Subscribe via RSS Feed






Música del Terror: 11 temas inolvidables.

18 mayo 2010 | Invitado Fliméfilo VIP

Cabros, les habla su capitán, Hermes Antonio. Hoy día les tengo a otro fliméfilo invitado, esta vez un varoncito para que no me digan que soy sexista. Así es, porque hoy le toca a don Diego Muñoz, un colega crítico fliméfilo buena onda que me cae re bien, sobre todo porque viene a hablarnos de dos cosas maestras: películas de terror y música de películas. Tsss, ¿qué más querís? Estoy un 94.5% de acuerdo con las cosas que escribió, así que le cedo la palabra a él no más. Señoras y señores, el primer ránking terrorífico de la historia donde el número uno no es El Exorcista.

Con ustedes, mr. Muñoz.

El buen cine de terror parte con la atmósfera. Es el trabajo de cualquier director que se precie de tal. Preparar el terreno y tenernos a la defensiva. Dejarnos vulnerables al miedo, abiertos a lo espeluznante. Y para hacer eso cuentan con todo lo que ofrece el medio cinematográfico. Iluminación con hartas sombras para esconder al asesino, planos inclinados para que uno esté desorientado, locaciones terroríficas como casas enormes con gárgolas en las esquinas, bosques, o museos de cera. Su relámpago repentino. Y ruidos. Su trueno, su lobo aullando, su piso que cruje, su puerta chirriando.

Y la música.

¿Qué mejor manera de preparar el terreno que un buen tema central que se nos grabe a fuego en la memoria, y que nos esté haciendo eco toda la película? Muchas películas de terror se han hecho en la historia, pero pocas han conseguido ese sello propio que termina haciendo escuela. Esa marca musical que nos penará siempre. Y que vendrá a nuestras cabezas cada vez que pensemos en la película. O que nos hará volver a ella en cuanto lo escuchemos.

A veces esta música es indiscutiblemente terrorífica. Llena de instrumentos que evocan lo ominoso. Acordes chillones y violentos. Notas graves sostenidas. Otras veces el terror llega por otro lado, con música que se vuelve horrorosa en cuanto le agregamos el contexto. Así, una inocente canción de cuna puede transformarse en sinónimo de lo diabólico. O una ronda infantil puede anunciar a un espíritu vengador. Sea como sea, la música termina fusionándose para siempre a las imágenes que acompaña, y por extensión, se transforma en un productivo proveedor de horrores, incluso sin su contexto.

A continuación, mi selección de los temas más icónicos del cine de terror, a ver cuántos fantasmas despertamos.

11 TEMAS ICÓNICOS DEL TERROR

11.- CANDYMAN
El gran Philip Glass compuso este piano fantasmal que es atmósfera pura. Definitivamente más triste que terrorífico, habla de la tragedia de Candyman, el personaje principal de la película, un esclavo que murió linchado por amar a una mujer blanca, y que hoy aparece como espíritu a matar a los que lo invocan. Una melodía inolvidable, para una película subvalorada.

———–

10.- EL BEBÉ DE ROSEMARY
Una pacífica canción de cuna cantada por la protagonista Mia Farrow es lo peor que podríamos escuchar al principio de esta película, y el director Roman Polanski lo sabe. Aunque el compositor polaco Krzysztof Komeda no puede evitar incluir acordes siniestros para recordarnos que esto no va a ser un paseo por el parque. Inolvidable.

———–

9.- MARTES 13
Al compositor Harry Manfredini le pidieron música escandalosamente terrorífica. Para hacer saltar a los espectadores, algo que evocara cuchilladas, y griterío. Pero él fue más allá y agregó un par de sonidos a su banda sonora. Un susurro con eco, que terminó transformándose en sinónimo de la presencia del asesino, por más de diez películas que duró la franquicia. Todos recuerdan el omnipresente “ki-ki-ki, ma-ma-ma”, que según el propio Manfredini se inspira en el pequeño Jason pidiéndole a su madre que mate (“kill, mom” sampleado). Sea lo que sea, se transformó en un sonido que nadie querría escuchar en el bosque, cerca de un lago.

———–

8.- EL EXORCISTA
Dicen las malas lenguas que el director William Friedkin encargó dos bandas sonoras para este clásico del terror. Una al compositor Lalo Schiffrin y otra a la banda electrónica Tangerine Dream. Pero eran tantas sus exigencias que terminó desechando las dos. Finalmente optó por la ruta Kubrick y armó la banda sonora con temas preexistentes de distintas fuentes. Una de ellas fue el disco Tubular Bells del inglés Mike Oldfield. Aunque originalmente era parte de un álbum de estudio de rock progresivo, su asociación con la película “más aterradora de todos los tiempos” transformaron al tema en un ícono siempre ligado a la posesión diabólica, las niñitas insolentes y los sacerdotes heroicos. Escuchen los primeros segundos y díganme que no les viene un escalofrío.

