Toy Story 3

Advertencia:
La siguiente crítica (maestra) contiene spoilers de las películas Toy Story y Toy Story 2. Si usted no ha visto esas películas, lea la segunda advertencia. Si ya las vio, lea no más con confianza el resto de la crítica, porque no tiene spoilers de nada más.

Advertencia 2:
Si no ha visto Toy Story ni Toy Story 2 no sé qué está haciendo en Internet, mejor vaya al videoclub a arrendarlas y después a la iglesia a confesarse con un curita por gil. ¿Cómo no vio esos flims? Son la zorra. Ya, partió. Y cómpreme un chocolate a la vuelta por hacerme pasar malos ratos. Ya, si no quiero escucharlo, puras excusas, vaya a ver las películas y después hablamos. Me dolió la cabeza también.
Esta gente.

***

Los juguetes se hacen los lesos no más. Resulta que uno juega con ellos y todo bien, pero apenas quedan solos los perlas cobran vida, conversan y hacen lo que quieren. En buena eso sí, nada de agarrar cuchillos como Chucky. La dura. Ven tele, juegan Nintendo, andan a caballo arriba del perro de la casa, etc. Y todos los juguetes ah. Los espaciales, los vaqueros, los soldaditos, todos. Incluso las alcancías, los autitos a pilas y las Barbies. Además tienen sentimientos y se achacan si uno no los saca nunca de la caja, o si uno deja de jugar con ellos, etc.

Igual es brígido enterarse de esto. Porque yo era de los que hacía zumbar mis juguetes cuando jugaba, y me sentí mal por la violencia intrafamiliar. Me arrepentí de haber enterrado un mono de Batman que tenía en la playa y que nunca lo encontré, por ejemplo, o de haber intentado hacerles intercambio de cabezas a otros. También fui y le pedí disculpas a una Barbie de mi hermana a la que le saqué la ropa para cachar (ay, seguro nadie hizo esa).

También me pregunté si el Ludo, el Monopoly, o el Yenga calificaban como juguetes y por lo tanto resucitaban igual que los otros. ¿Y qué onda los Lego? ¿Resucitaban siempre o cuando uno los armaba no más? También me acordé de un compañero de colegio mío que su mamá le compraba puros juguetes de esos imitación flaite que venden en la feria onda Spider-Mann o Trans-morfes y nosotros nos reíamos de él por pobre. Me tinca que esos son como los patos malos de los juguetes, y cogotean a los juguetes originales para robarles los accesorios, y son resentidos sociales. Apuesto que hablan como flaites chilensis también, y escuchan reguetón en los celulares, y todo lo que roban lo revenden por separado. ¿Y quién es Dios para los juguetes? ¿Mattel? ¿Santa Clos? ¿Taiwán?

En fin, todo eso pensé después de ver Toy Story y Toy Story 2, las películas maestras de Pixar Animation Studios International Corporation Ltd., que la dura que dan que pensar. Fueron los primeros flims de estos compadres, que después hicieron las maestras Monsters Inc, Los Increíbles, Buscando a Nemo, Ratatouille, WALL-E y Up, y con todas esas películas pareciera que los compadres hicieron un pacto con Satán porque no saben hacer películas malas. Aunque igual con Cars el Satán se puso a pajarear su resto, pero tampoco es tan mala, y le pega mil patadas a Shrek 3 y todas esas de monitos que no salvan a nadie.

Por si no se acuerdan de las otras películas se tratan de un péndex que se llama Andy, y que tiene puros juguetes de niñita como un vaquero, una alcancía rosada y una muñeca ovejera. También tiene papel mural de nubes, y soldaditos para compensar y que el papá no lo mande al psicólogo. Un día le regalan un mono astronauta todo bacán que se llama Buzz Lightyear y es todo moderno. Claro que cuando cobra vida es entero pelmazo porque no sabe que es juguete, y se cree el cuento del astronauta, pelea con el vaquero, etc. Hay cualquier aventura y uno se mata de la risa y se emociona, pero ni tanto.

