Cosas que hay que tener para ser un buen superhéroe + Mirageman


Hasta que estrenaron por fin la leserita del Mirage Man. Como es Semana Santa y yo estoy intoxicado porque me comí cuarenta y siete huevitos de chocolate, se me ocurrió hacer un reportaje maestro para la crítica de este flim chilensis. Porque este superhéroe, como todos, sigue los pasos del primer superhéroe de la historia. El más bacán de todos y el que dejó las cosas listas para los que vinieron después. Como un homenaje a ese (maestro), vamos a repasar todos los Top 7 de las cosas que hay que tener para ser un buen superhéroe, y que empezó Él, el original: Jesús Man. Síganme los buenos.

The best of the best.

1.- La mansa identidad secreta.

Superman hace como que es todo pajarón, Batman se hace el millonario bueno para la jarana, la Mujer Maravilla es la Mujer Ahí No Más, etc. Todos siempre tratan de embolinarle la perdiz al resto para no llamar la atención. Jesús Man empezó toda la onda haciéndose pasar por mueblista piola y hacer los milagros cuando nadie estaba mirando. (Después le dio un poco lo mismo, y por eso lo agarraron. Moraleja: Conservar la identidad secreta).

2.- El disfraz abacanado.

Los superhéroes siempre tienen que tener un look así que de una uno diga “wow, se pasó”, y no se le olvide más. También sirve para que los cabros chicos rallen la papa, lo anden dibujando, y vendan monitos de él. Jesús Man empezó la moda, y aunque es menos colorinche que Superman y no tan homogay como Spiderman, igual la hizo de oro con la túnica, la onda hipposa y la barbita. Después se pone más exhibicionista (cuando queda en calzoncillos) y sale con accesorios más cuáticos (el cintillo, las muñequeras, o esa T gigante que anda trayendo), pero de que es maestro, es maestro. Y fue el más exitoso de todos, porque aunque igual he visto giles con poleras de Batman o de Linterna Verde, el logotipo de Jesús Man lo andan trayendo hasta las abuelitas. O sea que conquistó los medios mercados. Seco.

3.- Los superpoderes.

Jesús Man tenía cualquier poder. Como la mayoría de los superhéroes todo empezó cuando era péndex. El socio fue un día a un carrete con la vieja y cuando cachó que había puro hielo, multiplicó el copete y los canapés, y la hizo de oro. Después empezó a hacer cosas más la zorra, como correr en el agua igual que el cabro chico de Los Increíbles, o resucitar a los muertos y después irse volando y ser indestructible, onda Neo (Dewán).

Mucho antes que Dewán o Peter Pan, ojo.

Podría haber tenido garras Wolverine para haber rajuñado a los romanos, pero no le habría servido de nada, porque más encima era pacifista. Lo que nos lleva al siguiente punto:

4.- La causa justa.

Aquí sí que Jesús Man hizo escuela. Ahora los superhéroes se van en la pura antidelincuencia, y andan frustrando asaltos y recuperándole las carteras a las abuelitas (a lo más bajan un gato del árbol, la típica), pero siempre es porque a ellos les pasó algo malo y se andan vengando (así cualquiera) Otros son más egocéntricos y no hacen nada por el prójimo y puro pelean entre ellos (onda X-Men), pero Jesús Man estaba preocupado de todos y por todos, y a pito de nada (Superman igual quiere hacerle la competencia en ese sentido, pero no le da para tanto). Jesús Man es el más profundo de todos, y suelta las medias frases para el bronce. O sea, más bueno que el pan el compadre. (En una parte incluso se agarra con unos piratas que estaban vendiendo estrenojuegoyprograma a la salida de la Iglesia, y dejó la grande) (O sea que también tiene su genio)

5.- La minoca.

Aquí depende de la película que uno esté viendo, pero igual había su rollo con la Magdalena, para qué andan con cuestiones. La comadre era igual de suelta que la Mary Jane del Spider-man, pero ni tan metete como la Luisa Lane o la Dawson’s Creek, así que uno igual le tiene buena. (A veces es harto hot, además).

Más lo que la pelan en el Código Da Vinci

6.- El compinche.

El más típico es el Robín, obvio, aunque Batman tiene caleta (el mayordomo, la plata, etc). Varios tienen compinche, el Quijote, el Sherlock Holmes, Krypto, etc. Es el que anda detrás del superhéroe y lo salva justo cuando el otro está amarrado, etc. Siempre parten solistas en todo caso, así que es optativo. Igual Jesús Man tenía a Pedro, pero como era de más bajo perfil al final no se notó tanto. Pero las hacía todas.

7.- El archienemigo.

Está diciendo: Magneto, el Guasón, el doctor Óctopo, etc. Cuando uno ve las películas de Jesús Man, juega el juego de Play o lee los cómics, se da cuenta de que el compadre tenía caleta de enemigos, y eso siempre salva, porque hay harta pelea, y todos agarrados de las mechas.

Este es el malo, por si las moscas.

Acá tenemos al Demonio, por supuesto, que se disfraza de león, de serpiente, o de guagua horrible sin cejas, y después todos los demás, onda el emperador, los romanos mala onda con los cascos con escobillón, hasta su amigui Judas resultó ser malo (spoiler). O sea, que nunca falte con quien pelear.

Y sería tutti. Ahora los mando a la Zona para que lean la super mega crítica a Mirage Man, y ya con esto que les conté sobre los superhéroes sí que lo van a entender mejor.

CRÍTICA A MIRAGE MAN: ¡LONK!

Leave a Comment