———–

7.- POLTERGEIST
Si uno no sabe de dónde viene esta música, lo más probable es que jamás adivine que se trata de un clásico del terror. Una película infantil, quizás. O un comercial navideño. Pero es precisamente esa “inocencia” lo que lo hace inolvidable. Jerry Goldsmith (un maestro) se sacó los zapatos con esta banda sonora, que mezcla los peores horrores imaginables con la ternura de la infancia de la protagonista. Temón.

———–

6.- TIBURÓN
Quién no se ha bañado en el mar tarareando el tema de Tiburón para simular algún ataque marino. Un tema tan icónico que se transformó en un chiste, en la música que usan en cualquier parte y a pito de nada. Pero que en su momento supo transmitir la amenaza del tiburón mejor que cualquier efecto especial. John Williams, un grande.

———–

5.- PESADILLA EN ELM STREET
La maldita canción que cantan las niñitas en las pesadillas. Nada más que agregar.

———–

4.- LA PROFECÍA
Una banda sonora que es horror puro. Con cuerdas, vientos, y coros en latín que le cantan al mismísimo Satanás, Jerry Goldsmith elevó una película que no daba ni tanto miedo, al status de clásico absoluto. Una de las mejores.

———–

3.- EL RESPLANDOR
Stanley Kubrick armó un compilado tan espeluznante, que con sólo escuchar los créditos que abren El resplandor se le pone a uno la piel de gallina. Con un temazo que evoca tanto un oscuro poder sobrenatural (esas graves notas de sintetizador) como también la demencia a la que va el personaje de Jack Nicholson (esos gritos con eco), la dupla compositora/intérprete Wendy Carlos y Rachel Elkind se anotó tremendo poroto. Y entró para siempre en todos los compilados de grandes hitos del terror cinematográfico de la historia. Disfruten.

———–

2.- HALLOWEEN
“Que no se note pobreza”, suelen decir los arribistas. Y en el caso del director John Carpenter y su seminal película, que se note. Que se note harto. El único motivo por el que John Carpenter agarró su sintetizador y se lanzó en solitario a componer e interpretar él mismo uno de los temas más memorables del terror fue precisamente por no tener plata. Él quería una orquesta, llena de músicos, lo más rimbombante posible, pero no se pudo. Y terminó regalándonos esta joya que hasta hoy no se ha igualado.

———–

1.- PSICOSIS
Era que no. La escena de la ducha, ¿sería lo mismo si no tuviera las implacables cuerdas de Bernard Hermann acompañando cada cuchillazo? El compositor declaró alguna vez que decidió usar violines y sólo cuerdas en su banda sonora, porque es el instrumento que más se aseneja a la voz humana. Y por eso –y porque es tan genial- es que nunca vamos a olvidar esta música, ni la película que acompaña. Un trozo tan icónico, que hoy es sinónimo de locura, demencia y asesinato en sí mismo.

© Diego Muñoz.

———–


Muchas gracias, mister. Personalmente habría agregado el tema de Dimensión Desconocida y el de 28 Days Later pero me quejo de lleno, si le quedó bacán la lista. Recuerden cabros que si quieren escribir en Flims, pueden escribirme al mail hermeselsabio arroba gmail punto com con sus textos. El requisito es que sea sobre flims/tele o sus derivados (música, libros, cómics, etc) y que tenga un mínimo de opinión bien argumentadita. No manden tonteras y pónganle empeño que nuestros lectores no tienen tiempo de andar leyendo cosas mal escritas, ni yo tampoco ¿okay? ¡Nos Belmont!

¡No olviden clickear ME GUSTA FLIMS en FACEBOOK ni seguirme en TWITTER porque ayuda a combatir el tránsito lento!

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Categoría: Póngale Play, Terroríficas, Top de tops, Ándate Cabrito

Comentarios (38)

Trackback URL | Comentarios por RSS.

  1. Ricardo dice:

    Para precisar, la seleccion la hizo el autor basada en las peliculas que el vió y dentro de un periodo de tiempo a partir de los 80 mas menos; adicionando Psicosis que es un clásico. Una selección mas ambiciosa y con mas profundidad debiese tener en cuenta un periodo mas amplio de tiempo, revisar bandas de sonido que han sobrevivido al tiempo como “the blob” de 1958 y considerar otros rankings.

  2. Alejandra dice:

    Yo agregaria la musica de Shutter Island … de terror total!

  3. isaac04 dice:

    yo agregaria requiem for a dream

  4. gabyy dice:

    no da tanto miedo pero casi ninguno se pudover

  5. elo dice:

    Buena recopilación, al igual que un comentario, me faltó la banda sonora de Suspiria, ejecutada por Goblin. Y para mi, el número uno es Goldsmith.

  6. Los dice:

    Donde puedo bajar esta música…..

Comente ahora o calle para siempre.




Si quiere salir con fotito, vaya a Gravatar.