En la dos el vaquero es amigo del astronauta y todo bien, hasta que un guatón loser se roba al vaquero porque es juguete de colección y lo quiere vender a Japón junto con los demás juguetes vaqueros. Ahí el vaquero descubre que está basado en una serie de la tele antigua, y se le olvida que su dueño es el Andy (niñita). Decide irse a Japón no más el vaquero, total seguro allá conoce alguna juguete hot basada en un mono japonés, y esas minocas tienen las medias piernas y siempre andan con mini. Pero los demás juguetes llegan a embarrarle la onda y lo hacen entrar en razón. Después hay más aventuras que no sé qué, salen las Barbies que son todas Legally Blonde (obvio), y hasta hay una escena que es como de El imperio contraataca, pero chistosa.

Lo más bacán de Toy Story 2 eso sí es el flashpack de la muñeca vaquera cuando se acuerda que la abandonaron. Tiene la música más triste de la historia del flim, y todos los que ven esta escena lloran. Incluso en una función especial que hicieron lloraron todos los asistentes con la escena, y eran los vedettos de 300, así que imagínense.

[youtube:http://www.youtube.com/watch?v=APD7JC7KVxo]

Después de esa escena maestra uno se preocupa más que no sé qué de todos los juguetes de la película, y lo pasa pork con las aventuras, y al final se emociona y todo. Pero entre nos, terminaba de lo más bien. Los juguetes se quedaban con el dueño, y aunque todos sabían que el compadre iba a crecer algún día (niñita), filo, ellos eran amigos y se iban a apoyar hasta el final, porque eso hacen los amigos juguetes resucitados. O sea, perfecto el final. ¿Para qué hacer otra película, Pixar Animation Studios International Corporation Ltd.? ¿Ah? El que mucho abarca poco aprieta. No había para qué hacer otra película. Todo eso pensé.

Pero ¿saben qué? Última vez que desconfío de Pixar Animation Studios International Corporation Ltd., lo juro (sobre la tumba del Feto). Porque les tengo buenas noticias amiguis fliméfilos y aquí están: Toy Story 3 es entera la zorra. The End. No pasaron ni cinco minutos desde que empezó y yo ya estaba con así cada pepa, con la pera tembleque, y cien por ciento en el bolsillo de los peliculastas. Más encima multiplicadas por dos las pepas, porque la vi en 3D y empañé los anteojos heavy.

Tal como dijeron al final de la dos, algún día el Andy (niñita) iba a crecer y ya no iba a querer más sus juguetes, y en eso están los pobres cuando empieza la cuestión. El Niñita está todo wailón y se va de la casa a la universidad, porque eso hacen los gringos cuando entran a la U, se van de la casa. No como mi hermano Gabo que entró a universidad como a tres carreras distintas, después entró a trabajar, después lo echaron (guaja), y todavía no se va de la casa. Lo bueno es que los juguetes del Gabo nunca van a sufrir lo que sufren los de Toy Story.

Porque estos sufren y empiezan a meterse en tetes al tiro. Y como no les quiero contar mucho, les voy a decir no más que llegan a un lugar donde conocen a varios personajes nuevos, y ahí siguen metiéndose en más y más tetes de juguetes (juguetetes). Y cuando uno jura que va a pasar algo equis, la película dice dónde la viste y va y pasa algo zeta. O algo doblevé (heavy). Y a uno no se le ocurre ni por si acaso mirar la hora porque está todo pasando y son maestros los juguetetes.

Yo cacho que esta cuestión tiene lo mejor de todas las películas de Pixar Animation Studios Corporation Ltd. Por un lado tiene todas las escenas chistosas aventureras de las Toy Story y las Buscando a Nemo, pero también tiene las cosas emocionantes-tristes-me-entró-una-basura-al-ojo-sorry de WALL-E y Up. Y como uno ya conoce a los personajes, se la sufre toda cuando es triste, y lo pasa pork con lo demás, porque hay que decir también que esta debe ser la más tallera y chistosa que han hecho estos compadres. Las dos cosas que más me hicieron reír: todo lo que hace Ken, y el “Joaquín Cortés” (ya van a cachar). Ah y si pueden vean antes las otras dos películas porque hay hartos detalles de las otras que aparecen aquí, y mejor tenerlas fresquitas. También hay un cameo MAESTRO que me hizo apuntar la pantalla con el dedo como gil (jajja).

