¡Comentario Spoilerífico Zorrón! ¡Final de temporada de Dexter!

-Pero… ¿Quién es el verdadero maricón?
-Jordan Chase.

Ah no si no. Antes de seguir les aviso que la siguiente crítica maestra le lleva brígidos SPOILERS del final de la quinta temporada de Dexter. Los comentarios de los lectores también se van a ir de tarro, así que si no quieren enterarse de lo que pasa en Dexter, no lean, ¿ya? De hecho no sé ni para qué hicieron click en el artículo si hasta por el título se cacha que lo vamos a contar todo. Si siguen leyendo es porque son cabeza dura no más, en serio. Qué onda. Ya, nos fuimos.

El último capítulo de Dexter se llamó “The big one” y partió pero en plena MANSACA del capítulo anterior: El pelmazo de Jordan Chase se había echado a la rubia enfermita turnia que tenía de esclava, y se había raptado a la cara de portazo pololi del Dexter, todo justo cuando el Dexter le estaba aplicando la corto punzante a Robocop porque el otro prefirió morir de sapo en vez de de viejo. Y con todos estos atados, el Dexter igual tuvo tiempo de despertar con la picada de zancudo, y de prepararse el desayuno asqueroso gringo durante las letras del principio, para que vayan cachando que es maestro.

(Ahora que lo pienso, si yo tuviera una serie serían re fomes las letritas al comienzo porque yo voy a la cocina y me hago un pan con mantequilla, después me mojo el pelo para que parezca que me duché y sería. Y cuando salgo de la casa voy todo fiambre y con sueño y no le cierro el ojo a nadie).

(No, mentira, nunca tan cochino. Me mojo el pelo y me echo colonia).

Después de las letras del principio se vio que Dexter estaba desesperado porque se le apareció el fantasma del papá a penarlo y dar la lata. Igual Dexter no está ni ahí con el fantasma del papá en todo caso, porque siempre repite las mismas cosas, y también porque de tanto aparecer el fantasma perdió su impacto. La cosa es que justo cuando estaba saliendo de la casa a faenarse al Jordan Chase ¡ZUÁCATE! apareció toda la familia con la guagua para celebrarle el cumpleaños y te encargo el cacho. ¿Soy el único que le tiene mala a la nana drogada? Siempre anda toda anestesiada y habla como si estuviera diciendo cosas importantes, esa pobre guagua va a crecer en cámara lenta, apuesto.

Ahí el Dexter le dio la media cortada a la familia, pero como la idea es que uno se ponga nervioso y sufra, todo el capítulo se trató de Dexter tratando de ir a rescatar a su pololi cara de portazo, y no pudiendo porque algo lo paraba. El colmo y lo primero heavy que pasó fue cuando lo hicieron ir a la escena del crimen de Robocop. Una porque siempre es la zorra ver a Dexter yéndose en la más CSI con las cosas que él mismo hizo, y segundo porque QUINN LE SACÓ LA MEDIA FOTO. ¿Sí o no? Apenas llegaron lo empezó a mirar feo porque está diciendo que fue Dexter el que hizo todo. Lo más heavy vino después cuando no quería decir lo que sabía, aunque lo estaban acusando a él del asesinato.

¿Qué onda, Quinn? ¿Tanto amor por la flaca garabatera? ¿Por eso está quedándose callado, para que la pobre comadre no sufra más (se pone a llorar y enchueca la cara todos los capítulos)? ¿Y qué tanto sabe Quinn? ¿Sabrá que Dexter y la cara de portazo eran los justicieros de Miami? ¿O lo único que sabe es que Dexter tiene un secreto? Bueno, ya vamos a hablar más de las preguntas.

Lo que más hizo que uno se mordiera las uñas en el capítulo fue obviamente lo que pasaba con El Verdadero Maricón. El maldito se llevó a Cara de Portazo en el maletero del auto y un vendedor de galletas de champaña de semáforo le sacó la foto pesado. Y después de eso llegó con la pobre comadre al mismo lugar donde la habían hecho pebre. Además el loco sacó las garras y te encargo las caras de loco y lo terrorífico. Fue heavy cuando se le acercaba a la pobre Portazo y abría la boca y ponía cara de salamandra. Maldito.

Igual el premio a la Mala Onda se lo lleva el fantasma del papá de Dexter. Va hinchando en el auto dando la lata con que Dexter tiene que estar atento a todo, y por su culpa el otro se distrae y choca con un tractor amarillo, que es lo que se lleva ahora. El auto se dio vuelta en cámara lenta y el pobre quedó todo machucado, y le dio tiempo al pelmazo de ir y amarrarlo. ¿Para qué tenía que darse vuelta el auto a pito de nada? Para que uno sufriera más, para eso. Todo valió la pena en todo caso el momento en que el pelmazo ve los cuchillos de Dexter y se da cuenta de que falta uno. Y ¡CHÁS! Cuchillo en el pie por gil. Ouch. No más hawaianas para Jordan Chase. Chao clases de ballet.

Después pasó lo que tenía que pasar, y es que Portazo se echó a Jordan Chase aplicándole el corto punzante. Hay que reconocer eso sí que el compadre fue pelmazo hasta las últimas porque empezó a tirarles mala onda a Dexter y la Portazo, y se notó que a los pobres les dolió aunque estaban con toda la actitud asesina. Y una vez que ya estaba muerto, vino mi momento favorito de todo el capítulo: La hermana flaca garabatera siguió la pista del vendedor de galletas de champaña del semáforo y llegó donde estaban Dexter con Portazo, y los apuntó con la pistola y les echó pericos. Si no fuera por el plástico que estaba puesto, habría descubierto a Dexter OH MY GOD. Al principio pensé que iba a ser MUY MULA que no los descubriera, pero igual se cachó que la pobre estaba traumada y que en verdad entendía a los justicieros, así que me la creí. Fue la media escena.

Al final quedaba una sola cosa para que terminara la temporada, y eso era saber qué iba a pasar con Portazo. Según yo la comadre era la solución perfecta para Dexter: Sabía que era asesino y no le importaba, lo podía ayudar con su familia y en caso de esconderse podía pararse detrás de cualquier parte por tener la cara perfectamente plana. En el capítulo pasado hubo una escena la zorra en que planificaron raptarse un compadre usando los juguetes de la guagua, y se veían como la familia perfecta. Pero lamentablemente la comadre se puso gil y le pegó la patada al pobre Dexter. Lo bacán de la escena fue que el Dexter llegó al living y por la pura cara de Portazo se notó para dónde iba la micro. La zorra la escena en todo caso. Aunque no me gustó que Portazo estuviera abandonado a Dexter, igual me dolió y me dio pena, porque tengo alma.

Así que quedamos en las mismas, listos para la sexta temporada. Aunque Quinn se quede piola, la última imagen (maestra) dejó clarito que Dexter quedó en las mismas, y que aunque pasó por todas parece que está igual de asesino y de inhumano que siempre. ¿Quinn se hará cómplice de Dexter? ¿Y qué pasa si la Flaca lo patea? ¿Ahí va a dejar de encubrirlo y tendrán un duelo como el que tuvo con el negro en la segunda temporada? ¿Y qué onda la hija de Rita y su cara de vieja? Son algunas de las interrogantes que quedaron para la otra temporada. Estuvo buena la quinta, pero mis favoritas siguen siendo la cuarta y la segunda… Así que confío que la sexta será a toda zorra porque los números pares la llevan.

¿Y a ustedes? ¿Qué les pareció?