[Especial Oscar] Zero Dark Thirty.

Estamos cada vez más cerca de la entrega de los Oscars, y como este año está nominada una película chilensis (No: The Movie), decidí ver y criticar la mayor cantidad de películas nominadas al Oscar que pueda, para que podamos ver la premiación con entusiasmo y bien informados. Al final de cada crítica incluiré un resumen con las nominaciones y mis pronósticos según cada película. Vamos viendo de qué nos toca hablar hoy día.

Según Planet Terror el que mató a Osama Bin Laden fue Bruce Willis y nadie había dicho lo contrario. Hasta ahora. Porque esta cuestión Zero Dark Thirty de la directora de Punto de Quiebre se trata justamente de eso, de los agentes de la CIA que le siguieron la pista al flaco OBL, lo encontraron, y se lo pitiaron (spoiler).

La protagonista es una flaca colorina que lo único que hace es trabajar, y que llega a Terroristalandia a ver cómo torturan gente, a pasearse con carpetas en la mano, a mirar paredes con fotos, a ir a reuniones, a revisar videos de cámaras de seguridad, y a hacer puras cosas así que hacen los agentes de la CIA. Todo es terrible de serio y en el cine no vuela una mosca, y uno ahí sentado entendiendo ni poronga. Porque esta es de esas película brígidas en que todos andan enojados y nadie explica nada y uno de rodillas en el cine suplicándole a la peliculasta que explique bien a quién tienen que buscar y por qué.

Después de siete horas de película uno igual se acostumbra eso sí, y de a poco se empieza a cachar mejor el mote. La flaca está convencida de que un compadre es la clave para encontrar a OBL y nadie la pesca, así que la comadre tiene que ponerle empeño para convencer a unos agentes para que sigan la pista del compadre, después tiene que hinchar al jefe para vigilar una casa, etc. Entre medio hay atentados terroristas y uno empieza a desesperarse igual que los personajes, hasta que un día por fin deciden planear una redada a la casa donde supuestamente podría estar el OBL. Sin la participación de Bruce Willis.

Cabros, qué quieren que les diga. Esta película es la versión moderna más tensa y más brígida de Lincoln. Las dos gringas, las dos basadas en la vida real, las dos con implicancias políticas, las dos sobre eliminar algo malo y las dos con chorromil nominaciones al Oscar. En esa película un compadre tenía que convencer a todos de que votaran en contra de la esclavitud, aquí la comadre tiene que convencerlos a todos de que su pista los llevará al OBL. En Lincoln el compadre se sentaba a esperar mientras otros hacían la pega, aquí la flaca hace lo mismo. En Lincoln uno se quedaba dormido casi toda la película, en esta mejor ni parpadear o si no después la escena que viene no se entiende nada. Porque aunque sea densa y apestosa en muchas partes, les confieso que esta película me hizo morderme las uñas y apretar los cachetes, aunque ya sabía lo que iba a pasar.

Si les gustan las películas de Michael Mann donde todo es ultra serio y las cosas se demoran en pasar y cuando pasan son al hueso y brígidas, entonces yo cacho que esta película les va a gustar. Yo no rallé tanto con The Hurt Locker pero creo que esta es mejor, quizás porque el tema es más brígido, o quizás porque el personaje de la flaca es maestro sin ser nada del otro mundo. Es más, yo creo que el personaje es maestro precisamente porque es de este mundo. La comadre no se manda ningún discurso, no hace nada muy de película, y siempre reacciona a todo como una comadre normal, incluyendo las escenas en que ve cómo torturan a un pobre gil.

Los últimos veinticinco minutos de película son heavy, pero no heavy como los últimos veinticinco minutos de Terminator 2, son heavy como los últimos veinticinco minutos de United 93, otra película de terroristas donde todo se sentía muy real. Uno sabe qué es lo que va a pasar, pero igual ni respira viendo la pantalla. Y es heavy, y cuando termina uno queda marcando ocupado no porque todo haya sido emocionante si no por un efecto plop que llega a dar pena. Yap. Sería todo. Vámonos pa la casa.

Esa es otra diferencia con Lincoln. En la otra hacen de todo para convencerte de que Lincoln es bacán. La música, la luz, la ubicación del camarógrafo, etc. Acá es lo contrario, todo lo hacen para que a uno nunca se le olvide que la minoca es normal, y que lo que están haciendo es trabajar. El camarógrafo parece que anduviera metido entremedio de todo pero sin provocar epilepsia, y creo que hay como tres escenas con música y el resto son así no más.

He leído varias críticas y hay varios que dicen que es una obra maestra mientras otros dicen que es asquerosa porque es un comercial para la CIA. Yo no creo ninguna de esas dos cosas, porque soy bacán. Sí, me gustó y las actuaciones y la dirección están filetes, pero no es para tanto. Y el comercial de la CIA no sé por dónde, si muestran a los locos como gente normal, y hasta latera, que lo pasan pésimo y no tienen ninguna recompensa salvo el avión vacío y la desesperación. La dura, si a alguien le dan ganas de ser agente de la CIA (o gringo siquiera) viendo esta película, recomiéndenle una terapia vocacional, o alguien que le lea el Tarot por último.

¿Saben qué? Creo que en el fondo en el fondo, me dejó ACHACADO esta película. Sorry. Charcha los terroristas, charcha los gringos. Charcha el mundo. Cuatrocientos millones ocho mil nueve estrellas y un Clarice Starling Award a la flaca. He leído que la comparan con Jack Bauer y con la minoca de Homeland, pero para mí es más como la de El Silencio de los Inocentes. Una comadre piola, chiquitita, que grita cuando quiere que la escuchen pero que todo el tiempo anda pasando piola tratando de hacer su pega. También colorina. Y como Clarice, lo consiguió. Así que buena. Spoiler doble. Chao.

***

Balance Oscar 2013.

Nominada por: Mejor película, mejor actriz (la flaca), guión original, edición y edición de sonido.

Mi pronóstico: Si se gana algo, será mejor edición y mejor guión original. Es posible que le quiten esos premios Argo y Django sin Cadenas respectivamente, pero yo creo que algo querrá darle Hollywood a esta película. Mejor película no creo, y mejor actriz podría ser si no existiera la Hunger Games.

Ganó en verdad: Edición de sonido, compartido con Skyfall. No le quitó el premio de la edición a Argo, ni el de guión original a Django sin Cadenas. Tampoco ganó actriz por la Hunger Games. Qué seco estuve ahí, me las mandé.

Debería ganar en cambio: El primer lugar en el Torneo Internacional de Harlem Shake, la nueva tontera de Internet que ya pasó de moda al momento de publicar esta crítica. De todas las películas esta es la que más tiene que ver CON LOH TERRORISTAH.

[youtube:https://www.youtube.com/watch?v=4hpEnLtqUDg]

Hagan donativo que ya no me queda plata para ir al cine.