Para que sepan mi personaje favorito de los nuevos es lejos el Big Baby. Es una muñeca plástica de esas enteras fomes que toman mamadera, lloran y se les cierran los ojos apenas se acuestan, igual que mi abuela. Aunque es el juguete más charcha de todos, los peliculastas se mandan con él uno de los personajes más zorrones-terroríficos-tristes de la historia, lo juro. Hay una escena que tiene que ver con este personaje que no se me va a olvidar nunca, y quiero un poster de esa escena para verla todos los días. ¿Cómo no va a ser maestra la película?

Y ya, he hablado mucho y me cansé. Yo lo único que digo es que Toy Story 3 es la película que más me ha gustado en todo el año, y que pienso ir a verla diecisiete veces mínimo al cine. No le hagan caso a ningún gil que diga que es «ahí no más», ya saben. Todavía es muy luego para decirles cuál de las tres es mi favorita, pero esta es mínimo igual de buena que las otras dos. Así que ahí tienen. Se cerró perfecto la trilogía, cabros. Y esa no la han hecho ni el Terminator, ni el Alien, ni el Padrino, ni el Spider-Man, ni el Matrix, ni mucho menos el Blade. Tampoco el Volver al futuro, el Star Wars o el X-Man. El Mad Max casi. El Bourne igual. El señor de los Anillos de más. Pero nadie la ha hecho como estos juguetitos, eso seguro.

Se las mandaron, Pixar Animation Studios Corporation International Ltd. Los felicito. No tienen para qué hacer más películas de Toy Story, aunque ahora que lo pienso igual vería feliz Toy story 4: Escape del persa Bio-Bio y/o Toy story 5: Cajita infeliz. Por mientras aquí les dejo sus quinientos noventa y siete BILLONES seiscientas tres millones doce mil cinco estrellas y un Frankenstein Award para Big Baby, por bacán.

Atte, Hermes (yo).

¡CONCURSO MAESTRO!

¡Ejalé! Cortesía de los amiguis bacanes de ANDES FLIMS tenemos MERCHANDISING MAESTRO de TOY STORY 3 para sortear. ¿Quiere ganarse alguna cosita así por ser? Pues deje su comentario AQUÍ ABAJO y/o en el FACEBOOK de FLIMS. Los ganadores además tendrán su exclusiva CHAPITA de Flims, y entre eso y las cosas de Toy Story no sé qué es más bacán. ¡Suerte y… Al infinito y más allá! (sorry, no pude evitarlo, qué flaite).

¡CONCURSO CERRADO SORRY! ¡YA PASÓ LA VIEJA!

PD 1
Siempre me preguntan si vale la pena o no ver las películas en 3D y yo siempre les digo la dura. ¿Bueno y Toy Story 3? Véanla en 3D no más con confianza. Es entero pro y no distrae, así que todo bien. Si no les alcanza la plata vayan por la versión 2D no más que es tan buena que va a dar lo mismo. El corto que dan al principio es bacán también, y también se ve mejor en 3D, por si las moscas. No lleguen atrasados.

PD 2

En la columna columnífera del Wikén de hoy día también hablé de las películas de Pixar. Y de mi primo Feto. Así que vayan a darse una vuelta por allá también POR ACATO.

PD 3
Sigue abierto el concurso PHOTOSHOP ANDATE CABRITO powered by HOT EXPRESS. Hasta ahora he recibido 47 photoshopeos y están todos a todo pork. Consejo: No hagan más de Toy Story 3 porque es la única película que se ha repetido. ¿Cómo supieron que me iba a gustar tanto? Más detalles AQUÍ.

Ahora sí, chabela.

¡No olvide clickear ME GUSTA FLIMS en FACEBOOK ni seguirme en TWITTER porque fortalece el cabello de la raíz a la punta!

¿Quiere ponerle avatar a sus comentarios? Cómo hacerlo AQUÍ.