Subscribe via RSS Feed






The Walking Dead, episodio 4: Vatos.

22 noviembre 2010 | Hermes Antonio

Otro lunes, y vamos por el cuarto capítulo de la primera temporada de The walking dead. Como ya saben, la crítica y los comentarios de los lectores maestros le llevan brígidos SPOILERS porque la gracia es que comentemos todo lo que pasó. Si no han visto el capítulo no lean, advertidos están. Nos fuimos.

El paisaje con el que empezó el cuarto capítulo era tan la zorra que daban ganas de que no fuera el fin del mundo para irse de camping. Parecía wallpaper. Y ahí estaban las dos rucias pescando y conversando sobre lo que todos queríamos saber: nudos de pesca (zzz). La conversación derivó en el papá de las rucias (suegro) y en lo que según yo fue lo que más se repitió en el capítulo: el pasado. Igual terminó dándome pena este comienzo porque cachamos que estas pobres están como todos en esta serie, puro echando de menos y preguntándose si sus familiares están vivos, aunque en el fondo saben que lo más probable es que no. Me achaqué también. Después de eso vemos que un viejujo del campamento está haciendo hoyos como loco con cara de ídem, y después de eso vamos a los créditos zorrones.

Después de eso nos fuimos por fin con lo que queríamos ver: El grupito que fue a buscar al pelmazo racista esposado de quien quedaba la pura mano (nunca más Correlanillo). El grupito eran el carabinero Rick, el chinito buena onda, el afronegrito que abandonó al pelmazo, y el hermano del racista también miembro de la familia Pelmazo. Y no sé ustedes pero yo encontré estas escenas a toda zorra. Cómo seguían la sangre, cómo intentaban reconstruir lo que había hecho el pelmazo (“Cacha, aplicó torniquete” “Aquí se cauterizó el chongo”) y cómo uno se las creía todas. Además apenas entraban al edificio se encontraban con esta comadre:

Aplique Alka, socia.

Así que las buenas noticias son que este episodio pagó con creces lo que nos quedó debiendo el de la semana pasada: zombismo sangrientoso. Durante toda esta parte el hermano pelmazo está contándole al resto que su hermano es el más recio de todos, y que nadie ni nada lo va a matar y que es más duro que estatua de Chuck Norris. Y entre todas las quebrás que se pega el hermano y la evidencia que vamos encontrando en el camino, tienen que reconocer que el personaje del manco pelmazo se va haciendo cada vez más terrorífico y temible, y más da la sensación de que se viene la mansaca.

Ahí los del grupito empezaron a planificar cómo lo iban a hacer para recuperar el bolso con armas que botó el carabinero Rick en el episodio uno, y se demostró una vez más que el personaje más bacán de todos es el chinito (la lleva). El compadre armó toda la ruta y la estrategia, y los dejó a todos tan impresionados que le preguntaron qué hacía antes del Apocalipsis Zombi. Respuesta: Repartidor de pizza. ¿Sí o no que dieron ganas de aplaudir? Fue una pura frase, pero yo cacho que fue uno de mis momentos favoritos. Chistoso, creíble y también parte de lo que marcó el capítulo que ya les dije, el pasado de los personajes. También aclaró el chinito que no es chino sino coreano, eso para que todos aprendamos a no hacerle caso a nuestros prejuicios porque el racismo es malo.

Después de eso el chinito corrió y recuperó el bolso con armas, y ahí me comí hasta las uñas de los pies por culpa de los latinos flaitongos que aparecieron a embarrar la onda. Primero apareció uno gritando todo mala onda y llamando la atención de los zombis, y después llegaron otros en auto y secuestraron al pobre chinito, que es tan buena onda que hasta se había molestado en recuperar el sombrero de Rick. Lo que más me gustó es que en estas escenas uno se pone tan tenso que hasta aplaude al hermano pelmazo que antes uno puro odiaba, sobre todo cuando le tira una flecha en el traste a uno de los latinos flaitongos (¡toma flaitongo, ahí tenís Cupido!). Después fue bacán también cuando asustó al flaitongo tirándole la mano cortada del hermano y le dijo que era la mano del último que lo había molestado, jajajja. La zorra. Hay que ser bien brígido para usar la mano cortada del hermano como utilería, ¿sí o no?

No les voy a mentir, cabros. Estaba pasándolo pork con este capítulo. Cuando van por primera vez a hablar con los flaitongos ni respiraba. Todos apuntándose con pistola echándose la foca, y nadie dispuesto a ceder. ¿Cómo iban a salvar al chinito? ¿Y qué onda los flaitongos? Durante el enfrentamiento se vio que todos tenían pistolas, pero querían intercambiar al chinito por las armas. Querían tanto las pistolas de Rick que ni siquiera les importó que los compadres tuvieran de rehén a uno de los suyos (cero lealtad estos flaites). Después mientras planificaban lo que iban a hacer se notó que el carabinero Rick no pensaba darles las armas y ahí yo pensé “¡Obvio! Los flaitongos no tienen balas, por eso quieren tanto las armas, están blufeando y el Rick ya les sacó la foto”. La raja.

Entremedio se veía que los del campamento seguían en lo suyo. Después de que las rucias llegaran con más pescados que carrete de Jesús como que todos se relajaron y se les olvidó que LaMotta hizo pebre al MA-RI-CÓN al final del otro capítulo. Incluso se les olvidó el loco que estaba poseído por un topo haciendo los hoyos, y hasta tiraron la talla. Y como este capítulo es de “el pasado” supimos más del abuelito buena onda (es culto) y del compadre topo (a su familia se la comieron los zombis). Ya bacán, ¿pero qué pasó con los flaitongos?

