ODT: The Woman in Black (Remake).

El año pasado critiqué una película vieja inglesa llamada The Woman in Black (1987) sobre un compadre en el año mil ochocientos setenta y pshhhh que llegaba a una mansión y se enfrentaba al espíritu de Doña Clotilde, que andaba penando porque no encontraba a su Rorro. Me acuerdo que me gustó y que igual me anduvo poniendo nervioso, y bueno este año se estrenó el remake llamado igualmente The Woman in Black (2012), esto para atraer a las masas de fanáticos de la película vieja obvio.

Esta vez actúa Harry Potter haciendo de Not Harry Potter, un compadre que lo contratan para que vaya a un pueblo a hacer unos trámites para una señora que se murió. Cuando llega al pueblo todos lo miran feo y lo tratan pésimo porque en las películas de terror nunca quieren al amigo cuando es forastero. Y ahí el compadre de a poco se va dando cuenta de que hay leyendas sobre la famosa Mujer de Negro, y no tienen nada que ver con el monitoreo de vida extraterrestre en la tierra. Porque la Mujer de Negro es una comadre que murió en trágicas circunstancias, y todos en el pueblo creen que su espíritu está detrás de la muerte de muchos péndexes suicidas. Es complicado.

Pero es la típica historia de terror donde todo consiste en contar la historia del fantasma y por qué está penando, y después tratar de hacer que pare. Ustedes cachan, harta escena de Not Harry Potter leyendo recortes de diarios, cartas, hablando con gente del pueblo, y todo mientras los fantasmas se le aparecen y lo estresan, y todo mal porque no tiene ni Gandalf ni Harmony ni nadie que lo ayude a resolver el enigma, así que tiene que ensuciarse las manos el compadre y ponerle un poco de pino por primera vez en su vida para hacer las cosas. Bien por él.

¿Y saben qué? Debo confesar que esta película ME DIO CALETA DE MIEDO. No es muy original ni tiene nada nuevo, pero todos los sustos están muy bien hechos y no tiene nada de lo que me temí cuando vi el tráiler, y eso es efectos especiales computarizados. Todas las escenas terrorosas son porque aparece algo detrás del compadre fuera de foco, o porque en una ventana en la distancia aparece una cara, o también porque la casa está llena de LOS JUGUETES MÁS SATÁNICOS QUE PUEDAN IMAGINARSE. Muñecas de porcelana horribles, monos toca platillos antiguos aberrantes, incluso un payaso a cuerda que casi me dio infarto al tromboso, cáchense:

La dura, aunque no hubiera Mujer de Negro yo habría estado en esa casa acurrucado en un rincón llorando y llamando a mi mamá porque hasta las cortinas son terroríficas, y ni me imagino estar ahí solo como el Not Harry Potter. Pero aparte de eso hubo como cuatro sustos en que en verdad se me tensaron hasta los músculos de las orejas, sobre todo los que tienen que ver con apariciones repentinas de fantasmas fantasmones. Los peliculastas encontraron las mejores maneras de esconder a los espíritus y me tenían con así cada pepa esperando.

¿Y saben qué? El misterio también me gustó. Normalmente lo que le pasó al fantasma en estas películas suele ser decepcionante, pero acá me sorprendieron cada vez que soltaron algún detallito sobre la comadre. Es como una Pamela Vorhees, pero en vez de andar castigando a los que deberían cuidar a los niños, la comadre decide llevarse a los niños, y hacer su propia pandilla de fantasmas péndexes que la ayudan a penar y hacen que los sustos sean más variados. En la original me acuerdo que todas las apariciones tenían que ver con la doña Clotilde, pero acá no. A veces es ella, otras veces es uno de los péndexes, etc. Uno que aparece cubierto de barro fue el que más me hizo saltar ahora que lo pienso.

Así que felicitaciones peliculastas por haber hecho una película tan entretenida y que no se siente repetitiva como las demás historias de fantasmas fantasmones. Esta siempre avanzaba y nunca me aburrió, y la vi de día y con el living lleno de luz, así que puntos extra por haberme asustado. También tengo que darle crédito a Harry Potter porque nunca pensé que me lo iba a creer como un viudo traumado y el loco le pone harto empeño.

No sé si el final-final me gustó eso sí. SPOILERS AMBIGUOS A CONTINUACIÓN. Como que toda la película dan a entender que los fantasmas son espíritus que vagan sin descanso, y lo oponen a la idea de un “final feliz”, pero estoy seguro de que eso es justamente lo que dieron a entender con este final. Quizás yo hubiera terminado la película en la cara del amigo del compadre y habría tenido pesadillas. Así como está no sé muy bien qué me quisieron decir, y harto flaitonga la imagen de los tres ahí, qué quieren que les diga. La imagen justo antes de los créditos, esa sí que me gustó. Doña Clotilde maldita. FIN DE LOS SPOILERS AMBIGUOS.

Con todo, me sorprendió gratamente la película, porque mucha gente me había dicho que era mala, y no tenía ni ganas de verla. Así que ustedes véanla sin miedo no más, que el miedo lo va a poner la película. Ah y es bacán que sea una película de la productora Hammer, que el año uno hacía películas de terror a toda zorra y ahora volvieron. El logo al principio es como el de Marvel, pero con terror, cómo no va a ser bacán. Ya, eso sería: Doscientos cincuenta y siete millones cien mil una calabacitas y un Expertus Patronus Award a Harry Potter por estar superando su pasado merme.

Léanse todas las críticas maestras de ODT haciendo CLICK en el monito, hecho por don Andrés Padilla. Capo.