasta que estrenen Transformables o algo así. No, son bromas, vayan igual al cine y pásenlo chancho, y vayan a la Zona a leer lo que escribí sobre estas tres obras maestras. (Not)

Por si acaso la foto es por dos razones. Una porque esto es un programa triple y ahí en la foto hay tres minocas. Además dos de las películas eran de terror y una no, y en la foto hay dos minocas zombi y una normal al medio, así que para que vean lo RE pillo que soy. La segunda razón de la foto es porque justo ESA escena es LA escena de LAS TRES películas que me dio emoción. Susto, más específicamente. Pero para haber visto tres películas el mismo día y haber quedado chato, encuentro que un puro susto es mucho. Es como ir a un restorán pagar la media cuenta y que te haya gustado la pura guinda que le pusieron al postre. Nada que ver po.

Bueno, eso sería. Ah, el otro día en el mail encontré un correo de un señor pura buena onda, que no sólo escribía de México sino que además decía ser Hermes Fan y que con su papá leían las críticas juntos y comercial de Clos de Pirque y la cacha de la espada. Yo me emocioné hasta las lágrimas porque justo ese día había peleado heavy con mi viejo, y después de leer el mail fui, le di un abrazo y le pedí plata para un DVD. Él se emocionó primero y después se rajó igual, así que a la familia del mail los menciono y les mando un saludo por el blog como me pidieron, para que vean que me conmovieron, familia Lazo.

Qué divertido eso. Familia Lazo. Es como «Lazos familiares», esa serie antigua de los esclavos negros que empezaba en el más antiguo y terminaba en el último esclavo: Webster.

Además los cuates Lazo dijeron que harían un fan club, y que me invitarían a Lu y a mí a Acapulco con todos los gastos pagados y que harían una estatua mía en la plaza pública.

No, mentira, esa parte la inventé yo, pero igual no estaría mal invitarme a Acapulco con todos los gastos pagados. Ya pues don papá Lazo, póngase las pilas y rájese.

3 Comments

Leave a Comment