Subscribe via RSS Feed






Ralph el Demoledor.

3 enero 2013 | Hermes Antonio

Nunca he sido muy bueno para los videojuegos, pero les aviso al tiro que encontré a toda zorra esta Ralph el Demoledor. Es como Toy Story pero con videojuegos en vez de juguetes, porque se supone que todos los monitos de los juegos tienen vida propia cuando nadie está jugando, y se juntan a tirar la talla con los monitos de otros juegos. La diferencia con Toy Story es que para ellos el juego es como su pega, y su lealtad es hacia el juego, no hacia el dueño, porque estos juegos están en un “Arcade”, que según los libros de prehistoria eran unos locales donde había videojuegos y uno tenía que pagar cada vez que jugaba.

Ahora que lo pienso todavía quedan algunos locales así, pero son más escasos. Hay en algunos malls por ejemplo, pero además tienen juegos como ese mini básquet donde uno encesta por tickets para ganarse cachureos de sorpresa de cumpleaños, o esas maquinitas para pegarle martillazos a los topos, o mis favoritas, esas mesas de air hockey de los que una vez me echaron cascando cuando me hice un auto-gol y le saqué la madre a Dios. Bueno en un local así está el videojuego retro 8-bit del Ralph, que es como un Donkey Kong alternativo, y Ralph es el gorilón malo que destruye un edificio.

El problema es que Ralph está chato de ser el malo porque los demás monitos del juego no lo respetan y lo basurean. Literalmente, porque el compadre duerme en el basurero. No sé por qué quiere ser amigo de los demás monitos si son todos pelmazos, pero el compadre está deprimido en serio y hasta va a una terapia de grupo con otros malos de videojuegos. Es chistoso porque entre los malos inventados aparecen malos que uno conoce de Street Fighter, Pac-Man, etc. y apuesto que los fanáticos de los videojuegos van a pasarlo chancho apuntando a la pantalla y contándole al prójimo todo lo que reconocen, para así ganar aceptación y ser validados como personas.

Yo como les dije nunca he sido de videojuegos, y siempre que me preguntan cuál es mi favorito contesto sin siquiera pensarlo Obvio que Mario Kart, no pregunten tonteras. Nunca lo he pasado tan bien jugando como con Mario Kart, y a diferencia de todos los demás juegos de la humanidad, este nunca se termina y nunca aburre, y tiene el poder de transformarlos a todos en garabateros, sobre todo cuando aparece esa concha azul que aparece justo antes de la meta. Una vez jugando escuché alguien que le echaba garabatos a los doce apósteles y era una monjita del convento que justo piso cáscara de banana en la meta y le ganó Wario. Lo que estoy tratando de decir es que Mario Kart es el mejor juego de todos los tiempos, punto. De hecho, si Ralph estuviese en el Mario Kart daría lo mismo que fuera el malo porque igual lo invitarían a todo, y nadie lo discriminaría, porque Mario Kart es como la vida misma, nadie sabe lo que te va a tocar, y no importa lo que pase siempre hay que echarle para adelante.

Pero bueno mientras hacen una película basada en Mario Kart esta Ralph el Demoledor está bastante buena, saben qué. Lo pasé chancho. Al principio no enganché mucho pero cuando Ralph decide rebelarse y meterse a los mundos de otros videojuegos, empecé a reírme cada vez más, y a tenerle mucha más buena a los personajes.

Además me acordé de esa película eXistenZ que también se trataba de videojuegos porque hace lo mismo de meter en la historia todas las cosas típicas de juego que uno conoce por haber jugado alguna vez. Acá es mucho más divertido (obvio) y nunca me aburrí gracias a estos detallitos. Por ejemplo cómo se ve el jugador en primera persona cuando uno está adentro del juego. O cómo son los mundos, con sus personajes secundarios y todo. No sé, detallitos maestros así.

La historia principal del flim eso sí es bien Monsters Inc. qué quieren que les diga, y consiste también en la relación buena onda entre un grandote temible (Ralph/Sully) y una péndex apestosa que en realidad es toda tierna (Vanélope/Bu). La péndex apestosa que en realidad es toda tierna en esta película es un personaje que vive dentro de un juego de carreras que es bien Mario Kart, aunque para niñitas y en un mundo de dulces. El Ralph se da cuenta de que esta niñita es incluso más basureada que él en su mundo y se hacen amigos y ambos aprenden importantes lecciones de vida, etc. También deben enfrentar peligros varios y ustedes ya saben.

(Mientras veía la película no paraba de pensar que la péndex hablaba como la Chilindrina, y al final viendo los créditos, qué creen. María Antonieta de las Nieves “La Chilindrina”. Sí, eso decía en los créditos, tal cual. No vaya a ser que uno crea que es OTRA María Antonieta de las Nieves, aquí tiene su confirmación).

Mi veredicto final es que me gustó caleta la película, y caí en todos sus chistes, sorpresas y escenas emocionantes. No sentí qur todo estaba fríamente calculado (como en otras películas de animación), y cuando terminó reconozco que me produjo el mismo efecto del final de Monsters Inc., efecto conocido en la comunidad científica como lágrimas de mamasán, ustedes cachan. También me gustan las posibilidades que tiene este universo, y se podrían hacer perfectamente más películas. Por ejemplo que aparezcan más Ralphs de otros juegos y sean todos malos (como cuando aparecían más Buzz en Toy Story 2). O también que aparezcan personajes de videojuegos flaites del Polystation. También sería bueno que metieran a Mario en la próxima, se supone que iban a meterlo aquí pero a los peliculastas no se les ocurrió cómo.

Así que buena. Muy buena. No es tan original porque tiene todas esas cosas Pixar en su ADN, pero está a toda zorra. También quiero tirarle flores al director Rich Moore porque lo conozco de todos los audio comentarios que he escuchado de Los Simpsons y Futurama, y siempre lo he encontrado bacán. Buena, Rich Moore. Ojalá te vaya bien en las películas hollywoodenses porque se nota que te manejas con esto de los monitos y los chistes. Cuatrocientos millones seiscientas mil siete estrellas y un Lifetime Achievement Award a La Chilindrina por seguir haciendo de péndex a los doscientos años. Seca.

BONUS: ¿VALE LA PENA VERLA EN 3D?
Yo digo que sí. La animación está filete, y todos los mundos tienen caleta de cosas visuales que ganan mucho con el 3D, como los enjambres de insectos mecánicos, o las carreras, o lo gigantes que son todas las cosas. Ah y el corto al principio es la zorra así que lleguen a la hora.

Etiquetas: , , , , ,

Categoría: Cine, Fantasiosas, Monitos

Comentarios (41)

Trackback URL | Comentarios por RSS.

  1. [...] de Lego (como Batman, Superman, La Mujer Maravilla, etc.) y eso da para mucho. En serio, si vieron Ralph el Demoledor ya saben que estos cameos pueden ser muy divertidos. Lo otro que promete es lo mismo que era tan [...]

  2. [...] al Guateo para Pixar, no nos abandonen por favor. Y a propósito entréguenle el Oscar de Brave a Wreck-It Ralph, ustedes saben que no se lo merecían y los de Ralph sí, LO [...]

  3. [...] mayoría de las películas que me gustaron durante el año están en esta categoría, como Ralph el Demoledor que debería haberse ganado el Oscar a la Mejor Película de Monitos. También me gustó harto esa [...]

Comente ahora o calle para siempre.




Si quiere salir con fotito, vaya a Gravatar.