ODT: The birds.

Vamos al grano (porque los pájaros comen granos, cacharon). Los pájaros (1963) se trata de una rucia flaca voz de pito que llega a una mascotería toda cuica a ver a su abuelita. Cuando va entrando se cruza con Hitchcock que es el peliculasta y que le gusta salir en todas sus películas, porque es pintamonos y quiere que uno se desconcentre y pajaree (pájaros, cacharon). Después llega un compadre todo galán a comprarse unos pajaritos, y se jotea a la rucia voz de pito, pero ella se hace la difícil (el jote también es un pájaro, ojo). Después el compadre se va y la rucia voz de pito queda toda cocoroca (como gallina, pájaros) así que se consigue los datos del jote porque es medio Psycho (otra de Hitchcock donde el protagonista embalsamaba pájaros), y decide ir a la playa a dejarle los pajaritos que el loco andaba buscando, porque en esta época las comadres les tiraban los corridos a los minocos regalándoles canarios. La cosa es que los pajaritos terminan uniendo a la pareja, y viven felices comiendo perdices (pájaros) y por eso se llama Los pájaros. The End.

No oh, estoy molestando. Igual todo lo que dije es verdad, pero no es comedia romántica la película. Esta cuestión se trata de La Venganza Zorrona de los Pájaros contra los Humanos porque los pájaros están chatos de todo. Del abuso contra las palomas mensajeras, de que “pajarón” sea un insulto y sobre todo de que Enrique Iglesias le haya tirado la Gaviota al público. Así que sin decir ni pío a las aves se les para la pluma y dejan la grande (pájaros por tres).

Lo primero que hacen los pájaros en la película es esperar a que la rucia voz de pito se suba a una lancha con su abrigo de piel y vaya toda plácida mirando al horizonte. Y ahí en el momento de más calma ZUÁCATE una gaviota aparece de la nada y le tajea la frente a la comadre, dejándola como la mona delante del galán. Y ese es el principio recién, porque después los pájaros atacan un cumpleaños de cabros chicos, se meten por la chimenea a chasconear a Miss Daisy, atacan un colegio y después toda la ciudad.

Y al principio uno dice “Pffft, y qué tanta cuestión que ataquen los pájaros a ver, ¿cómo nadie va a tener una raqueta para luchar contra ellos? O por último un gato”, pero después la película dice “Guaja” y nos muestra que los pájaros son enteros maleteros y apatotados, y en verdad dan susto porque cero posibilidad de ganarles. Y claro, también dan miedo porque vemos lo que le pueden hacer a la gente que no tiene raquetas ni gatos:

[youtube:http://www.youtube.com/watch?v=KwLiH8bWFdM]

Pobre Miss Daisy, quedó para dentro.

Como todas las películas de Hitchcock hay harto peliculismo top y uno se entretiene caleta mirando todo lo que pasa porque el caballero sabía poner la cámara en el rincón preciso para que uno ni respirara. Y no sólo en las escenas terroríficas de ataques pajarracos sino en las cosas normales también, como la escena cuando la rucia voz de pito va a dejarle los canarios al galán sin que él se dé cuenta. Uno ve esa escena y se da cuenta de por qué Hitchcock es tan famoso y con razón se paraba siempre de perfil en todas partas para que la gente lo viera.

Lo que sí tengo que ser honesto y decir que esta película no asusta a nadie excepto a mi tía Charo, que le tiene fobia a los pájaros y una vez entró una paloma a su casa y casi se murió. Yo la dura que me reí caleta con esta película y no es por ser sin respeto pero es muy chistosa, sobre todo la parte en que los pájaros atacan al colegio y todos los péndex métale corriendo mientras los pájaros les picotean la cabeza (jajjaja). Hay una colorina que incluso se cae y llega una gaviota a anidarle en la nuca, y la colorina patalea y llora y yo la tuve que parar para ir al baño de risa. Y aunque don Hitchcock dirige muy bien, son los efectos especiales jurásicos los que hacen que uno se ría tanto, encuentro yo, porque uno nunca se cree que los pájaros están en la misma escena que la gente, salvo los pájaros embalsamados que les aletean en la cara a los compadres.

Las mejores escenas son las del final en todo caso, cuando los pájaros atacan a la rucia voz de pito en la casa, y la muy tontorrona no intenta hablarles en su idioma; y también al final final (spoiler) cuando la familia sale de la casa y afuera hay como trescientos millones de pájaros esperando atacar. Igual maestro el final, qué quieren que les diga. Y también es bacán que la película no tenga música. Lo único que se escucha son los ruidos satánicos que hacen los pájaros, y esos también les quedaron la zorra. Así que felicitaciones, peliculastasaurios. Cincuenta años después da risa su película pero eso ustedes no lo saben porque están muertos.

Veredicto final: Igual me gustó porque tiene hartas cosas típicas de película terrorífica que siempre son bacanes como un enemigo maldito numeroso que ataca a pito de nada (onda zombis, aliens, pirañas, péndex, flaites), gente encerrada en una casa, pueblo chico, etc. Pero como les dije no da mucho miedo que digamos, y hay que esforzarse para tomársela en serio. Además que uno está acostumbrado a ver pájaros en todas partes y es imposible asustarse con ellos. Cáchense. ¿Cómo van a dar miedo estos compadres?:

Bueno se entiende. Ya. Ciento cinco millones quince mil calabazas y recuerden: Una golondrina no hace verano. Más vale pájaro en mano que cien volando. Ave César. Etc.

¡Gústenme en Facebook! ¡Síganme en Twitter! ¡Visiten mi Tumblermes!