1001 Películas + ODT: Alien, el Octavo Pasajero.

A estas alturas esta sección es como semestral, pero no pienso abandonarla. Es donde agarro un flim-que-no-haya-visto-antes-o-que-haya-visto-hace-mucho-tiempo-y-por-lo-tanto-no-cuenta sacado al azar del famoso libro 1001 películas que hay que ver antes de morir, le hago la mansa crítica y después les digo si es verdad que hay que verla antes de hacer check-out. Como es de terror, será además la vigésimo cuarta película de mi Octubre del Terror 2011, que es tan bacán que se está apoderando de noviembre (guaja).

Esta es de las buenas, ustedes saben. Alien (1979) dejó la mansaca. Le cambió la vida a todos los que la vieron, terminaron haciendo mil segundas partes que van desde las obras maestras zorronas (Aliens: El Regreso) hasta películas que hacen llorar al niño Dios (Alien vs. Predator), y es parte de la sección VIP de los terrores fliméfilos de todos los tiempos así que más respeto.

Cuando anduve por Buenos Aires a principio de mes supe que en el MALBA (Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires) iban a dar Alien: El Octavo Pasajero en cine en una función de trasnoche. Como recordarán fue en este mismo cine en que vi The Rocky Horror Picture Show, otra muestra increíble del arte latinoamericano. Lo pasé tan bien en esa función, que con la polola decidimos ir a ver esta cuestión también. Ella no la había visto y yo no la veía hace un millón de años, así que todo bien. Además no sé si se han fijado, pero ver películas repetidas con alguien que nunca la ha visto es BACÁN. Uno ve la película repetida con ojos completamente distintos, se fija en detallitos nuevos, y las reacciones de la otra persona son tan importantes como el flim mismo, lo recomiendo, gracias.

Ni les cuento lo RASCA de la copia de Alien que vimos, cabros. Estaba más gastada que la suela de Mario Bros., con más arrugas que Carlos Larraín tomando limón al sol y con menos color que la dermis de Tim Burton. La dura. Los negros se veían sepias, el audio estaba como el forro, y para más remate tenía subtítulos en sueco (creo) con los subtítulos en español proyectados aparte. No estaba ni para cine Normandie esta copia, pero ¿saben qué? Me encantó igual. Siempre he sido defensor del HD y de ver las películas lo mejor posible, pero de vez en cuando no hace mal ver una película en una copia que se ha proyectado mil veces, y que es más vieja que casi todos los que estaban en el cine. Yo conocía la historia, y había visto la cuestión mil veces antes así que me dio lo mismo, y mi polola entendió todo perfecto y se asustó en todas las partes que tenía que asustarse, así que todo bien.

Alien se trata de una nave piruja que va por el espacio sideral y de pronto se prende sola haciendo ruidos de Arturito y despiertan todos los tripulantes que iban raja en el sueño espacial. Como el espacio es muy lejos y los astronautas pasan años viajando, es mejor hibernar a hacer crucigramas y envejecer, y te encargo el tufito y las legañas después de dormir veinte años en el espacio o lo que sea que durmieron estos compadres.

Claro que la nave no los despertó porque habían llegado a la Tierra (guaja), los despertó porque captó una señal de emergencia desde un planeta equis, y es política de la empresa que cualquier señal de emergencia sea investigada. Ah porque estos en verdad no son astronautas, son obreros contratados por una empresa que andan trabajando, así que durante el desayuno reclaman porque les pagan poco, tiran la talla y les gritan piropos ordinarios a las minocas que van pasando por el espacio.

Lo terrorífico empieza cuando se bajan al planeta a investigar qué onda la señal de emergencia y encuentran tres cosas: Una, el cadáver momificado de un extraterrestre sentado delante de una metralleta gigante. Dos, doscientos huevos alienígenas, Y tres, una forma de vida que –OH MY GOD SALIÓ UNA ARAÑA BRÍGIDA DEL HUEVO Y SE LE PEGÓ EN LA CARA AL POBRE GIL.

Aquí empiezan a ponerse feas las cosas porque algunos quieren llevar al compadre de vuelta a la nave pero la Ripley (maestra) no quiere porque puede que el bicho ese sea peligroso. Lamentablemente Bilbo Baggins también va en la nave y se arranca con los tarros porque él es el experto en “ciencia” y autoriza el estudio del bicharraco y todo mal. Ahí se dan cuenta de que el bicho tiene ácido en vez de sangre y que si intentan desprenderlo de la cara del compadre seguramente el compadre va a morir. Cuento corto: El bicho se cae solo, todos juran que está todo bien y un par de horas después RE-ZUÁCATE, al compadre le sale UN ALIEN HORRIBLE de la guata en la escena más sorpresivamente sangrientosa de todos los tiempos.

Bueno, yo sabía que iba a pasar y nunca en la vida me ha sorprendido, pero mi polola se pegó un salto y se pegó un grito que en verdad me hizo cachar lo POWER que es este momento, que uno ha mirado a huevo simplemente porque lo ha conocido toda la vida. («A huevo» jajajja, Aliens).

