BOURNE: EL ULTIMÁTUM.


Ya cabros. Ya sé que andaban todos preocupados por mí así que gracias a todos los cientos (dos) de mails que me llegaron preguntándome qué me pasaba, vuelve Hermes, etc.

Primero que nada, una tremenda noticia, que sin duda alegrará a todos los fliméfilos del país. Finalmente (por fin) se estrenó Supercan y Los seis signos de la luz. Asi es, chiquillos. Por fin vamos a dejar de ver esos malditos trailers delante de las películas. (Ojalá que todos los que vayan a ver esas películas les salga una joroba peluda, por giles).

Estoy más atrasado que no sé qué con esta crítica, pero esta película es tan pero tan buena, que se me olvidó escribir, hacer la cama y hacerme el nudo de los zapatos por dos semanas. Así que avisen en su casa antes de ir a verla, si no, los van a internar.

Ya saben ya. ¡Lonk!

Leave a Comment