Misión Imposible III.

Esta es lejos la mejor película del universo, y debería ganarse el Oscar a la mejor película de Tom Cruz del mundo. Es mucho mejor que esa otra película donde él se creía japonés y mataba a todos los samurais de Inglaterra. O cuando era piloto de aviones, usaba chaquetas Robert Lewis y lentes oscuros, andaba en moto y se comía un berlín. Top Secret se llamaba esa y su mejor amigo se moría y era personal, pero no había guerra. Era como cuando hay desgracia porque los soldados hacen algo sin que nadie los obligue, porque se aburren de tanto entrenar en países pacíficos, como Estados Unidos.

La gracia de esta película es que es un remake de esa otra donde el alcalde Terminator le ocultaba a su esposa nerd que era superhéroe y ella lo descubría cuando lo engañaba. Pero acá todo es mucho mejor, porque como ya se sabe, los remakes son un millón de veces mejor que la original. Aquí en vez de dar risa que bombardeen el puente lo que da es susto, y uno salta cada vez que a Tom Cruz le va a llegar el misil. También da susto cuando los buenos (o Tom) están a punto de: a) ser disparados, b) ser destruidos por los molinos modernos, c) ser descubiertos por el jefe malo, d) ser destruidos por el camión, e) ser destruidos por la gravedad, f) ser destruidos por el corazón roto de perder a Liv Tyler, e) ser destruidos por la curiosidad de saber qué hay en el frasco misterioso indestructible.

(Cada vez que uno salta, luego hay un silencio para que uno se relaje. Muestran un paisaje con el Pentágono, o muestran Venecia de Shanghai, o el negro suelta el aire para que uno aproveche de hacer lo mismo. Este es el momento en que las pololas miran al pololo para ver si él no se asustó, y él se ríe y hace como que no le importa. También es el momento de mover el vaso para despegar los hielos, mirar la hora en el celular, y cualquier cosa que indique que uno es macho y no se asusta tan fácilmente)

La película parte con una música famosa (había uno en el cine que la tenía en el celular, y la puso durante la película para creerse la zorra pero le llegaron puras pifias y hasta su polola le hizo ruido de mongoloide para pararle los carros y él se ofendió. Yo le tiré un popcorn mascado) y de ahí en adelante es pura acción. Es la película más compleja de Hollywood porque tiene de todo. Hasta polémica tiene porque en una escena quieren secuestrar al papa Juan Pablo Segundo, y ya sabemos lo que pasa en estos casos:

Dios + cualquier cosa que no tenga que ver con Dios (por ejemplo Tom Cruz) = Polémica.

Pero las escenas cuando quieren secuestrar al papa son lo mejor porque muestran todas las cosas modernas que tiene Tom Cruz (en la vida real es cientólogo, que es como un científico pero más bacán), por ejemplo una máquina de hacer pan que además hace máscaras. O una cuerda que uno puede usar para correr por las paredes como si fueran el suelo, igual que Batman y Robin pero en la vida real. (O sea, sin viejas con tubos que se asoman por la ventana justo cuando va pasando el Robin)

El malo de esta película es el mismo que hace de Camote, pero ahora es todo lo contrario que en esa película porque ahora no sólo no habla como enfermito sino que además lo cuelgan del medio avión y Camote ni se arruga. Lo que sí, es picado y cuando no tiene lo que quiere deja la zorra (es hijo único). Acá él quiere tener un frasco que contiene al anticristo y como Tom Cruz es el más bacán del planeta lo obliga a ir a buscarlo, porque si no le va a matar a la Liv Tyler, y eso es terrible, con lo que cuesta conseguirse una Liv Tyler. Como Tom no quiere perder a su minoca hace todo lo que quiere el malo, y dan puras ganas de que lo agarre y le saque la contumelia, pero siempre se le escapa, así que uno espera hasta el final.

Hay que decir eso sí que al final de la película uno queda con las ganas de que a los malos los hagan pebre. Por ejemplo en la original al malo lo tiraban en un misil que chocaba con un helicóptero y ni la ropa le quedaba. Aquí lo mata un accidente automovilístico y queda el zapato, así que todo mal. Al otro malo lo mata una mina que ni sabe usar armas, o sea, también es un accidente, y no hay derecho. Eso es como ver toda la película de Rocky IV y que al final el ruso se atragante con un pedazo de kotlevka. O ver Aliens y que el monstruo se resbale con el jabón en la ducha. O sea, todo mal y quinientas estrellas menos. (Aunque igual ahora que lo pienso, así como está es más parecido a la vida real. Bueno, trescientas estrellas menos no más)

Pero todo lo demás es la zorra. En esta película sale un negro, una china, un inglés, otro negro, un italiano, otro inglés y un colorín, así que es una película universal que no dejará a nadie indiferente. También es una película que sabe usar las tradiciones, porque usa por ejemplo el McGyver, que es cuando todos andan detrás de un maletín. También tiene una escena muy dramática en que a un personaje muy importante lo matan para sacarle el cerebro, y después lo resucitan. Es tan emocionante, que cuando empieza esa escena, todo se vuelve en cámara lenta, y la polola de Tom Cruz habla con eco y llora. (Pero ella es la única que cree que el personaje de verdad está muerto. Ella y el mongoloide del celular)

La película es del mismo director que hizo esa serie famosa donde todos los personajes llegan a una isla desierta y tienen que lidiar con sus problemas y con los peligros que se esconden en cada rincón. La Isla de Gilligan se llama, y es tan exitosa que la gente prefiere morirse antes de perderse un capítulo, y con esta película pasa lo mismo. Había un señor que quería ir al baño y decidió aguantarse hasta el final, y después estaba llorando en el baño porque decía que tenía cálculo. O sea que es una película que consigue que la gente se olvide de lo que les hace bien con tal de gozar un ratito, igual que el McDonald’s. Así que por eso no más le doy mil quinientas estrellas. Menos las trescientas por las muertes chanta quedamos en mil doscientas.

© Hermes

1 Comment

    • José Tomás Ibáñez
      26 mayo 2011

      leyendo los inicios de su carrera como filmifero me di cuenta q ha mejorado mucho en el arte de escribir críticas con en el tiempo… felicitaciones

      Reply

Leave a Comment