Lo que viene después seguro se lo saben de memoria: Todos en la nave empiezan a buscar al alienígena y lo primero que cachan es que ya no es chiquitito sino que es un monstruo baboso larguirucho todo bio-mecánico con dos sets de mandíbulas una de las cuales es retráctil por si tiene las manos ocupadas y quiere sacar popcorn o apagar la vela de la torta de cumpleaños sin soplar. Los pobres obreros se van encontrando uno por uno con el alienígena y todos se quedan congelados mirándolo mientras el otro muestra las mandíbulas y babea. La dura, a nadie se le ocurre pegarle en los kiwis o arrancar de una apenas lo ven, y ese es el máximo poder de este alienígena. Es tan horrible que se asegura al menos treinta segundos de inmovilidad en todas sus víctimas para hacerlos pebre. Lo otro terrorífico del alienígena es que no tiene ojos, así que uno nunca sabe para dónde está mirando, o si está durmiendo, o si es turnio.

¿Y saben qué? Esa es una de las cosas que más me gustó de ver esta cuestión en el cine en una copia como el forro con alguien que nunca la había visto: Lo verdaderamente MARCIANO y BRÍGIDO que es el Alien. Por culpa de las películas que vinieron después, de los cómics y los juegos, como que uno ya sabe cómo es el Alien. Si alguien es bueno para el dibujo, podría dibujarlo entero. Pero acá nunca lo muestran entero, y es difícil descifrarlo. Le muestran la cara, los dientes, el cráneo gigante, etc. Pero casi nunca se ve entero y moviéndose. A veces pareciera que está en cuclillas o que camina en cuatro patas, otras se mimetiza con la nave, etc.

Y su comportamiento en lo que vino después siempre es el mismo, de monstruo malo e inteligente. Pero en la película original el compadre en verdad era un EXTRATERRESTRE terriblemente impredecible, partiendo por su origen que uno no tiene cómo cachar. Lo encontraron en un planeta equis, pero estaba en una nave extraterrestre que no se sabe de dónde viene, y para los de la nave el Alien también era desconocido, porque los mató. O sea, el Alien es un alienígena que atacó a unos extraterrestres y que cayó en un planeta lejano donde lo encontraron los obreros. ¿Cuál es el planeta de origen del Alien? ¿Cómo será ese planeta? ¿Son creados artificialmente? ¿Son la especie dominante de su planeta? ¿Tendrán tecnología? ¿Lenguaje? Nunca lo sabremos (espero).

Pero lo que les decía es lo del comportamiento. En esta Alien hay caleta de cosas que me dejaron para dentro. Una es cuando mata el primer obrero después de “nacer” (el que anda buscando al gato). Nunca me había fijado que cuando muestran la maquinaria que hay en el techo SE VE AL ALIEN PARADO FLOTANDO. Lo juro. Retrocedí la escena dos veces y ahí está, como si estuviera colgando de los pies, pero hacia arriba (como las gotas que “caen” del huevo pero hacia arriba). Después lo muestran siempre estático en los rincones, y juraría que cuando mata a la obrera llorona apestosa como que, este, abusa de ella. Ah y qué me dicen del final cuando aparece en la nave de Ripley y el mono está como “durmiendo”. La Ripley se preocupa de no hacer ningún ruido, y el bicho maldito está ahí instalado entre los mecanismos de la nave, sacando las mandíbulas y no haciendo nada. Es tan marciano todo lo que hace que me dio miedo en verdad.

Pero es a toda zorra esta película. Las actuaciones son a toda raja (uno de verdad les cree a TODOS los obreros), la música es maestra (aunque leí que el compositor Jerry Goldsmith [maestro] odió lo que hicieron con su música), y la nave es increíble. Ahora uno está acostumbrado a ver naves espaciales maestras, pero esta de verdad pareciera que funciona, y tiene mil pasillos terroríficos con goteras, cadenas colgando, tuberías para que se camufle el Alien, escaleritas, de todo. Hasta los ruidos de Arturito que hace la nave son maestros sin ser futuristas ultra tecnológicos.

«¡¿Qué dijo la computadora?! ¡Habla o te acuso con Gandalf y ahí te quiero ver!»

Todas las sorpresas de la historia son brígidas además, incluyendo la verdadera naturaleza del Bilbo Baggins (gil). Después de Ripley (que me fascina) yo cacho que mi favorito es el gato Jones. Pero el Bilbo Baggins también se las manda y es mi tercer favorito. Al principio es pelmazo no más, y uno desconfía de él por reflejo, pero después cuando saca las garras y se pone “defectuoso” el loco se las manda. Terrorífico.

¿Vale la pena verla antes de morir? Si no la han visto y/o si no han muerto todavía: TIENEN QUE PURO VERLA MIL VECES. Esta película es una obra maestra. A mí siempre me ha gustado más la dos (spoiler), pero después de ver esta en el cine, y de repetírmela en DVD apenas llegué a mi casa, puedo apreciarla como lo merece aunque sea un poco lenta y dé sueño. Si ahora funciona así, imagínense cuando salió recién. Nada que hacerle, se las mandaron peliculastas. Seiscientos BILLONES de calabacitas y un Intolerancia a la Lactosa Award a Bilbo Baggins, por rancio.

Recuerden que si quieren encargar este libraco y/o cualquiera de las 1001 Películas por Amazon, la mejor manera de hacerlo es usando las casillas en Miami de mi auspiciador maestro Hot Express (el aplauso). Yo la verdad es que me compré la Alien Quadrilogy, que es esta caja a toda raja con las cuatro Alien, millones de documentales y material adicional como en setescientos discos ¿qué tal? Ahora esta misma colección salió en Blu-Ray así que aprovechen.

¡Y hagan click en el monito para leer todo lo que he escrito en Octubre del Terror! ¡Todavía quedan siete (7) películas terrorosas por cubrir! ¡Ejalé!