Ni se imaginan. Llegaron los compadres armados hasta las tapaduras a echarles la mejor foca a los flaitongos, todos tirándose frases abacanadas, y justo cuando uno no da más de tensión y se dispone a pegar el medio grito cuando quede la grande, pasa lo que uno siempre quiere que pase en los enfrentamientos zorrones: Aparece una abuelita toda bonachona senil a interrumpir la balacera hablando tonteras. Porque resulta que los latinos flaitongos en el fondo eran buenos y tenían una Fundación Las Rosas clandestina para la tercera edad del Apocalipsis zombi. Igual difícil la cuestión porque los supermercados están cerrados y nadie donaría los dos pesos para –Momento, ¿qué onda, The Walking Dead?

¿Los latinos flaitongos eran buenos? ¿Y por qué el latino que tenían de rehén no dijo nada? ¿Y para qué se raptaron tan brígidamente al pobre chinito si lo único que querían era proteger a los abuelitos? Claro, así van a mantener la tranquilidad, haciendo enojar a unos desconocidos que tienen muchas armas además de un racista pelmazo en el grupo. No soy experto en instituciones sin fines de lucro pero según yo estos latinos flaitongos son ahí no más para la administración de Fundaciones Las Rosas Postapocalípticas, sorry.

Bien charcha el “giro inesperado” de los flaitongos latinos, qué quieren que les diga. Es la típica de película onda Crash ahora que lo pienso. Los personajes parece que fueran algo y zuácate, son completamente lo contrario y uno tiene que sentirse mal por haber pensado que eran lo que parecían. Porque el flaitongo que se fue de flechazo en realidad era enfermero, y el que los lideraba a todos era el custodio, y el perro Doggenweiler que tenían en realidad era un Poodle. Bien absolutista la cuestión y ya saben: Sólo un Sith piensa en absolutos. Tienes que ser un Jedi, The Walking Dead. No un Sith. Un millón de estrellas menos de multa por charchas.

(Lo peor de todo es que fue el mismísimo compadre que escribe los cómics el que escribió este capítulo, y ayer se pegaba las medias quebradas en Twitter con que él era el guionista del capítulo y blablablá. Eso para que aprendan todos los fanáticos del cómic que lo que funciona en las revistas de monitos no siempre funciona en la pantalla grande. O chica, si es que ven The Walking Dead en la tele del conserje. Conclusión: Los cómics transforman a la gente en Siths).

Afortunadamente después de la escena de la abuelita senil entremedio de las escopetas, el capítulo parece que dijera “Oye bien charcha lo de los abuelitos, ¿en qué estábamos pensando? Bueno en compensación aquí tienen cinco minutos en que les va a dar un infarto al tromboso, espérense no más” porque OH MY GOD.

Primero el grupito llega a la camioneta y descubren que no está, así que sacan la conclusión de que se la llevó el racista pelmazo manco, y empiezan a correr al campamento porque robarse otro auto de los que están botados sería incorrecto. Y justo en el campamento vemos que el MA-RI-CÓN está de lo mejor en su carpa, cuando entra una zombi a comérselo. Y en dos segundos queda pero la zorra. Aparecen más zombis, uno muerde a la rucia chica, y todos gritando y arrancando. Además todos los zombis eran increíblemente terroríficos y brígidos, y descubrí que el sonido que hacen los zombis en esta serie es lo mejor. Ese entre gruñido y quejido que se tiran siempre, increíble.

Bueno lo importante es que llega justo el grupito al final del buffet de zombis, y descubren dos cosas. Una, que el racista pelmazo manco no está por ninguna parte, y segundo, que la rucia chica murió. Justo en el capítulo en que le agarramos buena, la matan. ¿Cómo tan mala onda? Emocionante la escena, me dio ene pena, sobre todo por la hermana que le tenía hasta regalo de cumpleaños. Y como remate, supimos que el hombre topo había hecho los hoyos porque soñó que pasaba esto, y ahora tienen que enterrar a los muertos.

Y eso fue el capítulo. Como ya cacharon fue el que menos me gustó de los cuatro por todo el cuento de los latinos flaitongos que en realidad tenían un asilo de ancianos (plop), pero los últimos minutos se pusieron las pilas y me dejaron para dentro. Ahora muero por ver los dos capítulos que faltan (uuu) porque quiero puro saber estas dos cosas:

1.- ¿Qué pasó con el racista pelmazo manco al final? ¿Fue él el que llevó los zombis al campamento o no? ¿Y cómo lo hizo? ¿Amarró una longaniza a un cordelito y corrió al campamento?

2.- ¿Qué va a pasar con la rucia chica? ¿Va a revivir como zombi? Creo que todavía no explican cómo funciona la cosa, pero en todas las películas de zombi el que muere, se vuelve a levantar. Así que puede que todos los muertos del campamento se zombifiquen y ahí sí que te encargo el drama.

Bueno cabros, quedan dos capítulos no más para que se termine la primera temporada y algo me dice que en esos dos capítulos va a quedar todo lo que es LA MANSACA. Así que nos vemos el próximo lunes.

¿Qué les pareció a ustedes?

Etiquetas: , , , , , ,

Categoría: Bang Bang, Dramones, Fantasiosas, Series, Terroríficas