300 (TRESCIENTOS)

Ya cabros. Finalmente escribí la crítica a esta película, y las buenas noticias son que debería llamarse OH MY GOD: THE MOVIE. Normalmente digo que las películas son LA ZORRA, pero aquí me quedé corto. Esta película es más que la zorra, es la zorra con piernas biónicas, ojos con rayos X, colmillos láser y una lengua robot que se abre y tira abejas cibernéticas que antes de picarte entero dicen “Hasta la vista, Baby”, y hasta ahí no más llegaste. Es mucho más que la raja también. Es el Gran Cañón, en el Apocalipsis, y con lava.

El importante mensaje de esta película es que pelear es bueno y ser violento y asesino es bacán. Todos los hippies y ese viejito Hare Krishna que usaba pañales estaban equivocados. Pelear la lleva. Eso deberían decírselo a los inspectores de mi colegio. Siempre cuando uno pelea con otro pelmazo te interrumpen, te separan, te ponen una anotación en el libro y te hacen darle la mano al otro gil. Claro, por eso estaba peleando con él, porque quiero darle la mano y ser su amigo. No cachan nada los inspectores de los colegios, menos el Donoso, que inspecciona en el mío.

Bueno, ahora vayan a leer la crítica completa a la Zona, y después vayan al Hoyts más cercano a ver la película. Yo voy a ir a la nochecita con Lu, así que si me reconocen entramos todos y a la salida comentamos.

Mi crítica en la Zona en este Lancelot ¡LINK!

Leave a Comment